Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

De no creer

La señora no tiene competencia

Opinión

Competitividad, competitividad, competitividad. Esta palabreja me tiene harto. Todos están preocupados por la competitividad del país. Hasta la señora habló el miércoles del tema. Es cierto que no soy un experto en la materia, pero me da la impresión de que con esta delantera -Bergoglio, Messi, Máxima y, sobre todo, Cristina- no podemos perder.

Sin embargo, algo debe estar pasando. Lo habrán leído: acaba de conocerse el ranking de competitividad (mide calidad institucional, clima de negocios, educación e innovación, entre otras cosas) del Foro Económico Mundial, y la Argentina, al perder 10 lugares en sólo un año, quedó 104 entre 148 países. En América latina nos superan todos, menos Venezuela (134) y Haití (143).

Al analizar esta tabla de posiciones, en la que la Bolivia de Evo está ubicada en el puesto 98, nuestro columnista Andrés Oppenheimer se escandalizó con la situación argentina. En cambio, yo soy optimista. Un par de gritos de la señora y volvemos a subir. Hay que ir paso a paso. Primero hay que alcanzar a Bolivia, que no debe ser un tigre asiático, ¿no? Chile (34), Brasil (56) y Uruguay (85) todavía nos quedan un poquitín lejos. Necesitaríamos unas cuantas re-re para acercarnos.

Todo esto, claro, si le creemos al Foro Económico. Yo le creo a Cristina, que dice que estamos mejor que Canadá (14) y Australia (21). Algo me hace sospechar que esta entidad está en una movida destituyente. Además me pregunto: ¿el ranking tuvo en cuenta las perspectivas que se le abren al país a partir de la llegada al Congreso de Insaurralde y sus propuestas para combatir la inseguridad?

Que me perdonen, pero yo veo competitividad por todos lados en la Argentina. Ejemplos. 1) Scioli, competidor nato, se alió con De Narváez, que ya casi no compite, y le maneja la campaña a Insaurralde, que le encantaría poder competir, para entablar una puja con Massa hasta ver cuál de los dos deja a Cristina fuera de competencia. 2) Cristina ungió a sus candidatos y los preparó para competir, aunque después de las primarias llegó a la conclusión de que son todos unos incompetentes. 3) Las disidencias que han aflorado en el seno del oficialismo nos están hablando de una interesante carrera para ver quién se va antes y más lejos. 4) Lilita Carrió denunció un intento de golpe porque detesta ser menos que Cristina. 5) Macri dice que ya es candidato a presidente para 2015; un vivillo: habla del Mundial y está teniendo muchos problemas para superar las eliminatorias.

Otros ejemplos de la competitividad argentina, ahora en economía. 1) A este ritmo de suba de precios (2,1% en agosto) ya casi no tenemos rivales en el torneo mundial de la inflación. 2) El martes, Standard & Poor's le bajó la nota a la deuda argentina, que ahora tiene la peor calificación de toda la región; el mensaje es: entréguense, hermanos latinoamericanos, también en esto somos insuperables. 3) En el mundo, discutir una ley de presupuesto lleva semanas y hasta meses; acá la vamos a votar en un par de días; total, a estas alturas nadie le cree. 4) Presidentes de bancos centrales de muchísimos países están llamando a Mercedes Marcó del Pont para preguntarle cómo hace para lograr mantener un ritmo tan sostenido de caída de las reservas: este año ya perdió 7800 millones de dólares, a razón de unos 31 millones de dólares por día (a Mariano Recalde le dicen de todo y apenas pierde US$ 2 millones por día, balance más que meritorio para alguien que no sabía nada de aviones). 5) La Sociedad Rural Argentina informó que por la crisis en el sector lácteo, en los últimos 7 años se han perdido unos 1000 tambos por año, lo cual demuestra la fortaleza del sector, que pese a eso sigue en pie; además, seamos sensatos: si se perdieron 7000 tambos, ya los van a encontrar; tantos tambos juntos no pueden haber ido muy lejos.

Donde no somos tan competitivos es en la fabricación de autos. El número dos de Volkswagen Argentina, Jorge Portugal, comentó que mientras acá se necesitan 42 horas/hombre por auto, en otros países la cifra se reduce a 24 horas. No lo desmiento, pero me gustaría saber en qué condiciones entregan esos autos.

Uno de los conductores de nuestra economía, Ricardo Echegaray, nos mostró el camino con el regalo que le hizo a su hija Camila, que cumplió 18 años: un Audi A1. Valor aproximado: 40.000 dólares. Sólo ahora la pobre Cami es competitiva respecto de sus amigas, que tienen unos autazos. No quiero pensar lo que ha sufrido esa chica con el Toyota Corolla que tuvo hasta sus 17 añitos.

La estirpe de Echegaray quedó reflejada, por otra parte, en la explicación que dio. Habló del amor que tiene por ella, dijo que "a los hijos se les da todo" y remató con eso de que "18 años no se cumplen todos los años". No estaría tan seguro. Sospecho que durante un largo tiempo Cami le va a decir a su padre que sigue cumpliendo 18.

En la semana en la que se conmemoraron los 125 años de la muerte de Sarmiento, quiero dedicarle el párrafo final. Ya sabemos lo bien que hizo todo y el legado extraordinario que le dejó al país. Pero reparemos en un dato. Nació pobre y murió pobre. Aun en su grandeza, no puede competir con Cristina..

TEMAS DE HOYElecciones en AFAReforma del Código Procesal PenalPresupuesto 2015Damián Stefanini