Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Llegaron los robots que ayudan en la casa

Desde barrer los pisos, limpiar la pileta o controlar lo que tenemos en la heladera, la tecnología comenzó a estrenar algunas de las aplicaciones que posiblemente sean comunes en pocos años; qué se encuentra en nuestro país

SEGUIR
PARA LA NACION
Sábado 01 de febrero de 2014
0

La fantasía de un robot humanoide que te espera con la cena lista y la casa ordenada aún es una cuenta pendiente, pero ya existen y están entre nosotros pequeños dispositivos que nos hacen algunas tareas hogareñas más sencillas. Hay máquinas que se encargan de mantener en condiciones nuestro jardín, limpian la piscina, aspiran en forma autónoma nuestro hogar y barren.

Ayudante de limpieza

Los primeros robots que llegaron a los hogares fueron las aspiradoras autónomas. Se trata de un pequeño dispositivo que va por toda la casa limpiando. Desde el primer modelo han avanzado mucho y ya varias marcas tienen sus propias propuestas. Entre ellas, se encuentra iRobot, una compañía que se inició fabricando equipos para defensa y ahora también cuenta con una línea de máquinas hogareñas que aspiran, barren, limpian el fondo de la pileta y hasta las canaletas de los techos.

En sentido horario Mother (sensor hogareño)
En sentido horario Mother (sensor hogareño).

Entre ellas se destaca Roomba, aspiradora de forma circular que cuenta con sensor de suciedad, detecta escaleras y muebles y no se enreda con cables. Además no tienen bolsa sino un depósito que hace más fácil el vaciado, y sensor autorrecarga que lo direcciona a la base cuando termina de limpiar o cuando necesite más batería. Una de las compañías que los comercializan localmente es Aftech, que en nuestro país cuenta con los modelos 620, 650 y 780. El modelo 620 es el básico y cuesta $4999. El 650 ofrece la posibilidad de programarlo para que inicie la limpieza y trae una pared virtual para bloquearle zonas de acceso al robot ($5999). El 780 cuenta con un panel táctil, programación de día y hora, paredes virtuales y sensores. Incluye filtros que absorben suciedad microscópica, control remoto y un kit de cepillos de repuestos. Cuesta $8499. Pueden funcionar un promedio de dos horas.

De la empresa iRobot también puede conseguirse en nuestro país el Scooba 390, que en lugar de aspirar, barre. Remueve manchas y en los últimos cinco minutos seca el piso. También se programa para que el equipo no se dirija a lugares que el usuario no desee. Cuesta $5999.

LG también cuenta con una aspiradora, llamada HomBot Square y, a diferencia de su competidor, es de forma cuadrada. Según la compañía es justamente esa forma la que le permite limpiar los rincones a fondo. Además cuenta con cepillos laterales de 1,5 cm más largos que los convencionales. Limpia en la oscuridad y cuenta con múltiples sensores infrarrojos y ultrasónicos para evitar rozaduras en paredes y muebles. A través de una aplicación, con el celular se puede controlar la HomBot para programar fecha, hora, ciclos de aspirado y recibir notificaciones sobre las últimas limpiezas.

El jardinero fiel

Hay robots especializados en el mantenimiento del jardín. En este caso los precios no son tan accesibles ya que los que limpian las piscinas parten de los $9700 y los que cortan el césped, rondan los $ 20.000.

Entre los que limpian piletas se encuentra el Dolphin, que funciona como una aspiradora, cepillando y aspirando. El cepillado remueve y previene la acumulación de algas y bacterias. Aguas S.R.L., uno de los importadores oficiales, comercializa el modelo Galaxy, con un precio de $ 9700. Le sigue el Supreme M3, para piletas de hasta 10 metros de largo, a $ 10.499. El M4, que es el modelo más conocido y vendido de la Argentina, realiza una limpieza inteligente completa de toda la pileta y está a $ 15.999. El Supreme M5 LIBerty, un robot inalámbrico, limpia piletas de hasta 20 metros de largo y su precio ronda los $ 36.000.

