Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El dolor de Falcao extiende el temor con el Mundial a la vista

El colombiano no estará en Brasil por la rotura del ligamento cruzado de la rodilla izquierda; Inglaterra ya perdió a Walcott; Alemania y Francia esperan a Khedira y a Nasri; los sustos de Messi y Neymar

Viernes 24 de enero de 2014
SEGUIR
LA NACION
0

Un frío recorre la espalda. Cuesta tragar. Es un momento, un segundo, una jugada que pone en riesgo el deseo que, puntual, cobra vida cada cuatro meses. Nadie sabe bien qué habrán pensado las estrellas mundiales cuando ayer vieron tendido a Radamel Falcao. Hoy, confirmada la rotura de ligamentos del colombiano, el Mundial de Brasil tachó uno de los nombres en letra dorada. Ni miedo ni psicosis ni rezos. Las lesiones figuran en la constitución del fútbol. Para ellas no hay horas ni momentos ni, mucho menos, lugares.

Inglaterra ya dio de baja a Theo Walcott. Alemania y Francia esperan con los dedos cruzados a Sami Khedira y a Samir Nasri. Los anfitriones, hace poco, se paralizaron cuando vieron a Neymar irse cargado por dos colaboradores. Chile no le pierde vista a la recuperación Humberto Suazo. Si hasta la Argentina misma en algún momento se preguntó qué le pasaba a Lionel Messi y a Sergio Agüero. Un tirón, un golpe, una caída o un pisotón se vuelven hoy los peores rivales. No hay ninguno más temido.

Monaco emitió un comunicado temprano y anunció lo que ya se sabía en la Federación Colombiana de Fútbol (FCF). "Después de la lesión sufrida el miércoles, Radamel Falcao se sometió a exámenes médicos. Parece que el jugador tiene una lesión del ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda [?] La cirugía es necesaria en los próximos días. Los médicos harán todo lo posible para que se recupere lo antes posible", se leyó. Falcao ya había viajado a Portugal, donde lo revisó el médico especialista José Carlos Noroña, a quien conoció en su paso por Porto. El colombiano entraría mañana en el quirófano.

El Tigre explicó sus sensaciones vía Twitter. A la distancia, su padre, Radamel García, le contó a Fox Sports: "Dependemos de un milagro para que Radamel llegue al Mundial. Hablé con él después del partido y hoy [por ayer] a la mañana. Estaba tranquilo. Tiene que operarse y hacer una recuperación a conciencia. El rival no obró con mala intención. Trató obstruirlo con la pierna derecha".

Hubo una nación consternada que consumió con dolor las primeras planas, aunque algunos mantuvieron un utópico optimismo. "Nosotros creemos que hay lesiones, hay personas que tienen la capacidad de hacer un esfuerzo por su recuperación, como es Falcao. Esperamos que se den muy buenas condiciones médicas, de recuperación. El esfuerzo y la fortaleza que él tiene van ayudar para que podamos contar con él en el Mundial", dijo el presidente de la FCF, Luis Bedoya, según Reuters.

La preocupación se volvió una cuestión de Estado. Si hasta se escuchó a Juan Manuel Santos. "Estamos preocupados con lo que sucedió con nuestra estrella, Falcao, y estamos haciendo votos para su pronta recuperación. Lo necesitamos en buena forma. Todo el país lo está acompañando. Ojalá se mejore pronto", dijo el presidente desde Davos, Suiza, donde participa del Foro Económico Mundial. Santos tuvo otro gesto: habló telefónicamente con el goleador.

Los dirigentes se movieron como hormigas ni bien conocieron la noticia. El médico de la FCF, Carlos Ulloa, viajó a Portugal y, en las próximas horas, también lo hará el DT José Pekerman. Desde el cuerpo técnico fueron pesimistas y ya empezaron a buscar las mejores alternativas. Los compañeros de Falcao reaccionaron enseguida. Un ejemplo: James Rodríguez. "Fuerza y fe hermano. Te necesitamos, el fútbol necesita de vos", escribió el mediocampista de Monaco, en Twitter.

Los expertos fruncieron la nariz ante la consulta de AFP. "Si hay operación significa que hay rotura del ligamento cruzado, lo que en el mejor de los casos son seis meses de baja, por lo que su Mundial está acabado", dijo Jean-Pierre Paclet, ex médico de la selección francesa de fútbol. Pierre Rochcongar, especialista de la Federación Francesa de Fútbol (FFF), agregó: "Hace falta sustituir el ligamento de la rodilla y después está la reeducación. Incluso, aunque la operación salga bien, será demasiado justo y la posibilidad de que esté en el Mundial es nula".

Cada uno sufre por lo suyo. Walcott, de Arsenal, se rompió el ligamento interno de la rodilla izquierda a principios de mes, en un partido con Tottenham, y ya fue descartado por el seleccionado inglés. A Khedira le pasó lo mismo en el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha, en un amistoso con Italia, en noviembre pasado. Dicen que llegará sobre la hora a Brasil. Nasri, de Manchester City, tuvo algo más de suerte hace tres semanas: sólo sufrió la rotura parcial del ligamento de la rodilla izquierda y la recuperación será de dos meses. Suazo fue operado del hombro el 20 de enero y estaría listo en cuatro meses. El ecuatoriano Jayro Campos, de Barcelona, fue operado el 14 de enero por la rotura del tendón de Aquiles en un amistoso con Mushuc y, pese a que viajó a los Estados Unidos para recuperarse, también se perderá la gran cita.

Neymar encendió la alarma brasileña el 16 de enero pasado: sufrió un esguince en el tobillo izquierdo ante Getafe, por la Copa del Rey, pero sólo tendrá para tres semanas inactivo. A la luz del rendimiento y los goles en Barca, Messi ya no tiene síntomas del desgarro en el bíceps femoral izquierdo. Algo parecido le ocurrió a Agüero: a mediados de diciembre, en Manchester City vs. Arsenal, sintió el tirón y la molestia muscular lo dejó fuera de las canchas por casi un mes.

No hay precaución posible. Tampoco garantías ni seguros. Bien habla el preámbulo del fútbol sobre las lesiones, que desconocen situaciones y... mundiales.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas