Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Pablo Ferreyra: "Represento a una sociedad politizada diferente a la que representaría Mariano"

Política

El hermano del militante del PO asesinado en 2010 busca una banca en la Legislatura porteña en una lista colectora al kirchnerismo; asegura cuestionar al Gobierno "por izquierda"

Por   | LA NACION

La clave de wi-fi anotada en la esquina de un pizarrón, innumerables computadoras y papeles en una mesa de vidrio, un escritorio contra el ventanal, sillas desparramadas por doquier, paredes blancas y desnudas de cualquier afiche proselitista, la puerta naranja que sólo se cierra con un tacho de basura como tope. El departamento de un piso 5 en Hipólito Yirigoyen al 1900, a metros del Congreso, no sólo es la base de campaña de Pablo Ferreyra y escenario de esta entrevista con LA NACION, también parece reflejar su propia situación y estado de ánimo: con apenas 10 días como candidato a legislador porteño, el hermano de Mariano Ferreyra aún se acomoda en su búnker y en la escena política de la Capital.

Ferreyra reinvindica la lucha por la muerte de su hermano, el militante del Partido Obrero (PO) asesinado en 2010 y por el que fue condenado el ex líder de la Unión Ferroviaria José Pedraza, pero la despega de su candidatura en la lista de Alternativa Popular, que el próximo 27 de octubre irá junto a la boleta del Frente para la Victoria (FPV) de Daniel Filmus-Juan Cabandié.

Niega ser "kirchnerista puro", asegura cuestionar al Gobierno "por izquierda" y tener una "agenda de propuestas propias", pero reconoce en Cristina Kirchner el liderazgo de su participación política. "El mismo día del acto me llamó Oscar Parrilli [secretario general de Presidencia] para participar, fue como una bofeteada porque nos obligó a adaptarnos a la vorágine de los medios inmediatamente", dice Ferreyra sobre el impacto que le significó participar en la inauguración de un centro cultural en el corazón de la villa 21, junto a la jefa de Estado, apenas un día después de oficializar su candidatura. "Recién esta semana pudimos acomodarnos y empezar a disfrutar más de la campaña electoral", señala.

-Hasta 2004 militaste en el PO, donde estaba Mariano cuando fue asesinado, ¿por qué sos candidato de una lista colectora del kirchnerismo?

-Cuando dejé el PO en 2004 empecé a acercarme al gobierno nacional. Apoyé algunas medidas estructurales, como la Asignación Universal por Hijo, la estatización de las AFJP y de Aerolíneas Argentinas. Y me marcó como quiebre la crisis del campo en 2008, donde visibilicé algunos enemigos comunes.

-¿Discutías con tu hermano de política?

-Había diferencias, discutíamos, pero también había un lugar de encuentro donde no explotábamos las antinomias políticas y las dejábamos pasar.

-¿Cómo viviste el asesinato de tu hermano desde tu acercamiento al Gobierno?

-Fue una situación compleja, porque hay una cantidad de deficiencias que tiene el Estado que son el punto nodal donde confluye eso. El asesinato de Mariano tiene que ver con las fuerzas de seguridad, con la zona liberada y la tercerización laboral, problemáticas que aún continúan. Para mí fue un cimbronazo fuerte porque ponía en duda algunas convicciones mías, pero intenté abrir la problemática que traía el asesinato de Mariano.

La realidad es un poco más compleja que encontrar relación directa entre el asesinato de Mariano y el Gobierno

-¿No apoyás la estrategia del PO?

-Intenté abrir la discusión fuera del partido porque ya no militaba ahí y porque ellos direccionaron el conflicto contra Cristina o la cabeza del Estado. Yo desafío un poco la linealidad de esas ideas, la realidad es más compleja que encontrar relación directa entre el asesinato de Mariano y el Gobierno.

-¿Aceptas la conversación telefónica que se conoció entre Pedraza y el ministro de Trabajo, Carlos Tomada?

-Es un vínculo que yo no estaba dispuesto a tolerar. Pero en términos jurídicos, más allá de mostrar un vínculo afectuoso entre Pedraza y Tomada, no significa nada en términos de prueba concreta. Decir que Pedraza es Tomada es una estrategia política. El juez destacó al final del juicio que Tomada tiene una charla con Pedraza después de 40 llamadas sin atender.

-¿Qué pasó desde el juicio hasta tu candidatura actual?

-Pasé por varias etapas, pero yo no represento al kirchnerismo puro porque no vengo de ahí. El acercamiento al oficialismo no sólo se dio a partir de la reunión con Cristina a fines de 2010, sino que durante el juicio empiezo a ser incluido en algunos ejes del Gobierno, como la democratización de la Justicia. El caso de Mariano, por la velocidad en que tuvo sentencia, fue un caso testigo excepcional de cómo la Justicia tiene que actuar.

-¿Cristina te ofreció que seas candidato?

-Nunca vi a Cristina más allá de actos. Posiblemente se haya barajado mi nombre para que yo vaya en la lista oficial, pero ahí no puedo tener la potencialidad que puedo tener en Alternativa Popular. Asumo que esta lista complejiza algunas cuestiones que el kirchnerismo no puede o no lo hace. En la lista oficial yo hubiera estado con menos posibilidades de tener mi agenda.

