Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Preocupa en Uruguay la difusión de videos íntimos: analizan penarla con dos años de cárcel

Sociedad

En la primera quincena de enero, se divulgaron por mensajes instantáneos cuatro videos de jóvenes con contenido sexual grabados en zonas turísticas

Uruguay es escenario de una nueva tendencia del verano de la que todos quieren huir. En la primera quincena, por lo menos cuatro videos con contenido sexual se viralizaron a través de mensajes instantáneos de celulares, con jóvenes veraneantes como protagonistas. Esta "tendencia" ya preocupa a las autoridades, que llevó el debate al Parlamento, donde proponen sancionar este año una ley para penar con dos años de cárcel a los responsables de la difusión.

En los primeros 15 días de enero, cuatro videos pasaron sin cesar de un celular a otro en la costa de Rocha, según recopiló el diario uruguayo El Observador.

El primero de ellos mostraba a una chica haciendo un "streaptease" frente a un chico en un boliche casi vacío. Después se difundió un video que registró a dos jóvenes teniendo sexo oral sobre el suelo, a plena luz del día. La escena la interrumpen quienes estaban grabando, al grito de "pete, pete", ante la sorpresa de los protagonistas.

El tercero muestra a dos jóvenes teniendo relaciones contra el muro de un boliche. Este es el único de los tres videos en el que no se pueden identificar los rostros de quienes aparecen.

El pasado fin de semana, en tanto, comenzó a correr entre los celulares un video que muestra a una joven en un baño del camping de Santa Teresa, que luego, desnuda, le realiza sexo oral a un grupo de hombres.

El problema no termina en la difusión de los videos sino en la posterior identificación de las personas que aparecen en ellos y el "escrache" público en redes sociales.

Denuncia

La familia de la joven del video de Santa Teresa presentaron una denuncia policial menos de 24 horas después de que las imágenes se viralicen. El caso derivó en una investigación policial a cargo de la Seccional 2 de La Coronilla.

Según dijeron fuentes policiales a El Observador, es difícil -pero no imposible- identificar a los responsables de la difusión de los videos ya que son viralizados a través del servicio de mensajería Whatsapp, y no a través de páginas de Internet.

El comisario Gustavo Mariosa, del departamento de Delitos informáticos, expresó que lo más preocupante "es que va aumentando la carrera por ver quién es el que cuelga en la web el hecho más osado".

El comisario explicó que "en todas" estas situaciones se configura un delito y que aun si los involucrados son mayores de edad y hay consentimiento en la relación sexual, al difundir la escena se puede vulnerar su derecho a la intimidad y allí podría haber un delito de difamación o injuria. "Si sucede bajo los efectos de alcohol o drogas, podría configurarse delito de violación. Y si participa un menor de edad, se trata de explotación", agregó.

Hasta dos años de cárcel

La preocupación se extendió a través de todo el país y llegó hasta la dirigencia política, que va a llevar un proyecto de ley al Parlamento este año para penalizar este tipo de prácticas.

El diputado del Frente Amplio Carlos Gamou presentará un proyecto de ley para castigar con una pena de seis meses de prisión a dos años de prisión a quienes divulguen sin autorización grabaciones o imágenes "con contenido íntimo cuando afecte el derecho a la privacidad de los involucrados".

El proyecto establece que "será castigado con una pena de seis meses de prisión a dosaños de penitenciaria" quien "divulgue sin autorización expresa de todos los participantes, grabaciones o imágenes con contenido íntimo cuando afecte el derecho a la privacidad de los mismos".

La misma pena recibirá quien "habiendo recibido o interceptado imágenes con contenido íntimo las difunda sin el consentimiento expreso de los involucrados".

"Esta nueva moda de utilizar medios audiovisuales, que rompen la barrera de la privacidad y pueden causar depresión y hasta suicidio de las personas afectadas, ameritan un tratamiento legal que asegure el respeto a los derechos humanos. En la medida que la tecnología avanza a pasos agigantados, se desborda nuestro Código Penal", dijo el diputado..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYReforma del Código Procesal PenalPresupuesto 2015El caso de Lázaro BáezDamián Stefanini