Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

La fiscalía teme que Julio César Grassi "se fugue" y pide su "inmediata detención"

Seguridad

El fiscal de Morón Alejandro Varela realizó el pedido ante el tribunal Oral Criminal; el párroco permanece en su quinta de Hurlingham, frente a la Fundación Felices los Niños

El fiscal de Morón Alejandro Varela pidió hoy la "inmediata detención" del sacerdote Julio César Grassi, condenado por abuso y corrupción de menores, ante el Tribunal Oral Criminal (TOC) al haberse agotado todas las instancias de apelación en la provincia de Buenos Aires tras el fallo de la Suprema Corte.

"Hay una sentencia de la Corte bonaerense y eso ya alcanza para detenerlo", dijo Varela a Télam, aunque aclaró que eso no se concretaría "hasta la próxima semana", ya que el Tribunal evaluaría su pedido a partir del lunes. Además, el fiscal opinó que teme que Grassi "se fugue".

También el abogado querellante Juan Pablo Gallego presentó un escrito ante el Tribunal Oral Criminal 1 de Morón para pedir su detención, tras el fallo de la Suprema Corte de Justicia bonaerense, que anteayer ratificó la condena contra el sacerdote Julio César Grassi, sentenciado a 15 años de prisión por los delitos de abuso sexual agravado y corrupción de menores.

"Yo tengo la sospecha de que este sujeto puede fugarse como ya lo hizo en 2002, cuando se fue de un programa de televisión al enterarse de que era buscado por la policía", dijo el abogado y remarcó que Grassi "tiene todos los elementos para fugarse".

LA CAUSA

La causa contra el cura Grassi se inició en 2002 y llegó a juicio oral en 2009, acusado por 17 hechos de abuso sexual y corrupción de menores en perjuicio de tres chicos de la Fundación Felices Los Niños, que entonces el sacerdote presidía.

El 10 de junio de 2009 el TOC N° 1 de Morón condenó a 15 años de prisión a Grassi al hallarlo culpable de haber abusado en dos oportunidades del menor identificado como "Gabriel", quien estaba a su cuidado en la Fundación, y por un tercer hecho de corrupción de un menor, ambos cometidos en 1996.

El cura vive, gracias a una prisión morigerada, en una casaquinta situada frente a la Fundación Felices los Niños, donde ocurrieron los hechos por los que fue condenado..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYEl secuestro del padre de Carlos TevezCarlos TevezLa pelea con los holdoutsCrisis energética