Yo no represento al kirchnerimo puro porque yo no vengo de ahí

-¿No la hubieras aceptado?

-No lo hubiera aceptado. Estoy casi seguro.

-¿En tu lista hay gente de Aníbal Ibarra?

-Está María Elena Naddeo, pero también el Partido Comunista. Ellos están en el acuerdo porque tenían la personería partidaria. Yo no podía hacer un partido de un día para el otro. Pero desde el número cinco para abajo, pude hacer la lista con compañeros míos.

-¿Estuviste por sellar un acuerdo con Marea Popular y Claudio Lozano?

-Hubo discusiones el año pasado, pero por la diferente forma de caracterizar al kirchnerismo que tenemos no prosperó. Nosotros tenemos más diálogo con el oficialismo y los sectores que representa Marea Popular todavía responden a la matriz del Frente Amplio Progresista.

-¿Cómo interpretaría tu hermano tu candidatura en una lista que no es la del PO?

-Igual que el Partido Obrero (risas). En lo personal se alegraría porque alguien hace política, pero su posición sería la misma que la del partido.

-¿Te molesta que tu candidatura se ligue con el asesinato de tu hermano, que eso te haga conocido?

-A mí me vuelve público la representación que encaro por el juicio y castigo por el asesinato de Mariano. El subtítulo de "hermano de Mariano" es algo positivo, no me molesta, aunque desde la Izquierda lo interpreten como utilización del apellido. Eso sólo representa un aspecto mío, y no el total de lo que puedo mostrar o ser.

-¿Sos candidato para reivindicar a Mariano?

-No pondría mi candidatura en ese plano. Desde este lugar puedo dar una discusión más profunda sobre el tema de tercerización y esa sería una forma de reivindicar a Mariano. Pero yo represento a una sociedad politizada diferente a la que representaría Mariano. Él está muy bien representado por el PO.

 
Pablo Ferreyra se alejó del Partido Obrero en 2004 y ahora es candidato por una lista colectora al kirchnerismo. Foto: LA NACION / Ezequiel Muñoz
 

-Entonces, ¿no mezclas tu candidatura con tu hermano?

-La muerte de Mariano nos interpela sobre trabajo digno, la seguridad y el modelo sindical que hay que erradicar, pero yo no tengo por qué mezclar a mi hermano en este tema. Más allá del rotulado, vengo a discutir problemáticas de los porteños: vivienda, transporte, salud, educación y trabajo.

-¿Y cómo te separás de eso?

-Es difícil reflejarlo porque yo me hice público a partir del asesinato de Mariano. El comentario más cruel es que fui cooptado con dinero y entonces funciono de alguna manera como legitimador del discurso kirchnerista. Pero yo lo veo como un momento de mucha coherencia. Los aportes que hizo el kirchnerismo son los que voy a seguir defendiendo y no me voy a callar las cosas que hay que repensarse.

El comentario más cruel es que fui cooptado con dinero y entonces funciono de alguna manera como legitimador del discurso kirchnerista. Pero yo lo veo como un momento de mucha coherencia

-Pero tu lista es colectora del kirchnerismo, ¿se pensó en algún momento una lista única?

-No. Cuando se da la posibilidad de construir la colectora para mi no hubo dudas. Existió el margen para crear un programa propio y plantear por lo menos 15 candidatos. Si no se daba esa configuración era muy difícil que fuera candidato.

-La boleta de Filmus-Cabandié no superó el 20 por ciento en las primarias, ¿qué perspectivas tenés?

-Creemos que el piso va a ser más alto. Nosotros con esta lista queremos acercarnos a 6 o 7 puntos y creo que habrá una mejora en la fórmula Filmus-Cabandié. Pino [Solanas] va a tener una retracción y [Elisa] Carrió hace mejor tándem con [Gabriela] Michetti. Nosotros buscamos disputar el voto del propio kirchnerismo, que en la Capital tiene una demanda mayor o que le ofrezca algunas cosas más.

-¿Disputarás votos a la lista de Jorge Taiana?

-Su lista tiene un núcleo más peronista y representa un peronismo que viene disputando el lugar al macrismo.

-En los últimos días el Gobierno presentó medidas contra la inseguridad que levantaron polémica, ¿qué opinás?

-No creo que el Gobierno haya dado un viraje porque hubo intengrantes del oficialismo que salieron a cruzar a [Martín] Insaurralde. Me parece que es un debate abierto, típico de períodos electorales, y yo no estoy de acuerdo casi de ninguna de las cuestiones que impulsa Insaurralde. La juventud es un sector muy vulnerable y no se puede cargar el germen de la maldad y la delincuencia. La matriz problemática sigue siendo la de la policía y hay una falta de políticas de seguridad seria.

-¿La inseguridad en Capital también es el principal problema?

-La política del macrismo es nula. Básicamente se cultiva la tolerancia cero. No hay diálogo. Para mí, la matriz que tenía más potencialidad era la de los primeros años de Néstor [Kirchner], la política de no represión y buscar el diálogo donde sectores civiles manejen a las fuerzas..

TEMAS DE HOYCristina KirchnerFondos públicosElecciones 2015NarcotráficoTorneo Primera División