Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Senado: es ley la modificación a los impuestos a bienes de lujo

Política

Tras un debate de dos horas, el polémico proyecto que aumenta las tasas a autos, embarcaciones y aeronaves deportivas obtuvo luz verde en la Cámara alta

El controvertido proyecto del Gobierno que propone subas en los impuestos internos que gravan autos y motos de alta gama, embarcaciones y aeronaves deportivas fue convertido en ley en la Cámara de Senadores con 39 votos afirmativos, 18 negativos y 5 abstenciones.

Como estaba previsto, gracias a la ayuda de legisladores aliados, el kirchnerismo logró su objetivo. La iniciativa había obtenido media sanción a fines de noviembre en la Cámara de Diputados por 134 votos a favor, 21 en contra y 57 abstenciones. Fue girada al Senado, donde esta madrugada se convirtió en ley.

La iniciativa es rechazada por todo el arco opositor y por varias cámaras empresarias, que alertaron sobre el impacto que la medida tendrá en la mano de obra que generan esos sectores industriales y que elevará los precios de los productos de manera exorbitante.

"Esta es una medida progresista que va a afectar a los pizzeros, porque una moto que sale un peso más que 20.000 pesos va a pasar a costar el doble", se quejó la senadora radical Laura Montero (Mendoza).

En su debate en comisión, la UCR y el peronismo disidente reclamaron cambios en la iniciativa para incluir una escala gradual de aumento del impuesto y una cláusula de actualización por inflación tomando como base el dólar.

Apurado por la Casa Rosada, que pretende con esta medida cortar la salida de dólares que se genera con la importación de este tipo de bienes considerados de alta gama, el oficialismo se negó a hacer cambios.

"Si esto impactara en el trabajo, como se está diciendo, tenemos el compromiso del Ministerio de Economía de sentarse con las cámaras empresarias a evaluar y hacer las modificaciones que sean necesarias", argumentó Aníbal Fernández (FPV-Buenos Aires); presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda.

La iniciativa establece un gravamen del 30% para aquellos bienes hasta $ 170.000. La alícuota se incrementará hasta el 50% para aquellos productos que superen los $ 210.000. En el caso de las motos, aumenta los impuestos internos para aquellos rodados cuyo valor de venta superen los $ 22.000.

Sobre este tema, la peronista disidente Liliana Negre de Alonso retomó el discurso de Montero y afirmó que "esta ley va a afectar a los que menos tienen", y citó como ejemplo el caso de una moto de baja cilindrada que supera ese valor y que, por la aplicación del nuevo impuesto, verá duplicado su valor. "Esta es la moto símbolo de la inclusión social, es la moto de los motoqueros", se quejó la senadora puntana.

En defensa de la iniciativa, Fernández aseguró que "el impuesto no es recaudatorio, sino que busca la equidad y la redistribución del ingreso", con lo cual reconoció que estuvo motivada en la necesidad del Gobierno de parar la salida de dólares del país.

La radical Montero respondió el argumento del senador kirchnerista: "Este impuesto es totalmente ineficaz, porque la pérdida de divisas que hay en este momento no se corrige con este tipo de medidas".

En el debate en comisión, además de la cámara de los fabricantes de motocicletas, también dejaron escuchar sus críticas contra la iniciativa los constructores de embarcaciones, quienes destacaron que la medida también afectará a los astilleros nacionales y alertaron que esto provocará la pérdida de mano de obra.

EL PROYECTO

El texto del proyecto establece una alícuota del 50% sobre los vehículos concebidos para el transporte de personas (excluidos los autobuses, colectivos), los preparados para acampar y los chasis con motor y motores para los vehículos precedentes, cuyo precio sin impuestos es superior a $ 170.000 y cuyo precio de mercado (venta en concesionarias) es hoy mayor a $ 250.000.

En el caso de las motos, se aplicará una alícuota de 30% cuando su precio sin impuestos se encuentra entre los $ 22.000 y 40.000, y en 50% cuando su precio sin impuestos supere los $ 40.000.

Para las embarcaciones concebidas para recreo o deportes y los motores fuera de borda se establece una alícuota del 30% cuando su precio sin impuestos se encuentre entre los $ 22.000 y 170.000 y del 50% cuando su precio sin impuestos sea superior a $ 170.000.

En el caso de las aeronaves, aviones, hidroaviones, planeadores y helicópteros concebidos para recreo o deporte, se establece una alícuota del 50% cuando su precio sin impuestos sea superior a $ 170.000..

TEMAS DE HOYColoquio de IDEAEl brote de ébolaElecciones en BrasilEstado Islámico