Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La tormenta causó problemas en Mar del Plata: cayeron 138 mm en seis horas y hay evacuados

Defensa Civil civil trabaja desde anoche; un grupo de turistas debió ser asistido; también hubo inconvenientes en Pinamar

Martes 21 de enero de 2014 • 16:11
SEGUIR
LA NACION
0

Un verdadero diluvio soportó Mar del Plata desde minutos antes de la medianoche y durante toda la madrugada. En seis horas cayeron 138 milímetros de lluvia, suficientes para provocar el anegamiento de los sectores más bajos, dificultar el tránsito vehicular y provocar algunos cortes de luz que afectaron por igual a domicilios como alumbrado público y semáforos.

La Secretaría de Desarrollo Social de la comuna confirmó que tuvieron que intervenir para asistir a una familia de la zona del puerto, a la que tuvieron que evacuar porque su vivienda y pertenencias habían quedado bajo el agua, y a otra de turistas a la que derivaron a La Casa del Deportista, donde se le ofreció alojamiento hasta que hoy pueda ubicarse en el hotel que tenían reservado.

Las precipitaciones comenzaron a las 23.15 y pronto con una gran intensidad que se mantuvo casi hasta el amanecer. Por momentos y en algunas zonas también se registró caída de granizo.

El volumen de agua caída en tan poco tiempo provocó que las calles pronto estuvieran anegadas. Varios vehículos quedaron en el camino en el intento de avanzar y tuvieron que recibir asistencia.

La dimensión de esta tormenta y el volumen de lluvia se podía apreciar muy bien esta mañana en los estacionamientos de los balnearios de Punta Mogotes, donde toda la franja se convirtió en una gran laguna con sectores en los que la acumulación de agua alcanza los 50 centímetros de profundidad.

La tormenta fue muy importante pero sin viento, lo que evitó que se produjeran daños mayores en infraestructuras, tanto en viviendas como en cartelerías o carpas de balnearios, habitualmente afectados con los temporales más intensos.

Para el mediodía se esperaba una normalización plena del suministro eléctrico en aquellos barrios y servicios que se quedaron sin luz desde algún momento de esta madrugada.

En Pinamar

Lo que dejól a tormenta en Pinamar. Algunos techos volados y calles anegadas.. Foto: LA NACION / Guadalupe Aizaga
Lo que dejól a tormenta en Pinamar. Algunos techos volados y calles anegadas.. Foto: LA NACION / Guadalupe Aizaga
Lo que dejól a tormenta en Pinamar. Algunos techos volados y calles anegadas.. Foto: LA NACION / Guadalupe Aizaga
Lo que dejól a tormenta en Pinamar. Algunos techos volados y calles anegadas.. Foto: LA NACION / Guadalupe Aizaga
Lo que dejól a tormenta en Pinamar. Algunos techos volados y calles anegadas.. Foto: LA NACION / Guadalupe Aizaga
Lo que dejól a tormenta en Pinamar. Algunos techos volados y calles anegadas.. Foto: LA NACION / Guadalupe Aizaga
Lo que dejól a tormenta en Pinamar. Algunos techos volados y calles anegadas.. Foto: LA NACION / Guadalupe Aizaga
Lo que dejól a tormenta en Pinamar. Algunos techos volados y calles anegadas.. Foto: LA NACION / Guadalupe Aizaga
Lo que dejól a tormenta en Pinamar. Algunos techos volados y calles anegadas.. Foto: LA NACION / Guadalupe Aizaga

En Pinamar, luego de una jornada de altas temperaturas, la tormenta comenzó a las 2 de la madrugada. Fuertes ráfagas de viento acompañaron la lluvia que cayó durante casi toda la noche. Según informó a LA NACION Daniel Giordano, director local de Defensa Civil, el fenómeno de anoche provocó voladuras de techos en algunos edificios. La zona más afectada fue el centro y parte de Valeria del Mar.

En el área céntrica, además, se voló el techo del Hotel Turquesa Suites, ubicado en la calle Del Mejillón al 1000, por lo que unas 20 personas debieron ser evacuadas del lugar. Las chapas cayeron en el patio de la casa vecina.

Angelo Simeone, dueño de la vivienda lindera al hotel afectado, contó que durante la madrugada se sintió un estruendo y recién al amanecer salieron al jardín y se encontraron con el material, que se desplomó sobre unos árboles causando algunos daños.

"Por suerte nadie resultó herido. Ahora estamos esperando que vengan a retirar las chapas para poder volver a utilizar nuestro jardín", sostuvo Simeone.

En tanto, Jorge San Martín, apoderado del Hotel Turquesa, contó que debido a la voladura del techo tuvieron que trasladar a algunos huéspedes, que estaban alojados en el piso superior.

"Durmieron en otro sector del hotel pero por suerte no hubo ningún herido", relató San Martín. "Fue una tormenta muy fuerte. Parecía que llovía más adentro que afuera", señaló.

También se volaron las chapas de algunos comercios de la calle Constitución. Personal de Defensa Civil y de otros sectores del municipio y la provincia estuvieron trabajando durante la madrugada para levantar los materiales volados que bloqueaban las calles.

En los alrededores del centro, la zona más afectada, varias calles quedaron anegadas por el fuerte diluvio.

Hacia el mediodía el cielo comenzaba a despejarse y la situación se normalizaba en Pinamar. Muchos turistas se aventuraban hacia la playa donde, a pesar de las nubes, no hace frío ni corre viento.

Con la colaboración de Sol Amaya.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas