Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Caso Taringa!: desistieron los principales querellantes

Edgardo Donna, quién inició la demanda en 2009, y Mosset Iturraspe y Ferrer abandonaron la demanda; a pesar de ello, el juicio continúa

Jueves 28 de noviembre de 2013 • 15:34
0

Tres de los principales demandantes de la causa Taringa! decidieron abandonar la querella, manifestando su desinterés por continuar con la denuncia efectuada. A pesar de esto, la demanda seguirá su curso en manos de los demás querellantes. Las editoriales involucradas son La Ley, Rubinzal y Asociados, Ediciones de la Flor S.R.L., Ediciones La Rocca S.R.L., Editorial Universidad S.R.L., y Gradi S.A (Editorial de RedUsers).

En declaraciones a LA NACION, Hernán Botbol, uno de los dueños de Taringa!, explicó que como la querella es penal, la decisión de las editoriales no implica la suspensión directa de la demanda. "Es un proceso legal que tiene su curso. Ahora debemos ir a una audiencia, y este acuerdo entre las partes tendrá un peso muy grande, pero cómo continúa el juicio lo define el Estado", afirmó.

Para Botbol, el cambio de postura de quienes iniciaron la demanda en 2009 "tiene que ver con un mayor conocimiento que tiene la sociedad de cómo funciona Internet. Se dieron cuenta que el diálogo y las herramientas de denuncia que implementamos en el sitio son un canal mucho más eficiente para supervisar qué se pone en línea".

Los responsables de Taringa!, los hermanos Matías y Hernán Botbol, y Alberto Nakayama, enfrentan una demanda penal por presunta "violación a la ley de propiedad intelectual por permitir que a través de esa web se descarguen de manera ilegal obras sin autorización". La demanda había sido ratificada por la Corte Suprema en agosto pasado, lo que ponía a los tres acusados en vías de enfrentar un juicio oral y público por la supuesta descarga ilegal de 29 obras jurídicas y 12 libros de computación.

En marzo pasado, los administradores de Taringa! habían llegado a un acuerdo con los representantes de la Cámara del Libro para controlar y denunciar el intercambio ilegal de libros en su plataforma digital.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas