Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Qué es Sibios, el sistema que tiene bajo la lupa a 40 millones de argentinos

Tecnología

De qué se trata la plataforma de datos biométricos vigente desde 2011 que busca tener los registros de todos los habitantes

Por   | LA NACION

 
 

El reciente incidente sobre la falla de seguridad que expuso las fotografías de los votantes habilitados el padrón electoral puso la mirada sobre el manejo de datos personales que tiene el Estado sobre los argentinos. Este incidente reveló gran parte de las imágenes registradas durante la tramitación del nuevo DNI, una gestión que impulsó una serie de iniciativas para llevar a cabo diversas tareas preventivas en materia de seguridad.

Conocido como Sibios, el Sistema Federal de Identificación Biométrica para la Seguridad es una base de datos centralizada que almacena en un único lugar todos los recursos necesarios para la identificación de una persona, basados en los registros digitalizados de las huellas dactilares y las fotografías de los ciudadanos. Fue anunciado en noviembre de 2011 por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

La meta principal del sistema de identificación biométrica es la identificación y registración digital de toda la población, utilizando diversos canales de recolección de datos. Uno de ellos es la renovación del documento nacional de identidad, un trámite que está asociado junto a la gestión del pasaporte, que aporta tanto el retrato fotográfico como la huella en formato digital. A su vez, este procedimiento se complementa con los controles que realiza Migraciones con sus dispositivos electrónicos, que a fines de 2012 contabilizó más de 8 millones de registros entre los ingresos y egresos de la Argentina.

Sibios también cuenta con el aporte de las huellas dactilares tomadas por la Policía Federal Argentina, que desarrolló su propia plataforma, el Sistema Automatizado de Identificación de Huellas Digitales (AFIS), considerado un antecesor del Sibios. Complementado con la base de datos del Registro Nacional de las Personas, el sistema del Ministerio de Seguridad aspira a ofrecer respuestas en tiempo real sobre la identificación de una persona, sea desde una consulta realizada de forma remota por un oficial de tránsito o desde una cámara de seguridad.

Qué es Sibios, en un video oficial



Los motivos de la existencia de Sibios se basan en una estrategia preventiva de lucha contra el delito, aplicado a la identificación de personas ante un oficial de seguridad y apoyo en las tareas de lucha contra el tráfico de personas. Este último caso fue el motivo expuesto para aplicar este sistema a los recién nacidos . A la fecha, a poco más de dos años de su creación, el sistema debería haber identificado a los 40 millones de argentinos.

Con un alcance nacional, Sibios está bajo la órbita del Ministerio de Seguridad y tiene como usuarios iniciales a la Policía Federal Argentina, Gendarmería nacional, Prefectura Naval Argentina, Policía de Seguridad Aeroportuaria, Registro Nacional de las Personas y Dirección Nacional de Migraciones.

Por su parte, la Oficina Nacional de Tecnologías de Información (ONTI), dependiente de la Jefatura de Gabinete, es el organismo responsable de la implementación de la infraestructura técnica de Sibios.

Una vigilancia preventiva en nombre de la seguridad

"Basados en el argumento de la seguridad, Sibios identifica a las personas desde todo ámbito, incluso desde el espacio público, al cruce con cámaras de seguridad. Parte desde el concepto orweliano de mantener vigilada a la población", afirma Beatriz Busaniche, de la Fundación Vía Libre , especialista en propiedad intelectual digital. "La naturaleza de Sibios presupone que todo ciudadano es un delincuente, una tarea preventiva contraria al tipo de sociedad que queremos vivir."

"Sabemos que todas las fuerzas se seguridad, tanto a nivel nacional como provincial, pueden realizar consultas a Sibios, pero desconocemos el grado de acceso a los datos. ¿Qué requisitos deben tener para llegar a esta instancia? ¿Bajo qué motivos pueden ingresar al sistema?", se pregunta Busaniche. "Toda base de datos masiva de estas características siempre tiene un fin específico, que pone a la ciudadanía en una posición de asimetría frente al Estado", agregó.

"Pensemos en cuánta gente tendrá acceso a semejante base de datos y software de identificación. Está claro que la sola existencia de tal base de datos y tales mecanismos de identificación representan -cuando menos- un peligro para el derecho básico al anonimato y la privacidad", dice por su parte el especialista en informática Javier Smaldone sobre Sibios en su blog personal , que publicó a su vez un resumen sobre los puntos más destacados del anuncio oficial de Sibios.

Resumen de la presentación de Cristina Fernández de Kirchner sobre Sibios



"La campaña por difundir los alcances de Sibios a nivel local tuvo una repercusión muy baja, y es por eso que decidimos desde la fundación avanzar de forma conjunta con la Electronic Frontier Foundation (EFF) en el plano internacional. Incluso nuestro reporte fue documentado por la BBC, lo que muestra la poca llegada de estos, a pesar de su importancia", dijo Busaniche.

De hecho, el Reino Unido es el antecedente más cercano a este tipo de experiencias, al desmantelar en 2010 su registro nacional de identificación en respuesta a los crecientes reclamos sobre la privacidad de las personas.

Parte de esta tendencia se pudo reflejar en las declaraciones de Julian Assange de Wikileaks, al referirse a la Argentina como uno de los países que tiene el sistema de vigilancia más agresivo entre los países de la región.

Anunciado en 2011, la reacción ante Sibios ha sido, por lo pronto, tibia. "La doctrina de la vigilancia ha calado hondo en la sociedad, muy golpeada por las experiencias vividas por las dictaduras militares. En parte se reflejan en expresiones como "yo no soy un ladrón" o "no tengo nada que ocultar" hasta en admitir a las cámaras de vigilancia como un recurso para combatir al delito, sumado a la falta de debate sobre este tipo de políticas", agregó Busaniche.

Reacciones de este tipo aún están presentes en casos en donde la privacidad quedó expuesta en forma grave, como en la falla de seguridad en el sistema de padrón electoral, que permitió descargar de forma masiva las fotos del nuevo DNI de los votantes habilitados.

A su vez, el incidente volvió a poner en escena los diversos riesgos que conlleva el registro de información personal realizado por el Estado, que cuenta con Sibios con la capacidad de relacionar a gusto los datos con diversos sistemas de identificaciones, con el riesgo real de exponer la información personal de millones de argentinos en manos de terceros no autorizados..

TEMAS DE HOYLa pelea con los holdoutsLa tragedia del avión de Air ArgélieMagaly HermidaConflicto en Medio OrienteAmado Boudou