Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

El currículum "confrontativo" de Camila Speziale, la activista detenida en el Ártico

Sociedad

Ingresó a los 17 años en la organización ecologista; esta era una misión de una serie en las que venía participando desde hace un año

Camila Speziale, la activista de Greenpeace que fue detenida en el Ártico por oficiales rusos, pese a sus apenas 21 años, tiene su currículum en protestas ambientales. Esta estudiante de fotografía, hace cuatro años se alistó como voluntaria: tenía apenas 17 y una convicción de su lucha por el medio ambiente.

Como voluntaria de Greenpeace había participado en actividades de escalada y resistencia en la ciudad de Buenos Aires y en el interior del país para reclamar contra la minería, por la sanción de una ley de residuos electrónicos, entre otras causas de la organización ambientalista. En las imágenes se puede ver a Camila en una acción en Chile contra el proyecto minero Pascua Lama (Barrick Gold), una en el Centro Cívico de la ciudad de San Juan contra la minería de Barrick Gold en la Reserva San Guillermo y una acción para reclamar a la ministra de Producción Débora Giorgi que no trabe la sanción de la ley de residuos electrónicos.

"No es la primera acción a la que la mandamos; esto forma parte de una serie y Camila sabía que podía exponerse, aunque nunca pensamos que tendría que soportar una agresión tal que no se condice con la acción que estaban desarrollando", explican a LA NACION desde la oficina de Prensa de Greenpeace en Buenos Aires.

Y agregan: "Esta vez Camila fue elegida por ser una excelente escaladora, porque habla inglés, porque tenía experiencia en acciones confrontativas, y por cualidades personales, su temple y buena predisposición, como para formar parte de un equipo en altamar".

Camila fue partícipe activa de la campaña "Salvá el Artico", lanzada por Greenpeace hace más de un año, y que ya cuenta con la adhesión de 4 millones de personas a nivel global que exigen que la zona deshabitada alrededor del Polo Norte sea declarada área protegida por las Naciones Unidas; también pide que se prohíba la actividad petrolera y la pesca industrial que ponen en peligro esta región.

Desde la organización reconocen que eran conscientes de una posible sanción contra los jóvenes, pero no imaginaron que terminaría en una detención. Ayer, Camila fue apresada mientras participaba de una acción más de defensa del Ártico y estaba junto a otros 24 activistas. Según asegura Greenpeace, habrían sido amenazados a punta de pistola por autoridades rusas.

Por la modalidad de protestas de alto impacto mediático de Greenpeace, los voluntarios que las protagonizan suelen recibir apercibimientos de algún tipo. La organización ecologista aclaró que tiene un equipo de abogados que trabajan permanentemente en estas gestiones. "Lo que ocurre esta vez es que no sabemos de qué los van a acusar", admitieron. Greenpeace Internacional no ha recibido ninguna confirmación oficial de los posibles cargos.

Los activistas argentinos y toda la tripulación del rompehielos de Greenpeace Arctic Sunrise permanecen bajo la custodia de las autoridades rusas desde hace más de 24 horas, cuando fueron abordados mientras protestaban contra la exploración petrolera en el Ártico. "La seguridad de los activistas sigue siendo nuestra prioridad. No han hecho nada para merecer este nivel de agresión, nuestros reclamos han sido siempre totalmente pacíficos. En nuestra última conversación telefónica con el barco, quedó claro que la tripulación mantiene su espíritu intacto y sabe que cuentan con el apoyo de miles de personas que están con ellos para oponerse a los peligros de la extracción de petróleo en el Ártico.", declaró Mauro Fernández, de Greenpeace en Argentina..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYCristina KirchnerFondos públicosElecciones 2015LA NACION DataTorneo Primera División