Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Vuelve la tensión en América Central

Conflicto limítrofe entre Honduras y Nicaragua

El Mundo

Managua puso en alerta a su ejército a raíz de la disputa

 
 

MANAGUA.- La disputa entre Nicaragua y Honduras por la delimitación de las fronteras marítimas se agravó ayer tras el fracaso de un intento de mediación de la diplomacia centroamericana y el anuncio del presidente nicaragüense, Arnoldo Alemán, de una eventual ruptura de las relaciones diplomáticas.

En tanto, el ejército de Nicaragua fue puesto en estado de alerta, anunció el jefe del Estado Mayor, general Javier Carrión, quien denunció "una agresión aliada de Honduras y Colombia", en referencia a un tratado de límites entre ambos países que desconoce los derechos territoriales de Nicaragua sobre unos 130.000 kilómetros cuadrados de plataforma continental en el mar Caribe.

Carrión, quien en febrero próximo asumirá la jefatura de las fuerzas armadas nicaragüenses, no descartó que entre Honduras y Colombia pueda celebrarse también una "alianza militar", con el objetivo de resguardar "los territorios que tratan de usurpar a Nicaragua".

El conflicto limítrofe estalló el pasado fin de semana y se agravó el martes, cuando el Congreso hondureño ratificó un tratado marítimo firmado con Colombia en 1986. Este acuerdo fija el límite hondureño con Nicaragua en el Caribe en el paralelo 15 y no en el 17, con lo cual Nicaragua perdería 30.000 km2.

El tratado reconoce además el límite de Honduras con Colombia al este del meridiano 82, lo que da por tierra con las aspiraciones de Nicaragua de tener soberanía sobre la isla San Andrés y otros territorios insulares que suman unos 100.000 km2.

Como represalia, el gobierno nicaragüense anunció anteayer un "impuesto a la soberanía" de un 35 por ciento para todos los productos originarios de Honduras "como si fueran colombianos", frente a lo cual Tegucigalpa señaló que denunciará el caso ante la Corte Centroamericana de Justicia, mientras que el gobierno de Bogotá amenazó con elevar una queja ante la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Pero el presidente Alemán elevó ayer la apuesta al afirmar a la prensa que su gobierno no descarta la posibilidad de "romper relaciones diplomáticas" con Honduras.

Por otro lado, una reunión de emergencia de los cancilleres centroamericanos en el aeropuerto de El Salvador no logró limar las diferencias entre ambos países, que según varios analistas podrían poner en riesgo un esquema de integración y libre comercio impulsado por las naciones de la región desde principios de esta década.

Voluntad de negociar

El secretario general del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), Ernesto Leal, quien también participó de la reunión, confirmó que no se logró un acuerdo, pero afirmó que todavía existe "la voluntad de seguir reuniéndonos para buscar una solución a la crisis".

Por su parte, el presidente hondureño, Carlos Flores, dijo ayer que "a Nicaragua le hemos propuesto, y lo hacemos nuevamente ahora, que cualquier discrepancia o malentendido que este acto o cualquier otro pueda generar en nuestras cordiales relaciones, lo resolvamos en el ámbito distendido de la serenidad".

Por medio de su embajador en Managua, Oliver Garza, Estados Unidos exhortó a los gobiernos de Honduras y Nicaragua a resolver sus diferencias de forma "pronta y cordial".

El embajador estadounidense añadió que la administración del presidente Bill Clinton "observa muy de cerca" la situación y espera una pronta solución a la crisis. .

Agencias AFP, Reuters, DPA y EFE
REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYYPF estatalInseguridadElecciones 2015Cristina Kirchner