Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
|
Espacio patrocinado

Premio Carlos Pellegrini, la gran fiesta del turf

Sociedad

Más de 40.000 personas disfrutaron del evento de turf más importante de Sudamérica. Un marco alucinante para una carrera soñada

 
 

Quien alguna vez tuvo la oportunidad de asistir, sabe que es mucho más que una simple carrera de caballos. El Gran Premio Carlos Pellegrini es historia, cultura, pasión y, por supuesto, un espectáculo deportivo. Todo esto enmarcado en un evento de calidad mundial que convoca a miles de personas de todo el mundo. Y la tarde del 14 de diciembre pasado no fue la excepción.

La elevada temperatura no fue un impedimento para las más de 40.000 personas que se acercaron al Hipódromo de San Isidro a disfrutar de esta fiesta. Cada uno de ellos viajó por un túnel del tiempo hasta la década de 1950, la época más brillante del hipismo nacional. En el ingreso al predio, los asistentes se encontraron con una imponente ambientación en homenaje al gran Yatasto, "el Gardel de las pistas", como era distinguido el que aún hoy es reconocido como el mejor caballo de carreras que dio nuestro país. Una kermés para los más chicos (y grandes), una galería con radioteatros, autos de colección, orquestas en vivo y varios personajes vestidos de época hicieron trasladar a todos los participantes hasta aquel 1951 dorado para el turf argentino.



Fue una tarde magnífica para caminar por los jardines de San Isidro. Varias empresas se acercaron al evento para ofrecer mayores comodidades a los presentes, mientras que otras también ayudaron con actividades benéficas. Tal como ocurrió en años anteriores, la Fundación del Hospital Fernández realizó un almuerzo a beneficio, al que asistieron varios de los empresarios más importantes del país con el fin de ayudar en la construcción de nuevas instalaciones para la institución.

Una vez adentro, al borde de la pista, la multitud se hizo sentir desde temprano. Era imposible no contagiarse de la adrenalina que generaba cada final de carrera. A medida que se acercaba el Gran Premio Carlos Pellegrini, las tribunas se fueron colmando y vibraron con cada desenlace. Por allí pasaron los finales que consagraron a Venerancia, Infiltrada y Hendaia, pero nada se igualó con lo que dejó el final.

El Gran Premio mostró lo mejor de la jornada. Una cabeza por sobre Ecólogo fue lo que le sobró a Soy Carambolo al cruzar el disco para ganar la carrera más importante de América del Sur. Estupendo. Mientras miles de fanáticos se abrazaban y familias enteras aplaudían de pie, el jockey Juan Carlos Noriega, repitiendo la hazaña del 2011, levantaba los brazos festejando el ajustado triunfo. Un broche de oro para una carrera soñada..

|
Espacio patrocinado
REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYLa pelea con los holdoutsEl brote de ébolaColoquio de IDEAElecciones en AFA