Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cómo son los locales habilitados para vender marihuana en Estados Unidos

Ayer comenzó a regir la ley para vender marihuana con fines recreativos con largas filas y clima de jolgorio entre los clientes

Jueves 02 de enero de 2014 • 09:47
Tyler Williams viajó desde Ohio hasta Denver para aprovechar la nueva ley. Foto: AFP
Los locales ofrecen una variedad de productos. Foto: AFP
Antes de ingresar a los locales, hay que presentar un documento que acredite que el comprador es mayor de 21 años. Foto: Reuters
El veterano de guerra Sean Azzariti  fue el primero en comprar en uno de los 160 establecimientos habilitados. Foto: EFE
Dos clientes eligen entre las opciones que ofrecen los locales. Foto: EFE
En el primer día, los clientes hicieron frente a la nieve afuera de los locales habilitados en Colorado. Foto: EFE
Un guardia se preparó antes de que abriera uno de los locales, con extrema seguridad. Foto: AP
Los clientes pudieron elegir los productos presentados en un menú. Foto: AP
Los locales se esmeran en presentar diversidad de productos a base de marihuana. Foto: AP
Un vendedor exhibe en su local el cartel con la licencia para vender marihuana. Foto: Reuters
Los locales llegaron preparados con carteles y remeras a su primer día de venta de marihuana. Foto: Reuters
Los locales llegaron preparados con carteles y remeras a su primer día de venta de marihuana. Foto: AP
0

DENVER, Colorado.- Las multitudes se entretenían con música en vivo ayer mientras esperaban que las primeras tiendas de marihuana recreativa legal de Estados Unidos abrieran. Comían donas y churros mientras un soplador de vidrio fabricaba pipas. Algunos turistas incluso recorrían los alrededores en una limusina, deseosos de probar la hierba, pero no tan ansiosos de que los vieran comprándola.

Y cuando comenzaron las ventas, los que compraron la droga salieron de las tiendas entre aplausos, con el recibo de compra en alto y las bolsas cerradas en las manos.

"Voy a enmarcar el recibo cuando vaya a casa, para recordarme lo que podría ser posible: Legal en todas partes'', dijo el músico James Aaron Ramsey, de 28 años, que pasó algún tiempo en la cárcel por posesión de marihuana en Missouri y tocaba melodías de folk con su guitarra para aquellos que esperaban en la fila.

Los activistas esperan que tenga razón, y que el experimento en Colorado demuestre que la legalización es mejor alternativa que la costosa guerra antinarcóticos que encabeza Estados Unidos, que genere tantos ingresos fiscales como los que pretenden las autoridades estatales, y ahorre al gobierno los costos de encerrar a los consumidores.

Sólo en el primer día, los precios ya habían aumentado a más de 500 dólares la onza (28 gramos), pero es demasiado pronto para saber si esos niveles se mantendrán.

Mientras las tiendas abrían, el Departamento de Policía de Denver escribió en Twitter "¿Conoce la ley?", y copió un link a las páginas web sobre las leyes estatales y locales que incluyen la prohibición del consumo público, conducir bajo sus efectos, llevar marihuana fuera del estado y ofrecerla a cualquier persona menor de 21 años.

La policía de Denver dijo que emitió una citación judicial para una persona por consumo público. La Patrulla Estatal de Colorado informó que no hubo incidentes relacionados con marihuana, y tampoco se reportó ningún incidente en el Aeropuerto Internacional de Denver, donde los letreros advertían a los viajeros que no pueden sacar la droga del estado para llevarla a sus casas.

Al menos 24 de los 160 locales habilitados para vender marihuana abrieron ayer. Los preparativos para el mercado minorista comenzaron hace más de un año, poco después de que los electores de Colorado y Washington (donde la venta legal comenzará a mitad de año) aprobaran en 2012 la industria legal de la marihuana.

El precio de la hierba de alta calidad en algunos locales costaba alrededor de 400 dólares. Eso equivale a más o menos el cuádruple de lo que los fumadores pagan actualmente en el mercado negro en Colorado, según sondeos en Internet. Gran parte del costo adicional se atribuyó a impuestos que superan el 25%.

Colorado estableció un elaborado sistema para la vigilancia de las plantas de cannabis en un intento para impedir que la marihuana fluya hacia el mercado negro, en tanto que las autoridades impusieron requisitos sobre empaquetado, etiquetado y pruebas, así como restricciones de potencia a la yerba comestible.

Agencia AP

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas