Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Las obras del Metrobus costaron $ 200 millones más de lo previsto

En el de la avenida 9 de Julio se gastó 65 millones de pesos por kilómetro; el gobierno de la ciudad admite que se utilizaron los materiales más caros

Domingo 29 de septiembre de 2013
0

El Plan de Movilidad Sustentable porteño avanza. Pero, ¿cuánto le cuesta a la Ciudad? En 2013 se inauguraron dos recorridos del sistema Metrobus con una inversión total de 418.000.000 de pesos, alrededor de $ 200.000.000 por encima del valor inicial cuando se adjudicaron las obras.

Otorgado a la empresa Riva SA por $ 115.000.000, el tramo de la 9 de Julio tuvo un costo final de $ 195.000.000 para unir Constitución con Retiro. El tramo tiene 17 paradas y un recorrido de tres kilómetros, por lo que le costó a la Ciudad $ 65.000.000 por kilómetro, $ 11.500.000 por parada o $ 6.500.000 por cuadra. Aquí está incluido el presupuesto que fue destinado a la construcción de la playa subterránea de estacionamiento para combis, pero no el que se invertirá para el túnel bajo la avenida San Juan, calculado en $ 127 millones.

Mientras que el Corredor Sur, adjudicado a Bricons-Miavasa por $ 118.000.000, tuvo un costo final superior a los $ 223.000.000, por lo que se invirtió cerca de $ 10.000.000 por kilómetro, $ 4.500.000 por parada (tiene 49 y 23 kilómetros) y $ 1.000.000 por cuadra. "En la 9 de Julio elegimos los materiales más caros, los más estéticos y lo que mejor se confunde con el espacio verde que tiene la zona", justificó a LA NACION el subsecretario de Transporte y Tránsito de la Ciudad, Guillermo Dietrich. "¿Podríamos haber usado otros más baratos? Sí claro, pero la decisión la tomamos como gobierno. Creemos que está bien gastar $ 200 millones para que la gente viaje cómoda", agregó.

"La cantidad del dinero por invertir es una decisión del gobierno", justificó la directora del proyecto Metrobus, Manuela López Menéndez
"La cantidad del dinero por invertir es una decisión del gobierno", justificó la directora del proyecto Metrobus, Manuela López Menéndez. Foto: Archivo / Hernán Zenteno

Presupuesto creciente

La obra del Metrobus 9 de Julio fue adjudicada a la empresa Riva SA, según consta en la resolución 157 13 del Boletín Oficial (BO) del 15 de febrero de 2013.

Pero los trabajos sobre la avenida comenzaron un mes antes de que Riva firmara el contrato. Durante los siete meses que duraron los trabajos la empresa obtuvo varias partidas adicionales. "No hay ninguna obra que no tenga adicional porque aparecen imponderables y oportunidades de mejora", aclaró Dietrich.

En junio pasado obtuvo $ 19.973.383, al surgir "la necesidad de incorporar un boulevard separador de 2,5 m que separe los flujos de los colectivos de los vehículos particulares". El Boletín Oficial también deja constancia que "se estimó conveniente incorporar árboles a la avenida 9 de Julio"; esta decisión se tomó tras un recurso de amparo. El trasplante de unos 200 árboles fue una de las decisiones que generaron más polémica.

Dos semanas después, el 28 de junio, Riva recibió otro adicional de obra por $ 18.974.955, ya que "fue necesario realizar ajustes al proyecto" y "se modificó la cantidad de paradores por la incorporación de una mayor cantidad de líneas", según la resolución 499. Y el 23 de julio, sumó $ 19.888.859 para la construcción de la terminal subterránea de combis. "Era el mismo objeto del Metrobus y estaba la necesidad de terminarla al mismo tiempo ", justificó Dietrich.

Al presupuesto inicial también se le deben sumar los $ 258.000 que recibió la empresa Cleanosol para el "fresado de pintura termoplástica"; los $ 16.694.339 destinados a Construmex SA para "la rehabilitación inicial y total de arterias urbanas", y los $ 4.313.400 que el Ministerio de Espacio Público destinó a la reparación de pavimento, obra que también realizó Construmex SA. "La cantidad de dinero por invertir es decisión del gobierno. La obra podría haber salido más o menos, pero es el proyecto arquitectónico que decidimos", argumentó la directora del Proyecto Metrobús, Manuela López Menéndez.

La construcción del Corredor Sur fue adjudicada el 30 de noviembre de 2012. Tres meses después, en concepto de "delineadores y tachas reflectivas", la firma Dakobra fue contratada por $ 2.223.500. Entre junio y julio de 2013, la adjudicataria recibió dos adicionales: el primero, de $ 13.975.584, para solucionar "consideraciones técnicas referidas al pavimento y los adoquines" y el segundo, por $ 8.457.977, para realizar corrimientos de postes con líneas telefónicas, colocación de gaviones protectores del tránsito, desmontado de cordones de bicisendas y otros.

Además hay que sumar los $ 80.085.880 que destinó el Ministerio de Ambiente y Espacio Público en febrero para la "construcción y o reparación de pavimento de hormigón incluyendo materiales, pasadores, barras de unión, curado, aserrado y toma de juntas", según la resolución firmada por el ministro Diego Santilli.


Del editor: por qué es importante. Las superfluas justificaciones para los gastos en estas obras no se condicen con la pulcra imagen administrativa de la gestión Macri.
Compartilo
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas