Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Control-Alt-Delete, el error de Bill Gates

El creador de Windows confesó que esa combinación de teclas, que permite acceder al panel de tareas o forzar el apagado de la PC, surgió por error

Viernes 27 de septiembre de 2013 • 16:26
0

Cualquiera que lidie diariamente con el Windows sabrá que, en cualquier momento en que se le cuelgue la máquina o tenga que salir apurado, puede reiniciar o bloquear la PC con una simple combinación de teclas: Ctrl+Alt+Del (o Supr, según de dónde sea el teclado). Es la navaja suiza de cualquier persona que trabaje con este sistema operativo, ya que permite acceder de forma directa al administrador de tareas o directamente apagar la PC sin tener que cerrar programa por programa.

Ahora bien, en una entrevista, realizada durante esta semana, Bill Gates declaró que este juego de teclas, tal vez el más popular dentro de los atajos de Windows (junto con el Ctrl+C/Ctrl+V/Ctrl+Z), surgió como un error.

Según Gates, durante el desarrollo de la PC ( hace 30 años ) esperaban tener una sola tecla que cumpliera ese rol, pero el ingeniero de IBM encargado de el BIOS (un elemento clave en la gestión del hardware de la computadora), Dave Bradley ( al que entrevistamos en esta nota ) no quiso darles un botón especial para ello.

A casi 30 años de su lanzamiento, y con múltiples actualizaciones, este juego de teclas sigue siendo uno de los recursos más utilizados, y a pesar de haber nacido por el capricho de un ingeniero (que necesitaba un comando para poder reiniciar los primeros prototipos, propensos a las fallas) se mantiene en las sucesivas versiones del Windows.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas