Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Carlos Menem: "Elegimos Punta del Este porque no hay problemas"

Política

El ex presidente elogia a Scioli y a Macri, y se queja por el aumento de la delincuencia

Por   | LA NACION

Escapando "del caos y de la hoguera que es Buenos Aires", el ex presidente Carlos Saúl Menem arribó anteanoche a este balneario, en vuelo privado desde la Capital, para pasar sus vacaciones junto con sus dos nietos, su hija Zulemita y "mi mujer, Zulema". Permanecerá hasta el 20 en "el lugar de veraneo que desde siempre eligen todos los argentinos" y que el ex presidente visita todos los años, según contó a LA NACION.

Menem llegó acompañado por un custodio y su asistente. Lo hizo gracias a un permiso especial de un juzgado en lo penal económico para viajar al exterior. En el aeropuerto lo esperaba su hija Zulemita, quien lo condujo hasta el departamento que toda la familia Menem-Yoma ocupa frente al puerto esteño.

El ex presidente, de 83 años, se hospeda en el departamento 102 del primer piso del elegante edificio Newport, con vista privilegiada a La Mansa y a los lujosos yates anclados en el puerto. Un luminoso semipiso, valuado en US$ 600.000, según estimaciones locales, de amplia recepción y decorado con arañas de caireles y mobiliario moderno.

"Todavía no pude hacer mucho porque llegué al departamento de Zulemita ayer", dijo un Menem sonriente, con algunas dificultades para moverse y de excelente humor, mientras abrazaba y besaba a sus nietos Luca, de 9 años, y Malek ("que significa rey en árabe"), de un año y dos meses.

Vestido con remera polo rosa y bermudas, Menem, condenado el año pasado a siete años de prisión por el contrabando de armas a Ecuador y Croacia, recibió de manera informal a LA NACION en el departamento que hace más de diez años tiene su hija aquí. Aunque la propia Zulemita ayer, en abierta contradicción con los dichos de su padre, dijo que se trata de un departamento alquilado.

Distendido y sin perder el carisma, ofreció algo de tomar y contó que ama el balneario esteño: "Como a todos los argentinos, me encanta Punta del Este. Por eso vengo todos los años. Y me gusta por su gente, la bondad que tienen, lo cariñosos que son. Es gente de un nivel excepcional", dijo, al comenzar el diálogo. "Hasta los argentinos nos portamos bien aquí. Porque Punta del Este nos vuelve más civilizados, aunque somos buena gente", bromeó.

Menem criticó que los políticos se oculten o no se dejen ver por estas playas. "Pero los entiendo. Sale un político que está en actividad y en el acto lo degüellan. Le empiezan a pegar por todos lados, como si no tuviera derecho a vacacionar o a elegir dónde hacerlo. Pero los argentinos siempre elegimos Punta del Este porque es lindo y acá no hay problemas. Aunque a veces también voy a Brasil", dijo. "En la Argentina es problemático salir, porque la delincuencia está muy activa. Por cualquier pavada matan a la gente. Lo estamos viendo todos los días", observó.

Consultado sobre sus actividades veraniegas, el ex presidente contó: "Vine aquí para estar con los nietitos. Por ahí salimos a cenar a El Mejillón, ya que me gustan los frutos de mar, o salimos a caminar. Uno se ha hecho muy conocido y no tiene la tranquilidad de otros. Pero bueno, es mejor que antes, porque cuando venía acá siendo presidente, no podía ni salir".

"Salude, caramba", le ordenó al nieto mayor, cuando éste irrumpió en el living. Y, en rol de abuelo, al más chiquito lo retó: "Pero, ¡sáquese el dedo de la boca, carajo!".

La TV estaba prendida a todo volumen en un canal de noticias, cuando el ex presidente preguntó sobre la cantidad de muertos y heridos en Villa Gesell. Luego, cambió de tema y habló de la situación del país: "Se están viviendo situaciones complicadas. A cada rato cortan las rutas y dejan de funcionar los servicios. Son temas que hay que solucionar. Pero eso depende de los que están gobernando. Yo lo impulsé a Daniel Scioli a que se metiera en política. Pero no es fácil gobernar una provincia como Buenos Aires", dijo sobre el "único candidato" del PJ que él vislumbra para 2015. Y agregó que Massa "es un buen chico, pero todavía es muy joven" para ser presidente.

De Macri opinó que "es una figura muy atractiva, un muchacho que le gusta estar con la gente. El político que se aleja de la gente se muere fulminado por un rayo", dijo con espontaneidad y sin medir lo inoportuno en la elección de sus palabras.

Siempre activo, todas las mañanas uno de sus secretarios le lee en voz alta todos los diarios. "Estoy informado y luego saco mis conclusiones. Pero los problemas de la Argentina son graves. Estos cortes de rutas son gravísimos, paran al país."

El mayor halago se lo dedicó a Zulema Yoma mientras la observaba, embelesado, jugar con sus nietos: "¡Zulema es una maravilla! Por más que alguna vez hemos tenido nuestros desencuentros, he sido muy afortunado en casarme con ella. Vení, Zulema, vení a la foto", le rogó. Pero la ex primera dama se mostró renuente a los flashes. Zulemita, en cambio, posó sin reticencias..

TEMAS DE HOYCristina KirchnerInseguridadSergio BerniArgentina en defaultNarcotráfico