Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Educación / Protestas contra la reforma del secundario

Se extiende la toma de colegios y ya afecta a más de 7300 alumnos

Sociedad

Suman siete los establecimientos en conflicto y hoy se agregaría otro; también se impide el dictado de clases en el Nacional de Buenos Aires y en el Carlos Pellegrini, aunque no cambiará allí la currícula

Por   | Para LA NACION

 
 

El conflicto en los colegios de la ciudad de Buenos Aires sigue escalando. Ayer adhirieron tres establecimientos más a la toma: los dos secundarios preuniversitarios Nacional de Buenos Aires y Carlos Pellegrini, y la Escuela Normal 11 Ricardo Levene. Estos últimos se sumaron al Mariano Acosta, el Normal 1, el Lenguas Vivas y el Rogelio Yrurtia, por lo que ya son siete los colegios tomados, y los alumnos del colegio Julio A. Roca, en Belgrano, adelantaron que mañana también se sumarán. Así, ya son 7337 los estudiantes que están sin poder asistir a clases por un conflicto que no se sabe cuándo podría terminar.

La politización del conflicto quedó ayer en evidencia con la adhesión a las protestas de los dos colegios que dependen de la Universidad de Buenos Aires, y que, por lo tanto, no se verán afectados por la reforma curricular que intenta implementar el gobierno porteño para adecuarse a la ley federal de educación.

A pesar de esto, representantes de los centros de estudiantes de ambos secundarios afirmaron ayer que adhirieron a la toma no sólo en solidaridad con las otras escuelas, sino también porque temen que más adelante la reforma pueda afectarlos. Los rectores, en cambio, negaron categóricamente que esto fuera posible.

El vocero del centro de estudiantes del Nacional de Buenos Aires, Nicolás Cernadas, fue contundente respecto del futuro de la toma en ese colegio: "La consigna votada por los estudiantes de la asamblea es muy clara: abajo las reformas de la Nueva Escuela Secundaria de Calidad (NESC) que pretenden imponer desde el gobierno nacional y porteño. No queremos que se cierre ni una sola orientación ni que se aplique el plan en ningún secundario en 2014". Este colegio está tomado y en estado de "asamblea permanente". La decisión se tomó luego de una ajustada votación en la que 716 estudiantes votaron en contra de la toma y 732 a favor. La idea de recurrir a esta medida de fuerza fue presentada por la agrupación Oktubre, una organización vinculada con el Partido Obrero que actualmente tiene la presidencia del centro de estudiantes. Las agrupaciones con representación minoritaria, entre las cuales están Los Eternautas -cercanos a La Cámpora-, votaron mayormente en contra.

El rector, Gustavo Zorzoli, reveló que debió pasar la noche en su despacho del colegio, ya que si se retiraba no iba a poder regresar.

En el Pellegrini, donde la votación en favor de la toma fue ampliamente mayoritaria, también afirmaron que una de las causas de la medida tenía que ver con los posibles cambios curriculares.

"En 2015 tendremos que adaptarnos al nuevo bachillerato, y no nos informan cómo va a afectar esto nuestro contenido curricular. Por eso, hoy pedimos que se respete nuestro plan de estudios y que, si hay cambios, sea sólo con la participación de los estudiantes", señaló un vocero del centro de estudiantes minutos después de que se votara a favor de la medida de fuerza.

Sin embargo, el rector Marcelo Roitbarg negó rotundamente que el plan de estudio de este secundario corra riesgo de ser modificado y criticó duramente la toma. "En las escuelas universitarias los contenidos curriculares dependen del consejo superior de la universidad; cualquier reforma del plan de estudios la haremos nosotros. Defender la toma con este argumento es un disparate", explicó Roitbarg a LA NACION. El rector se mostró impotente por la toma y afirmó que las autoridades del colegio no tienen herramientas para evitarla. El rector del Nacional de Buenos Aires también fue terminante en este tema. "Es increíble que tomen el colegio en reclamo por los nuevos planes de estudio cuando este colegio es completamente autónomo del Ministerio de Educación en este aspecto", explicó Zorzoli.

Mientras tanto, según pudo saber LA NACION, ayer por la tarde se mantuvo una reunión entre el Consejo Superior de Educación y el Ministerio de Educación de la ciudad y se discutió la posibilidad de aumentar efectivamente la cantidad de orientaciones de 10 a 17, lo cual ayudaría a destrabar el conflicto.

Tres días de ocupación

Las claves de un problema que aún no se resuelve

  • Colegios tomados
    Ayer llegaron a siete los colegios tomados. Los porteños públicos Mariano Acosta, Normal 1, Lenguas Vivas, Yrurtia, Normal 11 y los dependientes de la UBA Nacional de Buenos Aires y Carlos Pellegrini
  • Alumnos sin clases
    Afecta a un total de 7337 estudiantes
  • Escuelas de la UBA
    Aunque ayer adhirieron dos de los colegios de la UBA, la reforma no afecta sus planes de estudio
  • Orientaciones
    Los cambios de la escuela secundaria implican reducir la cantidad de orientaciones de 158, a 10 para estar en sintonía con la ley nacional de educación

Del editor: qué significa.
La conflictividad es inseparable del proceso electoral que atraviesa la ciudad. Sólo así se explica la participación de alumnos no afectados por la reforma.

TEMAS DE HOYCaso García BelsunceRiver PlateBoca JuniorsImpuesto a las Ganancias