Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La City porteña vivió un día de poca información y casi nula actividad

Las casas de cambio abrieron sus puertas, pero decidieron no operar; los electrodomésticos habrían aumentado un 20 por ciento

SEGUIR
PARA LA NACION
Viernes 24 de enero de 2014 • 20:37
0

Como una carrera unos minutos antes de que suene la campana de largada, hoy la City porteña estuvo en estado de espera y alerta.

Aunque algunas casas de cambio optaron por abrir y operar con la cotización del dólar oficial como cualquier otro día, otras en cambio se declararon en feriado cambiario de facto: estaban abiertas, pero no vendían dólares.

"Salvo por el anuncio de Capitanich de la mañana , no recibimos ninguna indicación o instrucciones. Así que no vamos a vender divisas hasta que recibamos una normativa más clara", explicó una empleada de una de las casas de cambio de la calle Reconquista.

Foto: LA NACION / Ezequiel Muñoz

En París Cambio, las pizarras electrónicas exhibían un tintineo de luces sin sentido; "Consulte en el mostrador" escribieron en la vidriera de Cambio América. "Hoy no vamos a vender, estamos esperando que nos digan mejor lo que tenemos que hacer. Ya vinieron algunas personas a preguntar cómo va a funcionar el tema a partir del lunes, pero les explicamos que nosotros sabemos lo mismo que ellos: nada", relataron en el mostrador de otro local.

" "Hoy no vamos a vender, estamos esperando que nos digan mejor lo que tenemos que hacer""
Compartilo

Por otra parte, las casas de cambio que decidieron abrir estuvieron prácticamente vacías. "Vinieron muy pocas personas, más que nada turistas, o algunos clientes que necesitaban reales y uruguayos. Están todos esperando al lunes a ver que pasa", contaron en otra financiera, y mientras el empleado explicaba esto lo interrumpió un cliente: "¿Con el permiso voy a poder comprar cualquier monto? ¿Cómo consigo la autorización?".

"Y...esperá hasta el lunes porque ahora no te puedo decir nada", recibió por respuesta.

Incluso el constante zumbido de "cambio, cambio" de los "arbolitos" tampoco se escuchaba casi, salvo en la calle Florida. Pero incluso varios de estos que fueron consultados por LA NACION estuvieron de acuerdo en que estaban vendiendo muy pocos dólares.

Electrodomésticos sin precios

En las grandes casas de electrodomésticos y productos electrónicos también se instaló la incertidumbre y los productos ya no tenían los precios a la vista . "La gente nos tiene que preguntar y nosotros lo tenemos que chequear en el sistema, porque cambiaron todos los precios. La verdad es que subió todo alrededor de un 20% entre ayer y hoy", admitió un vendedor de una de las mayores casas de productos electrónicos del microcentro. "Y bueno, con los precios nuevos nadie está comprando" agregó.

"El jueves cuando escaló el dólar, muchas personas salieron de las oficinas y vinieron a comprar todo lo que podían antes de que aumenten los precios. Se llevaron todo. Ahora la gente entra, pregunta pero cuando escucha los precios, decide no comprar", señalaron en otro local.

"A Algunas personas en cambio les dio miedo que les saquen las cuotas, o que las cosas sigan aumentando y vinieron desesperados a comprar lo que necesitan-describió otro vendedor- Y se llevan las cosas con unos aumentos increíbles".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas