Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Proponen aumentar a $ 5 el boleto del subte porteño desde marzo

Con las tarjetas Sube o Monedero, pasará a costar $4,50; pagará menos quien más use el servicio

SEGUIR
LA NACION
Sábado 04 de enero de 2014
0

Viajar en subte será más caro desde marzo. Con el nuevo esquema de tarifa, el viaje, que hoy cuesta 3,50 pesos, se pagará $5, si se abona en efectivo, y $ 4,50 si se utiliza las tarjetas SUBE o Monedero, según informó ayer Subterráneos de Buenos Aires (Sbase), que convocó a una audiencia pública para debatir el tema el 7 de febrero próximo.

El esquema que propone el gobierno porteño, además, tendrá un rango de entre $ 2,70 y $ 4,50, según la frecuencia de uso mensual de cada pasajero, mientras que el premetro tendrá una tarifa fija de $ 2 ($ 1,50 con SUBE o Monedero); hoy cuesta $ 1.

Según detallaron en Sbase, quien viaje más de 20 veces al mes en subte, comenzará a pagar menos. A partir del viaje 21, el pasajero pagará el boleto $ 3,60 (un 20% menos); a partir del pasaje número 31, pagará $ 3,15 (un 30% menos), y desde el pase 41, $ 2,70 (un descuento del 40%).

La audiencia pública para definir el aumento se realizará el 7 de febrero
La audiencia pública para definir el aumento se realizará el 7 de febrero. Foto: Archivo

"La idea de este nuevo esquema es premiar a quien viaja más. Un trabajador promedio, que utiliza el subte dos veces por día, va a terminar pagando, unos 44 viajes $ 3,83, un 9,29% más que lo paga hoy", explicó Juan Pablo Piccardo, presidente de Sbase.

El beneficio funcionará cuando se pasen las tarjetas magnéticas SUBE, Monedero o la tarjeta Vos, que lanzará la Ciudad en los próximos días. Habrá un contador que aplicará el descuento automáticamente tras el paso del molinete cuando se llegue al número de viajes correspondientes.

"En rigor, tiene una doble intención: premiar al que usa el subte e incentivar el uso a quienes no lo hacen con tanta frecuencia", agregó.

Según el funcionario porteño, el aumento obedece a los niveles inflacionarios de la economía y al aumento de los costos operativos. Para 2014, está previsto que la concesionaria que opera el servicio, Metrovías, reciba 1000 millones de pesos de subsidio y recibe, por boletería otros $ 900 millones. En tanto los costos operativos del sistema ascienden a $ 1400 millones.

Según estiman en Sbase, este nuevo aumento permitirá obtener unos 200 millones de pesos más que serán destinados a obras de mantenimiento y compra de coches.

"Acaban de subir los colectivos un 66% [el boleto mínimo pasó de $ 1,70 a 2,50 el miércoles pasado], por eso nos parece que no vamos a perder pasajeros. En definitiva, éste es un aumento promedio que va a ser del 20%", agregó Piccardo. Según el funcionario, no se aplicó el sistema de compra de viajes anticipados porque en esos casos hay que desembolsar el dinero para obtener los pases. "En este caso, cada uno puede cargar la tarjeta cuando puede o cuando quiere", dijo.

La reforma de la tarifa también incluye a quienes prefieran comprar los Subtepass en efectivo que deberán abonar $ 5 para el subte y $ 2 para el premetro. "La idea es desincentivar la compra de esos pases que tienen una tecnología vieja. Los usuarios pueden cargar sus tarjetas y así obtener descuentos", indicó el funcionario.

Los pases para jubilados, pensionados y discapacitados con haber mínimo y estudiantes primarios seguirán siendo subsidiados en su totalidad. Asimismo, el abono social que beneficia a quienes tienen planes sociales, desempleados, indigentes, víctimas de Cromagnon, ex combatientes de Malvinas no sufrirá modificaciones.

Piccardo dijo a LA NACION que no temen que esta nueva suma reduzca el número de pasajeros. "La cantidad de viajes aumentó en todas las líneas, porque sumaron estaciones, hay nuevos coches y se mejoraron las frecuencias", detalló.

Aunque la tarifa debe ser discutida en audiencia pública, cabe recordar que no se trata de un paso vinculante. Desde que el gobierno porteño asumió el control del subte porteño realizó dos aumentos: en enero de 2012 llevó la tarifa de $ 1,10 a 2,50. Y el año pasado, en marzo, dispuso una nueva suba para que el boleto cueste $ 3,50; sin embargo, un amparo judicial mantuvo congelado el precio hasta noviembre pasado.

Esta nueva tarifa sólo podrá regir después de que se realice la audiencia pública y se revisen todas las intervenciones, razón por la cual se estima que el nuevo precio sólo será efectivo en marzo.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas