Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Se desplomó el techo del estadio donde se inaugurará el Mundial de Brasil: hay dos muertos

Se trata del Itaquerao y se está construyendo especialmente para la Copa del Mundo; la finalización de las obras estaban previstas para diciembre

Miércoles 27 de noviembre de 2013 • 18:35
Así quedó el estadio
Así quedó el estadio. Foto: AFP
0

SAN PABLO (EFE).- La tragedia sacude al Mundial de Brasil, a ocho meses del certamen. Dos personas murieron tras derrumbarse parte del techo del estadio de San Pablo, conocido como Itaquerao y que será escenario del partido inaugural del Mundial del 2014. Los destrozos son de magnitud y ningún funcionario se atrevió a hablar sobre qué pasará en el futuro.


En un comunicado conjunto, que salió al paso de versiones iniciales que daban cuenta de tres muertos, el club y la constructora explicaron que la tragedia derivó de la maniobra accidental de una grúa cuando "izaba el último módulo de la estructura de la cobertura metálica del estadio". La máquina dejó caer la pieza. Los operarios muertos fueron identificados como Fabio Luiz Pereira, de 42 años, y Ronaldo Oliveira dos Santos, de 44. Corinthians anunció luto oficial de siete días.
Compartilo

Los escombros del derrumbe alcanzaron a un vehículo ocupado por tres operarios, causando la muerte de todos ellos, según informaciones preliminares ofrecidas por la Defensa Civil. Hasta el lugar del incidente, que ocurrió al mediodía, se desplazaron cinco patrullas del Cuerpo de Bomberos y un helicóptero de la Policía Militar, explicaron las mismas fuentes.


Así quedó el estadio después de la tragedia
Compartilo

La grúa golpeó una parte del techo del estadio, lo que provocó su derrumbe y afectó a las gradas situadas abajo. Los bomberos detallaron que la parte de la cobertura que se desmoronó tenía una longitud de cerca de 15 metros. La finalización de las obras del estadio Itaquerao, que luego será el Arena Corintinhas, está prevista para diciembre de este año.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas