Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La policía sofocó una ola de saqueos en el Gran Rosario

Las autoridades ordenaron un plan de contingencia; hay 50 detenidos, entre ellos, cinco chinos; el dueño de un supermercado, asediado por decenas de personas que buscaban quedarse con mercadería que iban a mudar, reaccionó a los tiros ante la presión

Miércoles 27 de noviembre de 2013 • 21:36
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Una imagen de la violencia en Gobernador Gälvez
Una imagen de la violencia en Gobernador Gälvez.

SANTA FE.- La ola de saqueos a supermercados, que se inició este mediodía en Villa Gobernador Gálvez y se extendió a Rosario, parecía esta noche haber sido neutralizada por la reacción de las autoridades de Seguridad de la provincia, que ordenaron la implementación de un plan de contingencia, reforzado por cerca de dos mil efectivos policiales para controlar el orden en las zonas próximas a los grandes locales comerciales.

Según el último informe policial conocido pasadas las 19, suman 50 los detenidos en distintos operativos, entre ellos cinco personas de nacionalidad china, y un herido. Así lo confirmó el secretario de Seguridad de la provincia, Matías Drivet. No obstante, la prensa rosarina asegura que los lesionados ascenderían a cuatro por los enfrentamientos en Villa Gobernador Gálvez, donde el ciudadano chino, propietario del supermercado atacado, resistió a balazos.

La escena hizo recordar los hechos del llamado "diciembre negro" de 2001, cuando por intentos de saqueos a supermercados rosarinos, hubo 5 muertos en esa ciudad del sur y 2 en esta capital, La última agresión se registró pasado el mediodía, en Soldado Aguirre y Nahuel Huapi. El dueño de un local, asediado por decenas de personas que buscaban quedarse con mercadería que iban a mudar, reaccionó a los tiros ante la presión. Allí se registraron los heridos de bala. Hubo más de 30 detenidos, entre ellos cinco ciudadanos chinos. Un jefe policial fue retenido de forma momentánea, para establecer la responsabilidad en los hechos.

Los cinco ciudadanos chinos detenidos luego de los disparos, además de unas 50 personas que intentaron ingresar al local, fueron derivados a la Alcaidía de Rosario. Un jefe policial quedó retenido en medio del enfrentamiento y después recuperó la libertad.

Informes a los que tuvo acceso LA NACION, coincidieron en sostener que la tensión comenzó anoche en el local Hua Ding, ubicado en Soldado Aguirre 2500, mientras los propietarios del comercio comenzaban a realizar la mudanza del local por temor a una ola de saqueos. En ese lapso solicitaron la custodia de efectivos policiales por temor a ser asaltados por los lugareños que comenzaban a acercarse en gran número.

Pasadas las 14, unos 200 vecinos en la zona enfrentaban a las fuerzas de seguridad que custodiaban el lugar. Ese supermercado había sido blanco de los agresores. Ante la falta de apoyo policial, hubo un intento se saqueo abortado, aún cuando se pudo observar que algunas personas se llevaban productos sin abonarlos.

Datos aportados por los investigadores, señalan que el dueño del supermercado y sus allegados, dispararon con una pistola 9 milímetros, un revólver calibre 38 y una carabina de alto impacto. Los dos heridos recibieron impactos en glúteo y pierna.

Ese mismo supermercado había sido víctima de los robos en masa llevados a cabo el año pasado, también para fin de año.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas