Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Declaran la emergencia en la ciudad y dan asueto para mañana

Será día no laborable para la administración del gobierno porteño; Macri, que adelantó el regreso de sus vacaciones, hizo un llamado a la Nación para buscar soluciones en conjunto para los cortes

Domingo 29 de diciembre de 2013
0

Flanqueado por ministros, funcionarios de mayor rango y legisladores nacionales de Pro, el jefe de gobierno de la ciudad, Mauricio Macri, anunció ayer por la tarde que horas antes había declarado la emergencia energética en la ciudad, debido a la proliferación de los cortes de luz que afectan a casi todos los barrios. La crisis, que comenzó hace tres semanas, pero que se profundizó desde hace dos, continúa afectando a cientos de miles de vecinos que mantienen protestas y piquetes en calles, avenidas y autopistas.

La medida, según explicó, apunta a convocar al gobierno nacional, y puntualmente a la ministra de Seguridad de la Nación, María Cecilia Rodríguez, para formar parte de una mesa de diálogo junto a funcionarios porteños en la que se discutan diferentes alternativas para solucionar la crisis.

Macri, ademas, confirmó que mañana habrá asueto administrativo para el gobierno porteño y reconoció que evalúa extenderlo al 2 y 3 de enero si continúan las altas temperaturas y la falta de energía eléctrica.

Una pareja con sus dos hijos y un mensaje claro desde el balcón de su departamento del 5° piso en la avenida Rivadavia al 5900, en Caballito
Una pareja con sus dos hijos y un mensaje claro desde el balcón de su departamento del 5° piso en la avenida Rivadavia al 5900, en Caballito. Foto: LA NACION / Emiliano Lasalvia

Minutos antes de la conferencia de prensa de Macri, desde el gobierno nacional se anunció la instrumentación de un operativo de emergencia del que participarán las fuerzas de seguridad federales. Al hacer el anuncio, el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, evitó hablar de los cortes de luz y se refirió solamente a los problemas generados por la ola de calor.

Macri, en tanto, y en vista de que las altas temperaturas continuarán hasta el miércoles, según las estimaciones del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), invitó al sector privado a sumarse al asueto porque, consideró, el consumo caerá considerablemente en días no laborables.

Tras reiterar los anuncios que 24 horas antes había efectuado la vicejefa, María Eugenia Vidal, Macri responsabilizó por los cortes al gobierno nacional y a las empresas Edenor y Edesur (aunque sin nombrarlas). "Acá los únicos responsables son el Gobierno y las concesionarias del servicio de distribución de energía", disparó. "Toda esta situación es producto de años de desinversión que, esperemos, comience a resolverse", agregó Macri.

Mientras la plana mayor del macrismo se reunía en el Centro Único de Coordinación y Control (CUCC) de Chacarita, donde funciona la central de la Policía Metropolitana, los piquetes se multiplicaban en la ciudad. La interrupción del servicio continuaba en distintos sectores de la mayoría de los barrios. Y el calor agravaba la situación.

Anoche, cerca de las 22, y mientras el flujo de viajeros hacia la costa atlántica era incesante, estaba cortada la autopista Buenos Aires-La Plata, a la altura de Dock Sud. En la zona de Abasto había un piquete, en Corrientes y Agüero. Durante gran parte de la jornada se reiteraron los cortes en las autopistas Riccheri y Dellepiane. Los mismo ocurría en Rivadavia y Puán. Otro corte se mantenía en el cruce de las avenidas Varela y Eva Perón, en Flores.

Ayer se registró una mínima de 24° a las 17.40 y una máxima de 34,8° a las 14.15, según datos del SMN. De esta forma se mantuvo la ola de calor que comenzó hace siete días, con registros térmicos mínimos de 22° y máximos de 32°. Mañana podría igualarse el período más extenso de este fenómeno que se registra desde 1906, con ocho días seguidos de calor. Ocurrió entre el 31 de diciembre de 2004 y el 7 de enero de 2005 con temperaturas de entre 22° y 38°.

Ante este panorama, Macri reconoció que se estaba frente a una de las peores crisis que atravesó la ciudad. "Actuamos desde el 22 de diciembre, cuando comenzó a profundizarse la crisis", dijo Macri, que ayer adelantó el regreso de sus vacaciones en Villa La Angostura. "Lo que hicimos es sólo una ayuda porque la situación se resuelve con inversión, la que no se realizó durante años", dijo.

Refiriéndose al gobierno nacional pidió que sus ministros, principalmente a la titular de la cartera de Seguridad, que se reúna con Rodríguez Larreta. Y además que funcionarios y técnicos de Pro puedan participar del monitoreo de la situación junto a Edenor y Edesur. "A las empresas y al Gobierno les pedimos transparencia en la información, porque el vecino no sabe si se trata de cortes preventivos o qué", dijo Macri. "Tenemos empresas y gobierno sin capacidad de respuesta. Cuando no se invierte, los resultados están a la vista", agregó. Sus dichos pueden interpretarse como una respuesta a las declaraciones del ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, que ayer volvió a responsabilizar a las empresas. A pesar del monitoreo que realizaron durante gran parte de la jornada de ayer, el gobierno porteño no pudo calcular cuántos son los damnificados que aún continúan sin luz. Tampoco lo hicieron Edesur ni Edenor.

Unos 17.000 efectivos en la ciudad y otros 7000 en la provincia de Buenos Aires de las policías Federal y Aeroportuaria, Gendarmería Nacional y Prefectura Naval forman parte de un operativo de asistencia en las zonas más vulnerables a la ola de calor y los cortes de energía.

El mismo está siendo coordinado por la ministra de Seguridad y el secretario del área, Sergio Berni. "Nos focalizamos en aquellas personas y zonas que se han quedado sin agua con la instalación de camiones sanitarios", explicó Rodríguez. "En cada uno de los barrios hay equipos médicos de abordaje de salud y un despliegue territorial articulando con otros ministerios", puntualizó.

Récord de consumo para un sábado

El Ministerio de Planificación Federal informó ayer que el Sistema Argentino de Interconexión batió el récord de demanda de potencia para un sábado a las 14.10, cuando el consumo alcanzó un pico de 21.264 megavatios.

Según el ministerio, como consecuencia de las altas temperaturas que se registran en todo el país hace más de diez días y el mayor nivel de actividad, se rompió la marca anterior del sábado 21 de diciembre de 2013, a las 14.35, cuando la demanda alcanzó un pico de 20.606 megavatios."

Cabe destacar que el sistema opera con normalidad", se informó en un comunicado de la cartera que conduce Julio De Vido, en el marco de una jornada en donde se multiplican las protestas por los cortes de energía eléctrica en la Capital Federal y el conurbano bonaerense.


Del editor: cómo sigue. ¿Cuántos días más? Nadie lo sabe. ¿Cuántos afectados? Nadie responde. ¿Quién es el responsable? Todos acusan. ¿Soluciones? Largo silencio...
Compartilo
En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas