Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La actual casa matriz del Banco Ciudad será un polo de arte y exposiciones

El edificio de Florida y Sarmiento se convertirá en centro cultural y sucursal electrónica cuando la entidad se mude a Parque Patricios, en abril

SEGUIR
LA NACION
Lunes 07 de octubre de 2013
0

Una obra promete embellecer la peatonal Florida y sumar una oferta cultural: el Banco Ciudad está restaurando su histórica casa matriz en la esquina de Florida y Sarmiento. Cuando, en abril del año próximo, se mude al nuevo edificio, en Parque Patricios, su vieja sede se transformará en una moderna sucursal electrónica que convivirá con un centro cultural y de exposiciones de arte.

La primera etapa de la obra demandará una inversión de 35 millones de pesos y pondrá en valor la planta baja, los subsuelos y el primer piso. Una vez concluidos estos trabajos, en el gran hall central de la planta baja se expondrá la valiosa colección de arte contemporáneo latinoamericano del patrimonio del banco, cuyo valor supera los $ 20 millones.

Para abril se espera que en los amplios salones de exposición y venta de lo que eran las tiendas México antes de que llegara el banco, en 1968, queden instalados una moderna sala de remates -para las tradicionales subastas que realiza la entidad- y un museo cultural.

Render de uno de los salones de arte
Render de uno de los salones de arte. Foto: Banco Ciudad

"Quedará muy imponente nuestra sucursal emblemática, que se hizo sobre la base de la idea de transparencia y horizontalidad. Incluso la bóveda se podrá ver desde la vereda, como ocurrió en un principio, cuando este edificio fue estrenado, y la gente se acercaba a mirar. La bóveda se podrá visitar como un atractivo turístico", dijo a LA NACION Federico Sturzenegger, presidente de la entidad bancaria.

Un capítulo aparte ocupa el icónico cubo de ladrillos de vidrio inaugurado a fines de los años 60 que envuelve los dos subsuelos, la planta baja y el primer piso de la casa matriz: esos conceptos de diseño fueron usados como prototipo de lo que será el banco en 2014. Los diseñadores propusieron en aquellos años un proyecto de vanguardia pensado para un banco sin papeles, con transparencia y espacios abiertos como atributos principales. Pisos flotantes y balcones vidriados que dan a la peatonal ingresaban en el edifico y permitían que los transeúntes vieran todo el movimiento de la sucursal y la bóveda principal pintada de color naranja fluorescente.

Desde su inauguración, este edificio es visita obligada para estudiantes y amantes de la arquitectura. Luego, las regulaciones del Banco Central en materia de seguridad hicieron que con los años la estructura fuera perdiendo su esencia y atractivo por las sucesivas intervenciones al proyecto original.

Una anécdota: se habían elegido escritorios muy modernos, pero sin cajones; terminaron en un depósito y fueron reemplazados por otros capaces de almacenar la infinidad de papeles que requería la operatoria en aquellos años.

La restauración la está haciendo el estudio Msgsss (Manteola, Sánchez Gómez, Santos, Solsona, Salaberry, Vinson), continuador del que ideó aquella sucursal vanguardista. Casi sesenta años después, el Banco Ciudad espera cumplir y reivindicar aquel posmoderno proyecto de un banco sin papeles que proponían esos prestigiosos arquitectos, junto con Rafael Viñoly, pero en un nuevo edificio en Parque Patricios diseñado por Norman Foster y concebido con los conceptos y estándares de sustentabilidad más modernos del mundo.

Una colección imperdible

La colección del Banco Ciudad está constituida por un conjunto de 230 obras que no responden a criterios preestablecidos ni cronológicos. A partir de los años 60, cuando se trasladó a la actual casa matriz, situada en Florida y Sarmiento, comenzó a adquirir obras de artistas plásticos argentinos de la talla de Fader, Soldi o Castagnino, así como una gran cantidad de artistas que formaban la vanguardia artística nacional, como Jorge de la Vega, Rómulo Macció, Felipe Noé y Ernesto Deira.

"No es estática y tampoco ofrece un relato homogéneo, ya que las obras fueron adquiridas de diversas maneras y sin un criterio curatorial. Una de las principales fue a partir de las sucesivas ediciones del Premio Fundación Banco Ciudad (premio adquisición), por cesión de los artistas a modo de intercambio con la entidad, por el auspicio a exhibiciones generalmente realizadas en el Centro Cultural Recoleta y también por compra a galeristas", dijo a LA NACION Jorge Velázquez, secretario de prensa de la entidad.

Además, el banco sumó en los últimos años obras de importantes fotógrafos actuales, como Marcos López, Fabiana Barreda, Pablo Ziccarello, Martín Bonadeo, Juan Doffo y Marcelo Grossman.

"La restauración de la casa matriz sumará un nuevo espacio cultural. Recordemos que hace pocos días inauguramos un magnífico salón auditorio en la nueva sede de Parque Patricios que podrá ser utilizado por la comunidad para eventos culturales", comentó Velázquez.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas