Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Deudas para todos: la radiografía de lo que deben los clubes argentinos

Los pasivos de las instituciones de primera e Independiente suman $2444 millones; crecieron un 47,7% en un año; los últimos balances señalan que las instituciones perdieron $ 154 millones en 2013

Jueves 06 de febrero de 2014 • 10:44
0
Colon, tras la salida de Lerche es el caso más preocupante
Colon, tras la salida de Lerche es el caso más preocupante. Foto: Archivo

Los números son lapidarios: los clubes de primera e Independiente perdieron $ 154 millones durante 2013. El número triplica el rojo en los ejercicios de 2012, que había sido de $ 50 millones. Si se examinan los pasivos los datos tampoco son alentadores: aumentaron un 47,7% y treparon a $2444,9 millones –hace un año estaban en $1655,4 millones–. Desde que, en agosto de 2009, el Poder Ejecutivo anunció la asociación con la AFA y la creación del Fútbol Para Todos , los pasivos crecieron un 150%: pasaron de $977,4 millones a la cifra actual. Todo, con el millonario aporte de la Jefatura de Gabinete, que paga $ 825 millones por año para quedarse con los derechos televisivos de los partidos.

En diciembre del año pasado se encendieron todas las alarmas. La voz de Julio Grondona llamó, como tantas otras veces, a contener el irrefrenable gasto de los clubes. En la AFA ya tenían las proyecciones que hablaban de pasivos multimillonarios y deudas inasumibles. La burbuja del fútbol aún no explotó porque los principales acreedores son la propia AFA –que presta dinero sin interés, en forma de adelantos televisivos–, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) –con la que la mayoría de los clubes contrajo moratorias– y los planteles profesionales.

La situación financiera de los clubes no empeora gracias a los socios. Los ingresos por la transferencia de jugadores dejaron de ser la solución a los déficits operativos mensuales que tienen todos los clubes. Sólo Lanús puede jactarse de un superávit de $ 33 millones en el fútbol profesional (solventado por las ventas al exterior de Matías Fritzler, Guido Pizarro y Mauricio Pereyra). A Estudiantes de La Plata le ocurrió algo parecido con la transferencia de Duván Zapata a Napoli, de Italia, que pese a haber sido cerrada en agosto, fue incluida en el último ejercicio contable, concluido el 30 de junio de 2013.

Más allá de los controles presupuestarios que puedan instrumentarse desde la AFA, el aumento en los índices de endeudamiento supera largamente la inflación anual de 2013, estimada en un 25%, un claro ejemplo de que los clubes gastan mucho más de lo que ingresa.

Racing : En positivo

Es uno de los pocos clubes que exhibe un balance positivo. Aumentó un 30% sus ingresos ordinarios (duplicó el dinero de sus sponsors, y consiguió $ 11 millones más proveniente de las cuotas sociales, que constituyeron su principal ingreso). Casi duplicó la facturación por la venta de jugadores (pasó de $ 20,98 millones a $ 38,71 millones) y eso contribuyó a un balance que terminó siendo superavitario en $ 11,22 millones. Además, contuvo los gastos por compra de futbolistas, que se redujeron a menos de la mitad: pasaron de $ 43,04 millones a $ 20,60 millones. Reconoce $ 14,7 millones de deudas fiscales.

San Lorenzo : Por la recuperación

Los últimos números aprobados corresponden a la temporada 2011/2012, bajo la presidencia de Carlos Abdo. Entonces, el Ciclón admitía $ 234,19 millones de pasivo y un resultado negativo de $ 45,74 millones. La llegada de la dupla Lammens-Tinelli, sumada a las buenas actuaciones del equipo, oxigenaron a la tesorería. Los 30 mil nuevos socios transformaron a ese ingreso en el más importante. Además, pudieron firmarse contratos publicitarios que superaban ampliamente a los anteriores. El balance 2012/13, que se aprobaría en marzo, daría $ 40 millones de superávit y un pasivo de $ 168 millones.

Boca : Por el marketing y los socios

Los socios adherentes, la publicidad y los abonos constituyen las razones por las que Boca cerró su balance en positivo y revirtió los $ 36,8 millones que había perdido en 2012. Los ingresos por socios adherentes se sextuplicaron: pasaron de $ 3,16 millones a $ 18,92 millones. En total, los ingresos por cuotas sociales pasaron de $ 54,7 millones a $ 89,7 millones. La facturación por sponsors creció de $ 51,03 millones a $ 82,8 millones, mientras que los ingresos percibidos por abonos a palcos, plateas y cocheras también se incrementaron: crecieron de $ 40 millones a $ 68,9 millones. Además, la tesorería se oxigenó con dos ventas importantes realizadas en 2012: las de Juan Manuel Insaurralde (a Rusia) y Pablo Mouche (a Turquía). El pasivo total apenas aumentó: pasó de $ 166,2 millones a $ 176,3 millones.

