Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Investigan 46 muertes en el Hospital Borda

Sociedad

Los decesos ocurrieron entre 2009 y 2010; el gobierno porteño asegura que está dentro de los parámetros normales; la cifra surgió durante la investigación del fallecimiento de Matías Carbonell, un joven que estuvo internado allí

Por   | LA NACION

Durante un allanamiento al Hospital Borda, en el marco de la investigación de la muerte de Matías Carbonell, un joven que estuvo internado en esa institución, se constató que entre 2009 y 2010, murieron 46 pacientes del mencionado centro de salud mental.

La cifra surgió durante el procedimiento llevado a cabo el pasado 1° de noviembre, dispuesto por el Juzgado Nacional en lo Criminal de instrucción n° 38. Del allanamiento participó la Procuraduría contra la Violencia Institucional (Procuvin) y el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS).

El caso Carbonell

Matías Carbonell era un joven que se encontraba internado en el Borda. El 19 de octubre de 2010 se descompensó y debió ser trasladado al Hospital Penna. Según fuentes de la investigación, el joven ingresó con lesiones físicas visibles, que parecían quemaduras. Carbonell estuvo internado más de 20 días y falleció el 12 de noviembre.

Abel Córdoba, titular de la Procuvin, explicó a LA NACION que la causa de la muerte de Carbonell podría estar relacionada con "tratamientos tortuosos" que habrían sido aplicados en el Borda.

El allanamiento al hospital psiquiátrico, que duró 18 horas, fue dispuesto ante "la ausencia de páginas de la historia clínica de la víctima así como también de registros del Servicio donde el joven era asistido", se explica en el informe de la Procuvin. "Esta información faltante del último año de su internación es central para la investigación judicial iniciada", sostienen quienes participaron del operativo. Parte de la documentación sobre Carbonell fue hallada en un armario sin identificación.

Durante el procedimiento se realizó un recorrido por los sectores de guardia, admisión, estadística, laboratorio, dirección, subdirección, jefatura del departamento y varios servicios de internación y se secuestraron documentos que aportan a la investigación.

"Se corroboró una grave negligencia en el manejo y cuidado de la documentación", afirma el informe que la Procuvin realizó tras el allanamiento.

46 muertes en dos años

La historia clínica de Carbonell no era la única que estaba incompleta, según informaron fuentes de la investigación. También se constató que faltaban partes de otras historias clínicas y que la documentación de los pacientes no estaba correctamente resguardada.

Según las fuentes, el personal del Borda no supo explicar estos faltantes e irregularidades.

Pero el dato que más llamó la atención para los investigadores, fue que, durante el secuestro de documentos, surgió que había 46 muertes registradas entre 2009 y 2010, en una población de aproximadamente 800 pacientes. "Esto eleva los índices de población/ fallecimiento incluso por sobre los de establecimientos penitenciarios", indicó en su informe la Procuvin.

En ese sentido, Córdoba explicó que "ante muertes en contextos de encierro no se debe descartar la hipótesis delictiva".

"El procedimiento visibilizó la precaria asistencia brindada a las personas con padecimiento mental, una organización institucional que impide intervenciones efectivas en su rehabilitación, no respeta los derechos humanos de los pacientes ni los estándares mínimos que la atención en salud mental requiere", detallaron los investigadores.

Según el mencionado informe, algunas de las irregularidades constatadas en la investigación fueron:

  • La falta de historias clínicas completas o de los registros de los años 2009-2010 de las personas que habían estado internadas en el servicio 14-22
  • Servicios cerrados con llave sin enfermero adentro, esto es con los pacientes solos.
  • Servicio abiertos pero con los pacientes solos
  • Registros a nombre de Carbonell en un armario sin identificación alguna en la guardia

"La justicia debe priorizar las investigaciones de personas que mueren bajo custodia del Estado, para llegar a la verdad y deslindar las responsabilidades de los funcionarios públicos", dice el informe de la Procuvin.

La explicación del Ministerio de Salud

Néstor Pérez Baliño, subsecretario de Planificación Sanitaria del Ministerio de Salud de la ciudad de Buenos Aires, sostuvo que la cifra de muertes "está dentro de los parámetros normales para un hospital neuropsiquiátrico".

En diálogo con LA NACION, Baliño indicó que en 2008 fallecieron 26 pacientes; en 2009, otros 26; en 2010 y 2011, 20 cada año; en 2012 murieron 16 pacientes, y en lo que va de 2013 murieron 8. "Tenemos una mortalidad anual del 5%, que en 2012 y 2013 ya bajó al 3%. En un hospital general de agudos la mortalidad está entre el 3 y el 4 %. En los neuropsiquiátricos siempre hay más decesos, sobre todo en el caso del Borda, donde los pacientes vienen de una historia asilar", explicó Baliño. En ese sentido, detalló que en el Borda hay 100 pacientes mayores de 60 años. "Un 7 por ciento de los pacientes del Borda está internado hace más de 20 años. Esto es lo que explica el punto más arriba de la mortalidad que hay en el neuropsiquiátrico en comparación con un hospital de agudos", añadió el funcionario porteño.

Por otra parte, explicó que "los pacientes con enfermedades neuropsiquiátricas graves tienen una vulnerabilidad a las infecciones y a las enfermedades mayor que la población" en otros hospitales.

"Esto no significa que nos quedamos tranquilos, siempre estamos vigilando, seguimos las estadísticas", aclaró y aseguró que el número de muertes en el Borda se está reduciendo..

TEMAS DE HOYActividad económicaElecciones 2015Crisis habitacionalTorneo Primera División