También el césped es tarea de los robots. Uno de ellos es el LawnBott, cortadora automática e inteligente que no utiliza combustible y es ecológica. Tiene seis sensores y a medida que éstos se mueven a través del jardín, detectan la humedad, cuando percibe zonas que no tienen el nivel de humedad del césped vivo se dirige a otra dirección, además cuando golpea con suavidad un objeto también cambiará de dirección. Puede funcionar hasta cinco horas con una sola carga y es a prueba de lluvia. Casi no necesita mantenimiento y no hay necesidad de recoger los deshechos porque pulveriza el césped y lo convierte en abono. Puede comprarse desde $18900, según el modelo.

Otro equipo inteligente y útil para las piletas es la Aqualarm, una alarma para evitar que corran peligro tanto niños como mascotas. Éste incluye un procesador, el cual analiza alteraciones en la zona intermedia de la piscina. Cuando un objeto se sumerge en el agua, fuera de los efectos normales o medioambientales adecuados, avisa con una fuerte sirena. Cuesta $ 4500.

El futuro

En la última edición de la Consumer Electronic Show (CES), uno de los eventos de tecnología más importantes del mundo, se mostraron varios robots que evidenciaron el incremento de su uso para tareas domésticas, incluso algunos muy particulares como el Phantom 2, un drone con cámaras de video capaz de volar en forma autónoma por 25 minutos. Tiene una cámara integrada que permite compartir fácilmente las fotografías que toma en las redes sociales. Aún no se sabe cuándo llegará a la Argentina, pero se supone que en este año comience a venderse a nivel mundial a unos 1200 dólares.

Las ventanas pueden ser una tarea para los robots. Recientemente se lanzó Winbot, una máquina que limpia y saca brillo a cualquier espejo o vidrio. El usuario sólo tiene que apoyarlo sobre la superficie a limpiar y activarlo. El equipo elegirá el programa para limpiarla. En primer lugar, la parte delantera rocía la superficie con una solución jabonosa, luego humedece la superficie y saca la suciedad. Más tarde las almohadillas traseras secan y sacan brillo.

Por último, Mother o Madre. Es un equipo de la empresa Sen.se que tiene una forma similar a una matrioshka rusa y que basado en datos entiende y cuida a los usuarios. Está conectada a Internet y gestiona hasta 24 objetos a través de pequeños sensores o cookies que controlan tareas como calefacción, seguridad hogareña, ritmo cardíaco, medicación y electrodomésticos. Con el tiempo mother aprende de la persona y le envía notificaciones y recomendaciones. Desde la compañía anunciaron que comenzará a venderla en los próximos meses, a US$ 222, que incluye la madre y cuatro sensores. Por US$ 99 más el cliente podrá obtener un paquete extra de cuatro sensores adicionales.

Entonces, algún día, ¿no pasaremos más la escoba? "La evolución de la robótica aplicada al hogar y a las distintas industrias ya se encuentra a nivel mundial en una etapa de maduración y los servicios que nos ofrece están empezando a ser muy reconocidos por varios sectores de la diferentes industrias afectadas por este gran cambio tecno-cultural", sostiene el especialista en robótica doméstica y coordinador de marketing y comunicación para América latina en Maytronics, fabricante del equipo Dolphin, Joan Cwaik, en su artículo académico Robótica Doméstica: Integración e implementación en los hábitos socio-culturales latinoamericanos. Según él, la revolución de la robótica doméstica será comparable a la revolución de la PC de mediados de la década de 1980 y a la Revolución Industrial del siglo XVIII. (Precios de la nota al momento de la edición).

Qué tenemos hasta ahora

Algunas tareas que realizan en la actualidad los equipos automatizados en las tareas cotidianas de la casa son la limpieza de pisos, vidrios y piletas. Generalmente, estos equipos cuentan con sensores que le van indicando su ubicación o cuándo tienen que terminar la tarea indicada por los humanos.

También existen sistemas que controlan otros procesos en el hogar, como el manejo de la calefacción o el sistema de seguridad e incluso monitorea el ritmo cardíaco de los habitantes de la casa.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas