Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Verano 2014: lo mejor de la temporada alta, en Punta del Este, ya pasó

El grueso del turismo argentino, menor que en otros años, se va, y quedan las familias de mayor poder adquisitivo y los uruguayos

Jueves 09 de enero de 2014
SEGUIR
LA NACION
0

PUNTA DEL ESTE.– Lejos de un vaciamiento masivo, como muchos pronosticaban que ocurriría a partir del lunes pasado, buena parte de Punta del Este exhibe ahora una "ocupación aceptable", aunque con un ritmo de vida bastante más sosegado y familiar para despedir "la temporada alta más tranquila en una década", según la describen aquí.

La ocupación, de hecho, está ahora empujada por familias veraneantes de alto poder adquisitivo que alquilaron en el extremo este del balneario hasta el 15, propietarios argentinos que ocupan sus inmuebles y una legión de uruguayos que, por primera vez, se hizo sentir como nunca. Las patentes locales a lo largo de los 40 kilómetros de costa a ambos márgenes de la península son ahora la postal diferencial. Algo inédito, de lógica invertida, ya que el grueso del público uruguayo se reservaba febrero.

"Lo que vimos hasta ahora es lo que preveíamos: menos argentinos y menos operaciones inmobiliarias concretadas, aunque más onerosas, especialmente en la franja que va de Manantiales a José Ignacio y en Solanas; más cantidad de uruguayos y también menos brasileños", describe Andrés Jasif, titular de la Cámara Inmobiliaria de Punta del Este.

Todos aquí atribuyen esa ecuación al atraso cambiario, con un dólar hace años "planchado" que le resta competitividad a la economía local, especialmente frente a Brasil y la Argentina, ejercitados en ajustar sus monedas.

"Uruguay está más caro que París", se resignan aquí. "Tenemos un manejo del dólar muy conservador que trata de evitar cualquier tipo de shock como una devaluación. Lo único que quiere el Ministerio de Economía es pasar lo más desapercibido posible y que el mercado cambiario se regule solo", explican los locales. También resumen con la palabra "rencor" el sentir generalizado del sector turístico para con el gobierno argentino: "Hemos sido perjudicados con medidas ex profeso que, si bien sabemos son contra todos los destinos foráneos, aquí resultan letales", se quejan.

¿Qué arrojó hasta ahora esta temporada de grillete al dólar, y retracción de sponsors y marcas, que se inició con el éxodo masivo de brasileños y de muchos argentinos, sobre todo jóvenes?

La capacidad colmada de José Ignacio, como adelantó LA NACION, y un éxito sin precedente para todos sus servicios, lo que habla a las claras de que son las elites extranjeras y argentinas las que hoy gozan de su exclusividad. "Tenemos muy buena demanda hasta la primera quincena de febrero", contó Ignacio Ruibal, de la inmobiliaria que lleva su nombre. "Y, a diferencia de otros años, hoy los extranjeros [franceses, suizos, ingleses y norteamericanos], continúan llegando y extienden a enero sus estadías."

Esa internacionalización del balneario, con lluvia de dólares y euros, es capitalizada por argentinos dueños de grandes residencias, como Santiago Soldati, que alquiló en Año Nuevo su chacra en Laguna Garzón, o Cristiano Rattazzi, que hizo canje con franceses para poder conocer Dubai. Ambos volvieron a instarse en sus residencias el 3, despreocupados por haberse perdido los festejos de Año Nuevo, que tampoco abrigaron nada para el recuerdo.

A pesar de la merma de argentinos por el encarecimiento general del balneario, su presencia se sintió igual, con las tradicionales colas en la ruta 10, a la altura de Manantiales y La Barra, y con los mejores restaurantes colmados los primeros días y la obligatoriedad de reservas.

A falta de grandes festejos de marcas -aunque todavía restan las fiestas de Chandon y Fiat-, el esparcimiento y la diversión fue de índole más bien casera, con música que se multiplicó en casas de familia y que fuera de ellas alcanzó su mayor convocatoria con el recital de David Guetta. Con menor asiduidad que otros años, hubo también empresarios que alquilaron paradores, como el Mantra, para sus festejos privados.

La ausencia de las Gallery Nights transformó a la Galería del Paseo, en Manantiales, con su dinámica propuesta cultural, en el lugar de peregrinaje para los amantes del arte. Anteayer también la avidez por ese tipo de propuestas llenó una sala del Hotel Fasano Las Piedras, cuando Eduardo Costantini y Alicia de Arteaga disertaron sobre coleccionismo. Ese convite, impulsado por Arteba y auspiciado por Citi, se reeditará hoy, cuando Agustín Pérez Rubio entreviste a la artista Liliana Porter, en la chacra Agua Verde.

Hay expectativa también por la disertación que hoy dará a puertas cerradas en el Conrad el ex gobernador de La Florida, y hermano del ex presidente norteamericano, Jeb Bush, quien, invitado por el Bank Julius Bäer, hablará sobre el contexto internacional.

Pero la iniciativa más festejada fue cinéfila, con la apertura anteayer del José Ignacio Internacional Film Festival, en la Bajada de Pescadores en José Ignacio, que durante toda esta semana proyectará a cielo abierto cine de autor. La novedad, además de la programación, es que mudará el ciclo a chacras de la zona y a pueblo Garzón.

Una presencia que pasó inadvertida fue la del legislador republicano Mark Sandord. Con bajísimo perfil, el ex gobernador de Carolina del Norte se instaló en La Brava junto a su novia argentina Belén Chapur. Muy distinto espíritu animará la visita de Paris Hilton cuando pise por primera vez suelo esteño. Lo hará el 15, en rol de DJ, invitada por GÉAU vitaminwater para animar una fiesta en La Caracola. Mientras tanto, pasado el runrún de los primeros días, el Este resiste cueste lo que cueste, como dicen y muestran aquí.

Las claves de una temporada atípica

Menos argentinosComo estaba previsto, muchos desistieron por las restricciones cambiarias y otros, que son propietarios, prefirieron alquilar sus casas a europeos o norteamericanos en temporada alta

Operaciones onerosasAunque menos masiva, las semanas más fuertes del verano en Este mostraron una fuerte presencia de visitantes de alto poder adquisitivo

Puertas adentroCon pocos festejos organizados por marcas, las grandes ausentes este año, la diversión se dio más en casas particulares o en paradores de la playa

Muchos uruguayosLos locales se dejaron ver como nunca en enero

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas