Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los misteriosos animales petrificados del lago Natrón

Está situado en el norte de Tanzania, en África, y tiene la particularidad de fosilizar a quienes caen en él debido a sus aguas alcalinas y saladas

Viernes 04 de octubre de 2013 • 17:27
0

A simple apariencia parece un lago común y corriente, lleno de vida y donde se respira naturaleza. Pero no. Se trata de un lago mortal que convierte animales en estatuas de sal, según un informe de la BBC.

Un lago en el norte de Tanzania petrifica a los animales que lo visitan. Foto: BBC
Se trata del lago Natrón, donde varios pájaros y hasta murciélagos se animan a sobrevolarlo. Foto: BBC
Las aguas del Natrón son muy alcalinas y saladas, lo que genera la calcificación de los animales. Foto: BBC
Una gran comunidad de flamencos suele anidar en sus aguas. Foto: BBC
La temperatura del lago puede alcanzar los 60 grados centígrados. Foto: BBC
Un cercano volcán es el responsable de los tóxicos que se encuentran en el agua. Foto: BBC

Parece la trama de un relato fantástico y siniestro, pero eso es lo que ocurre en el Lago Natrón, en el norte de Tanzania, África. El lugar toma su nombre de un compuesto químico natural formado principalmente por carbonato de sodio, proveniente de cenizas del cercano volcán Ol Doinyo Lengai.

"Encontré las criaturas de forma inesperada –toda clase de pájaros y murciélagos– arrastrados por el agua a lo largo de la costa del Lago Natrón", cuenta el fotógrafo Nick Brandt, en su libro Across de Ravaged Land (A través de la tierra desolada) sobre animales africanos.

"Nadie sabe con certeza cómo murieron, pero parece que la naturaleza extremadamente reflectante de la superficie del agua confunde a los animales, y caen al lago como pájaros que se chocan contra el vidrio de una ventana", explica el fotógrafo.

Foto: BBC

Las aguas del lago pueden alcanzar una temperatura de 60ºC y son extremadamente alcalinas. "El carbonado sódico y la sal hacen que las criaturas se calcifiquen y se conserven perfectamente a medida que se secan", escribe Brandt sobre los animales que tuvieron la mala suerte de sumergirse en el Natrón.

Este entorno es un gran centro de reproducción de flamencos, que aprovechan las islas de sal que a veces se forman en lago para anidar, protegidos del acecho de predadores. Pero, como muestra la foto, esta tarea implica otros peligros.

"Tomé a estas criaturas como las encontré en la orilla y las coloqué en posiciones como si estuvieran vivas, devolviéndoles la ‘vida’ que tenían. Resucitadas, revividas en la muerte", dice Brandt. Así son, sombrías y cautivadoras, las estatuas de sal del lago Natrón.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas