Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El salario promedio no alcanza ni para comprar un metro cuadrado en Buenos Aires

Desde que se puso en marcha el cepo al dólar, el esfuerzo económico para comprar un departamento usado en Capital Federal subió 40%

SEGUIR
LA NACION
Martes 19 de noviembre de 2013
0

El sueño del techo propio se convirtió en una de las principales víctimas del cepo al dólar, que acaba de cumplir dos años. Desde la instrumentación de los controles en el mercado cambiario, el esfuerzo salarial para comprar un departamento en la Capital Federal aumentó un 40%, y el sueldo promedio de los porteños ya no alcanzar para adquirir ni un solo metro cuadrado en la ciudad.

La disparada del dólar paralelo, sumada a la decisión del mercado inmobiliario de no pesificar sus valores, trajo como consecuencia no sólo una profunda parálisis de las ventas de propiedades -con una caída de casi el 50% en el número de escrituras en relación con 2011-, sino también un aumento en la brecha que separa los ingresos de los potenciales compradores con los precios de los inmuebles.

De acuerdo con el relevamiento que hace la consultora especializada Reporte Inmobiliario, medidas en pesos, las propiedades en la ciudad de Buenos Aires acumularon desde noviembre de 2011 una suba del 130%, acompañando prácticamente la evolución que tuvo el dólar blue. En el mismo período, el ingreso medio de los trabajadores en la ciudad de Buenos Aires se incrementó un 62,9%, según las cifras del Indec, hasta ubicarse en los 9166 pesos mensuales.

El salario promedio no alcanza ni para comprar un metro cuadrado en Buenos Aires
El salario promedio no alcanza ni para comprar un metro cuadrado en Buenos Aires. Foto: Archivo

"Esta acentuación del desbalance entre la evolución de la cotización de los departamentos y de los ingresos en pesos hizo que, en dos años, el esfuerzo salarial necesario para la compra de una unidad aumentara en el orden del 40 por ciento. Así, de los 9,1 años de sueldos íntegros que había que destinar para comprar un departamento de dos dormitorios usado en Recoleta, ahora hay que destinar los ingresos de 12,7 años. En tanto, en Nueva Pompeya, en 2011 hacían falta cinco años de ingresos y en la actualidad habría que agregar 2,3 años más", destacó José Rozados, director de Reporte Inmobiliario.

Metros inaccesibles

La imposibilidad para acceder a una vivienda también se desprende de la comparación entre el salario promedio de los porteños y el valor del metro cuadrado.

Según el barrio, en la actualidad deben destinarse entre 1,5 y 2,5 sueldos medios para comprar un metro cuadrado de un departamento usado.

"Visto a la inversa, destinando íntegramente un ingreso promedio mensual de la ciudad, se pueden comprar 0,39 metros cuadrados en Recoleta; 0,45 metros en Palermo; 0,53 en Caballito, o 0,53 en Parque Patricios", precisaron en el estudio de Reporte Inmobiliario.

En la lista de víctimas del cepo al dólar también hay que incluir al crédito hipotecario. En los últimos dos años calificar y poder pagar la cuota que insume la compra de una vivienda se tornó prácticamente imposible para un trabajador asalariado.

Para la compra de una unidad usada de 60 metros cuadrados, recurriendo a un crédito a tasa fija a veinte años en el Banco Ciudad -que es una de las pocas entidades que mantienen activa su línea de préstamos hipotecarios-, la cuota mensual trepa a 21.000 pesos, mientras que en un barrio típico de clase media como Flores el desembolso llega casi a los 15.000 pesos.

La hora de los inquilinos

La suba en pesos de las propiedades que se registró en los últimos dos años no fue acompañada por los alquileres, que desde noviembre de 2011 aumentaron entre 47 y 57% según el barrio, es decir, por debajo de la evolución que tuvo el salario promedio de los porteños en el mismo período.

Si bien los alquileres insumen entre 30 y 50% de un sueldo promedio en la ciudad, la buena noticia es que el esfuerzo salarial para el pago de un alquiler se redujo con relación a dos años atrás.

"Lo que se paga de alquiler mensual por un departamento hoy es entre una quinta y una tercera parte de lo que debería abonarse mensualmente por la cuota hipotecaria del mismo departamento, por una financiación del 75 por ciento del valor total de éste. Invirtiendo los términos se puede afirmar que el canon mensual de la hipoteca es entre tres y cinco veces más caro que un alquiler", explicaron en Reporte Inmobiliario.

Un esfuerzo cada vez mayor

Salarios insuficientesEn la actualidad, para comprar un m2 de un departamento usado en la Capital hay que destinar entre 1,5 y 2,5 salarios promedio, de acuerdo con el barrio.

Recoleta imposibleLa peor relación salario/m2 se registra en Recoleta, donde el sueldo promedio alcanza para comprar apenas ?0,39 m2 por mes.

Más inquilinosLos alquileres aumentaron en los últimos dos años menos que el valor de las propiedades y que el salario promedio de los trabajadores.

Créditos en bajaPara financiar la compra de un departamento usado de 60 metros cuadrados en Recoleta, la cuota del crédito hipotecario llega a los 21.000 pesos mensuales.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas