Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Subte: saldrá $ 3,50, con tarifa social a $ 2,50, desde el martes

Pagarán menos los beneficiarios de planes sociales, pobres e indigentes; deberán tramitar un pase especial

SEGUIR
LA NACION
Viernes 08 de noviembre de 2013
0

El martes próximo debutará en el subte el abono social, dirigido a grupos de población vulnerable y que respetará una tarifa por viaje de $ 2,50. Ése es el precio actual del pasaje general que, ese mismo día, subirá a 3,50 pesos, el valor que el gobierno porteño se vio impedido de aplicar en marzo pasado como consecuencia de un recurso de amparo que la semana pasada quedó desestimado.

El establecimiento de una tarifa social para sectores de escasos recursos fue habilitado el viernes pasado por el juez en lo contencioso administrativo Pablo Mántaras, que dio luz verde a Subterráneos de Buenos Aires (Sbase) a aplicar el incremento, aunque le exigió una alternativa subsidiada para pasajeros económicamente postergados.

Según determinó luego el gobierno porteño, a través de Sbase, la tarifa social estará destinada a beneficiarios de planes sociales otorgados por la Ciudad, del plan Jefes y Jefas de Hogar de la Nación, desempleados, personas con ingresos familiares inferiores a la canasta básica, indigentes, beneficiarios del subsidio por la tragedia de Cromagnon, ex combatientes de Malvinas y otros grupos que normas locales identifiquen como vulnerables.

En la estación Lacroze, de la línea B, últimos días de viaje a $ 2,50
En la estación Lacroze, de la línea B, últimos días de viaje a $ 2,50. Foto: Ricardo Pristulpluk

Metrovías ya ofrece otros pasajes más baratos para estudiantes y maestros, y gratuitos para jubilados, discapacitados y alumnos primarios. Entre enero y septiembre, según voceros de la concesionaria, se entregaron 44.248 de estos pases. En igual plazo, fueron transportados unos 25 millones de usuarios.

Se desconoce cuántos pasajeros efectivamente quedarán alcanzados por la tarifa social. Fuentes de Sbase dijeron que, durante los próximos días, el Ministerio de Desarrollo Social trabajará en la confección de una base de beneficiarios y extenderá los certificados correspondientes que acrediten la situación de vulnerabilidad de un individuo para que sea incluido en la tarifa social del subte; esto será en aquellos casos de más difícil comprobación, como la indigencia, la pobreza o escasos ingresos.

En cambio, los beneficiarios de planes y subsidios sociales podrán presentarse directamente desde el martes en las estaciones Avenida de Mayo, de la línea C; 9 de Julio, de la D, y Lacroze, de la B, con la credencial o constancia correspondiente y se les extenderá instantáneamente el abono social. El trámite se realiza de 8 a 17.30 y los interesados deben portar un documento de identidad.

Los beneficiarios obtendrán una tarjeta o pase con su nombre, apellido y número de documento en el frente. Podrán utilizarla hasta cuatro viajes por día.

Frenos legales

El lanzamiento de la tarifa social para el subte es, por ahora, el final de una prolongada disputa judicial.

El gobierno porteño había previsto aumentar el costo del pasaje de $ 2,50 a 3,50 el 20 de marzo de este año. Previamente, el 6 de enero de 2012, lo había subido de $ 1,10 a 2,50.

El segundo ajuste no se pudo aplicar porque el legislador Alejandro Bodart (MST-Nueva Izquierda) objetó el incremento ante la Justicia con el argumento de que era "arbitrario" y de que se debía esperar el resultado de una auditoría del servicio antes de fijar un nuevo valor.

Mántaras hizo lugar al recurso de amparo y frenó el aumento. La tramitación del expediente se prolongó por meses, durante los cuales se exigió a Sbase que informara los cuadros de costos que motivan el alza del precio del pasaje. El viernes pasado, finalmente, la suba fue autorizada a cambio de mantener una tarifa social para que el subte no se convierta en un medio de transporte accesible para pocos.

Tras la aplicación del primer incremento, de $ 1,10 a 2,50, durante el primer trimestre de 2012 viajaron en subte 56.113.000 pasajeros, nueve millones menos que los 65.436.000 que lo habían empleado durante el primer trimestre de 2011.

Ayer, Bodart apeló el último fallo. "A mi escrito adjunté el reciente informe de la Auditoría General de la Ciudad para que la Justicia lo considere; marca una tarifa técnica de entre $ 5,01 y 5,62, así que el pasaje podría conservar su precio. Mientras tanto, la tarifa técnica fue valorada por el gobierno porteño y Metrovías en $ 7,47, con lo que justifican el aumento a $ 3,50", dijo.

Concluyó Bodart: "Un nuevo aumento es inaceptable: la tarifa técnica está inflada y se sigue subsidiando a Metrovías". El proyecto de presupuesto para 2014 prevé subsidios por $ 980 millones para el funcionamiento del subte.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas