Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Espectáculos

 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

En gira

Jon Bon Jovi, carismático y jovial

Espectáculos

Al frente de su banda, el cantante presentó su producción discográfica ?más reciente, What About Now; también interpretó los grandes éxitos de toda su carrera

Por   | Para LA NACION

 
 

"¿Están listos para Bon Jovi?", gritó Chad Kroeger, cantante de Nickelback, justo antes de cerrar su presentación en el estadio de Vélez con el hit "How You Remind Me", en la noche del jueves último. Los gritos del público indicaron que lo estaban y, media hora después, Bon Jovi subió al escenario, en el que se destacaban tres grandes pantallas y una decoración basada en el arte de su último disco, y arrancó con "What the Water Gave Me".

Así comenzó un show de poco más de dos horas y media, que tuvo un estudiado equilibrio entre los temas del nuevo disco What About Now y éxitos históricos de la banda, los más festejados por un público compuesto por familias, personas de entre 30 y 40 y pico y algunos adolescentes.

El carismático Jon Bon Jovi demostró que a los 51 años sigue seduciendo al público con su voz y su look, apoyado por una banda que sonó muy bien, a pesar de la ausencia de Tico Torres y del guitarrista Richie Sambora, quien se fue de la banda por problemas con el cantante y fue reemplazado por Phillip Xenidis.

Para seguir con el show, Bon Jovi eligió uno de sus temas más famosos: "You Give Love a Bad Name". El cantante detuvo la interpretación al ver a una chica que se desmayó en medio del campo VIP y pidió que la gente se corriera para atrás. Una vez resuelto el problema, la banda retomó el tema y continuó con "Raise Your Hands", ambos de Slippery When Wet , el disco que consagró a la banda en 1987, en todo el mundo.

Mientras en las pantallas se iban sucediendo distintas imágenes, la banda de New Jersey hizo "Runaway", "Lost Highway" y "Whole Lot of Leavin'".

"No voy a perder el tiempo hablando. Dale, baby, sé cómo hacer que esta gente grite", canchereó Bon Jovi antes de cantar "It's My Life". Después de "Because We Can" y "What About Now", ambos del último disco, la banda hizo "We Got it Going On" y "Keep the Faith", recibido por el público con el entusiasmo que tenía reservado para los viejos éxitos del grupo.

Un cambio de clima se impuso para "(You Want to) Make a Memory" y después de "Captain Crash and the Beauty Queen From Mars" y "We Weren't Born to Follow". Luego, tres chicas del público fueron elegidas para subir al escenario a interpretar "Who Says You Can't Go Home" con Bon Jovi; pero una de ellas sólo quería besar al cantante quien, con toda su experiencia de ídolo del rock, quiso asegurarse y le preguntó su edad para finalmente ceder y darle un beso a cada una. Pero la estrella de este segmento fue otra de las chicas que se mostró tan desenvuelta que sorprendió y divirtió a Bon Jovi, quien al finalizar el tema pidió un aplauso especial para ella.

El show fue subiendo en intensidad con "I'll Sleep When I'm Dead" y llegó al clímax con "Bad Medicine", en el que el líder de la banda hizo un alarde de energía y fuerza vocal que le pasaría factura a la hora de los bises.

Tras retirarse del escenario, volvieron con la balada "In These Arms", en la que se notó el esfuerzo del cantante por seguir con la misma intensidad que había demostrado hasta ese momento. Luego de "Born to Be My Baby", Bon Jovi retomó la energía con el éxito de espíritu western "Wanted Dead or Alive" y con "Have a Nice Day", la cual interpretó tras agradecer el apoyo a Tico Torres, que se está recuperando de una operación de apendicitis, por lo cual la banda tuvo que cancelar su presentación en La Plata, el 15 de septiembre, y reprogramarla para once días después, en Vélez.

El megaéxito "Livin' On a Prayer" comenzó como una balada tranquila para enseguida despegar en la versión rockera clásica, desatando la euforia de los presentes. Hubiera sido un final perfecto, pero la insistencia del público hizo que Bon Jovi ofreciera una lista de grandes éxitos para que la gente eligiera el que cerraría el show.

Los aplausos y gritos dictaminaron que "I'll Be There For You" fuera el elegido. El cantante lo interpretó dejando todo lo que le quedaba, manteniendo su peinado medio batido tan impecable como cuando subió al escenario.

A pesar de haber disfrutado de un muy buen show, el público pedía más. Bon Jovi sonreía ante la insistencia y no le quedó más remedio que mover sus manos en señal inequívoca de que, por esta vez, se había terminado..

TEMAS DE HOYLa muerte de García MárquezElecciones 2015InseguridadLa tragedia del ferry Sewol