Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Más del 30% de los conductores de colectivos padece trastornos de sueño

Las principales causas son los cambios de hábitos y las malas condiciones laborales; la falta de descanso puede causar innumerables tragedias

Viernes 11 de octubre de 2013 • 19:13
0

El número de horas diarias de sueño viene en caída: se duermen 2 horas menos (25% menos) que hace 40 años y este cambio impacta negativamente en muchos aspectos de la vida cotidiana.

Según informó Drom Cronobiología, la primera compañía nacional orientada a promover la práctica de hábitos del sueño saludable a nivel corporativo en la Argentina, uno de los sectores más expuestos a este flagelo es el de los conductores de pasajeros, donde la falta de un buen descanso incrementa la posibilidad de sufrir accidentes viales.

Investigadores realizaron un minucioso estudio sobre una muestra planificada de 224 conductores en el transporte de pasajeros de larga distancia, en 8 destinos pre-establecidos a través de 14 empresas distintas. Este estudio, que se presentará del 30 de octubre al 1 de noviembre en el XII Congreso Latinoamericano de Cronobiología, determinó que del total de las horas de sueño del conductor, 5 corresponden a sueño "en cama", en tanto que los momentos de descanso, en los que alternan la conducción con un acompañante, presentaron baja eficiencia de sueño con un patrón compatible con reposo y no con sueño.

Además, se detectó la prevalencia de trastornos de peso (89%), tabaquismo (37%), y estrés laboral en un tercio de los encuestados. El 15% presentó excesiva somnolencia diurna y el 30% riesgo de apneas de sueño. También se observó una caída significativa del alerta en el tramo final del viaje de regreso.

"Alteraciones en los patrones del ritmo sueño – vigilia disminuyen el rendimiento en las tareas que realiza el trabajador, lo que a su vez puede llevar a un aumento en el número de errores, incidentes o accidentes", explicó el Dr. Joaquín Diez, asesor de Drom-Cronobiología y uno de los oradores del simposio que se llevará a cabo en el Hotel Fuente Mayor, de la ciudad de Tunuyán, en Mendoza.

En sintonía, Daniel Cardinali, amplió: "El déficit de sueño en el transporte de cargas y de personas es de una trascendencia extraordinaria. En nuestro estudio hemos podido constatar que existe una carencia de sueño muy importante en los choferes de larga distancia. Esa falta de un descanso adecuado, explica una serie de conductas erráticas y paradojales que incrementan la probabilidad de errores y accidentes. Entonces acá tenemos un problema mayúsculo de seguridad".

Daniel Vigo, otro de los involucrados en la investigación, reveló que

"La relación entre falta de sueño y accidentes se origina porque cuando uno maneja sin haber dormido lo suficiente disminuye su grado de alerta, velocidad de reacción y capacidad atencional. Se sabe que el grado de alerta de una persona que durmió seis horas o menos es compatible con el grado de alerta de una persona que conduce alcoholizada", aseguró Vigo.

Por su parte, Daniel Leynaud, director de Drom-Cronobiología y sponsor del XII Congreso Latinoamericano de Cronobiología, manifestó: "Como comunidad debemos tomar conciencia de la problemática de las sociedades modernas sobre la deuda de sueño que padecemos y desarrollar verdaderas políticas públicas y empresariales para enfrentar este flagelo".

"Se trata de una responsabilidad compartida. El empleado debe asegurar llegar descansado a su trabajo y el empleador debe proveer los medios para concientizar y educar a las personas sobre hábitos de sueño saludable", explicó Leynaud.

Ejemplos alarmantes

Varios hechos recientes reflejan la problemática de la falta de horas y calidad de sueño que experimentan las personas en la sociedad actual, no sólo en colectivos y micros, sino también en otros medios de transporte como trenes, autos y aviones.

31 de julio de 2013: El Ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, mostró una grabación de casi cinco minutos en la que se podía ver a un conductor de la formación del ferrocarril Mitre durmiendo durante el recorrido que debía realizar. En las imágenes, el motorman reaccionaba cuando escuchaba el mecanismo de seguridad "hombre vivo", intentaba mantenerse despierto pero la somnolencia lo volvía a abatir.

11 de julio de 2013: Un controlador que estaba a cargo de la torre de control del aeropuerto de Neuquén se quedó dormido y un avión privado tuvo que aterrizar sin órdenes.

Como consecuencia del triple choque entre un colectivo de la línea 92 y dos formaciones del ferrocarril Sarmiento, en cercanías de la estación Flores, en el paso a nivel Artigas, Varias personas murieron y más de doscientas resultaron heridas. Esto sucedió en el turno mañana en el cual los choferes de colectivos urbanos descansan en promedio una hora y media menos que los choferes del turno tarde, por lo que la velocidad de reacción y la capacidad atencional se ven disminuidas.


Dormir poco y mal, un trastorno de este tiempo
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas