Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Venezuela

Con un 0800-Sabotaje, Maduro completa su saga conspirativa

El Mundo

En medio de la crisis económica, creó una línea telefónica para denunciar actos contra la revolución; la iniciativa se suma a otra decena de acusaciones de complots

Por   | Para LA NACION

CARACAS.- Venezuela contará desde pasado mañana con una nueva herramienta para "luchar" contra las conspiraciones que, según la literatura oficialista, resquebrajan el sueño de Hugo Chávez: el número telefónico 0800-Sabotaje.

"Como parte de las medidas especiales contra la guerra económica, la guerra eléctrica que ha desatado la burguesía amarilla, la derecha fascista, hemos activado un centro de información para que en tiempo real ustedes nos hagan llegar perlitas", sorprendió ayer el presidente Nicolás Maduro, una vez más, en una cadena nacional obligatoria de televisión. La revolución bolivariana ya tiene su propio teléfono de la esperanza.

La crisis aguda de desabastecimiento y escasez de alimentos y productos básicos, que cumple 11 meses sin que se vislumbre un final, golpea con tal dureza a la revolución que Maduro se ha visto forzado a elevar aún más el grado de "conspiranoia" con el que justifica la deriva económica, social y política de su proyecto.

El nuevo líder chavista justificó la creación del Órgano Superior de la Economía porque así garantizará el "abastecimiento y el funcionamiento de toda la economía", además de "dirigir la guerra económica entre el gobierno y el pueblo" (aunque quiso decir lo contrario).

El gran reto, según Maduro, será "neutralizar todos los factores que sabotean la vida económica del pueblo". Y para ello contará con un estado mayor militar. "Trabajará junto a las salas de batalla social, consejos comunales, comunas y movimientos sociales. Esta instancia la voy a dirigir yo personalmente. Asumo la batalla económica contra los planes de la guerra fascista contra el pueblo", dijo.

El nuevo líder bolivariano también acusa a "los gringos y al imperio [por Estados Unidos]" de su desastrosa gestión económica, criticada por más del 67% de la población. Incluso se atreve a poner fecha a la próxima conspiración planeada desde la Casa Blanca: "Hicieron el plan Colapso Total. Piensan que en octubre, Venezuela colapsa".

Los aliados de Barack Obama para semejante operación serían tanto la oposición política, liderada por Henrique Capriles, como los empresarios locales, a los cuales Maduro suele amenazar: "Vamos a imaginarnos lo peor, el plan Colapso Total triunfa, Maduro cae, viene un presidente pelucón [el calificativo que utiliza el presidente Rafael Correa para señalar a la burguesía ecuatoriana]. Señores de la empresa privada, ¿ustedes creen que un presidente fascista va a poder gobernar a la Venezuela del siglo XXI que formó Chávez? ¡Jamás!"

En la Venezuela del surrealismo mágico, las supuestas "conspiraciones" y los constantes intentos de "golpe de Estado" son tan frecuentes como los errores dialécticos de su presidente. Todo hace prever que el teléfono 0800-Sabotaje (0800-72268253) se verá desbordado. Sus operadores tendrán que recoger las denuncias de los seguidores de la revolución que creen el mensaje oficialista.

Cuando la semana pasada el 70% del territorio se apagó, Maduro impuso su teoría del "golpe eléctrico" a las explicaciones del ministro: "Fue un sabotaje. No nos van a sacar de aquí, aunque nos apaguen 1000 veces la luz".

La misma "conspiranoia" se utilizó desde el poder para justificar el origen de la explosión hace un año en la refinería de Amuay, que costó la vida de 47 personas y pérdidas económicas de 1100 millones de dólares. "Un ataque brutal", resumió Rafael Ramírez, presidente de Pdvsa. Una acusación basada en la desaparición de varios pernos, que ni sindicatos ni expertos han creído.

"Todo indica que era un sabotaje", insistió el propio Maduro. "Allí están las pruebas? Contra Chávez la ensayaron en varias, pero el golpe fuerte fue Amuay", añadió.

El "hijo de Chávez" fue el primero en anunciar al mundo, horas antes de su muerte, que al comandante revolucionario sus enemigos le habían inoculado el cáncer que le devoró. "Tengo la certeza, en lo personal, de que Chávez fue asesinado", dijo la semana pasada, al cumplirse seis meses de su fallecimiento.

Nada se sabe de la famosa comisión científica que se iba a formar para "investigar los antecedentes y origen de esa extraña, abrupta y sorprendente enfermedad que se apoderó de su cuerpo en el momento de mayor plenitud de sus fuerzas y energías físicas y creadoras para la patria".

Maduro se sintió en la obligación de continuar las denuncias antiimperialistas de Chávez y Fidel Castro con un saldo llamativo: 11 conspiraciones y cuatro intentos de magnicidio en lo que va de año. Terroristas salvadoreños, paramilitares colombianos, el ex presidente Álvaro Uribe, veneno, francotiradores... Un arsenal digno de una novela de John le Carré, que a buen seguro centraría su obra en el más rocambolesco de todos, el que elevaba a Maduro al trono del Olimpo político: "El plan era eliminarme a mí en simultáneo al ataque contra Siria. Es una ofensiva imperial, camaradas".

Algunas teorías peculiares

Varios son los complots que denunció Maduro

  • Cáncer inoculado
    Cuando aún era vicepresidente a cargo del Ejecutivo venezolano, afirmó que los "enemigos históricos" del país le habían "inoculado" el cáncer a Chávez
  • Envenenamiento
    A fines de mayo, dijo que un grupo de expertos proveniente de Miami y dirigido por Roger Noriega querían inocularle un "veneno" a él
  • Sabotaje económico
    En julio, denunció que el dólar paralelo era "uno de los principales instrumentos del sabotaje económico que tienen quienes quiere embochinchar y dañar" al país
  • Guerra psicológica
    En agosto, aseguró que detrás de las mafias que asaltan a mujeres para cortarles el cabello hay una "guerra psicológica" contra Venezuela
  • Sicarios colombianos
    Pocos días después aseguró que dos sicarios del ex presidente colombiano Álvaro Uribe habían intentado asesinarlo
TEMAS DE HOYColoquio de IDEAReforma del Código Procesal PenalEl brote de ébolaEstado Islámico