River : Al borde del abismo

"Estamos en primera C". La frase le pertenece a Rodolfo D’Onofrio, presidente de River, y sirve como ninguna para ilustrar el presente económico del club de Núñez. El último balance de la gestión de Daniel Passarella arrojó el pasivo más alto de su historia ($ 383,85 millones) y un déficit de $ 60,52 millones. Los números contables muestran una activación de Manuel Lanzini por $ 32.752.539, al igual que había hecho en 2012 con Rogelio Funes Mori. La institución reconoce préstamos por $ 39,9 millones, incluido un mutuo firmado con Blue Capital en agosto del año pasado por $ 10 millones. Las deudas financieras de River casi se duplicaron en un año: pasaron de $ 32,3 millones a $ 55,3 millones.

Vélez : Poner el freno

Los últimos números de Vélez encienden las alarmas. El club de Liniers tuvo un rojo de $ 42,87 millones ($ 8 millones más que en 2012) y acumula $ 77,65 millones de pérdida en los últimos dos años. Su pasivo total casi se duplicó y ahora es de $ 171,37 millones. Sus gastos operativos aumentaron en $ 40 millones y treparon a $ 174,37 millones. Sus ingresos por transferencias de futbolistas decayeron en csai $ 58 millones: pasaron de $ 88,51 millones a $ 30,89 millones. En el rubro ingresos, sumó $ 11 millones más en cuotas sociales y $ 4 millones más gracias a sus sponsors.

Newell's : En alza

Newell’s Old Boys, campeón del torneo Final 2013, cerró otro balance con superávit. En los últimos dos años ganó $ 4,42 millones. Aumentó en $ 12 millones sus ingresos por cuotas sociales, que ahora suman $ 28,6 millones. Además, incrementó en $ 24 millones los ingresos por venta de entradas en los partidos, y en casi $ 8 millones los ingresos por transmisión de partidos (en 2013 disputó la Copa Libertadores de América). Su pasivo total es de $ 149,2 millones, lo que supone un aumento de $ 22 millones. Sólo $ 17,4 millones del pasivo total tienen vencimiento en 2014.

Gimnasia : En positivo

Tuvo $ 20 millones gracias a sus socios (un aumento de casi el 100%) y volvió a dar superávit. El pasivo aumentó $ 16 millones, mientras que el plantel profesional insumió $ 41 millones.

Estudiantes : Los millones de Zapata

Estudiantes recuperó la senda del superávit gracias a la venta del colombiano Duván Zapata a Italia, incluida en el balance pese a haberse cerrado tras la fecha de cierre. Sin embargo, su pasivo se incrementó en un 60%. De todas formas, su patrimonio neto (diferencia entre activo y pasivo) aumentó en $ 12 millones. El déficit operativo pasó de $ 29,4 millones a $ 760 mil.

Arsenal: Bajo control

El club del Viaducto sigue ordenado y volvió a dar superávit: $ 66.960. Su pasivo creció en $ 8 millones. Pudo vender a Lisandro López (a Portugal) y a Darío Benedetto (a México).

Godoy Cruz : Sin detalles

El club mendocino informó que aprobó cuatro balances juntos, con $80 millones de superávit en el período comandado por el anterior presidente, Mario Contreras.

Tigre Equilibrado

El club de Victoria, medido en sus gastos, ganó $4,58 millones, además de pagar compromisos con AFA y la AFIP. El pasivo se ubica en los $21,19 millones; la mayoría a largo plazo.

Olimpo : Austero

"Los jugadores que vienen saben que pagamos a término", dice el tesorero Rolando Vega. El club no se da grandes lujos, por lo que no tiene deudas importantes.

Lanús : El mejor de todos

La entidad granate repite su costumbre de superávits millonarios. Esta vez fue de $ 25,57 millones. "Fuimos conservadores", avisan en el club. Y cuentan que el fútbol profesional dio $33 millones de ganancia, gracias a las transferencias de Matías Fritzler (a Turquía), Guido Pizarro (foto, a México) y Mauricio Pereyra (a Rusia).

Belgrano : La consolidación de un modelo

Aprobado a comienzos de año, el balance 2011/2012 dio $11,1 millones de superávit y un pasivo inferior a $8 millones. El próximo ejercicio se aprobaría en mayo. Ahora apunta a conseguir 40 mil socios, una cifra que impactaría positivamente en su economía. Tuvo como principal ingreso a la televisión (Fútbol Para Todos), y celebró haber podido pagar durante el ejercicio el 50% del predio de Villa Esquiú. Los libros contables asentaron una deuda superior a los $10 millones correspondientes a la transferencia de Franco Vázquez a Italia.

Rosario Central : Ingenieria pura

Pese a estar en la B Nacional, el club consiguió aumentar los ingresos por sponsors y socios, que le posibilitaron exhibir un balance con superávit y un patrimonio neto positivo.

Argentinos Juniors : Ajustado

Sus ingresos corrientes no aumentaron ni un 10% durante el año. Esa es una de las causas por las que en La Paternal se firmó un balance deficitario en más de $ 10 millones.

All Boys : Mar de deudas

El club de Floresta, envuelto en atrasos con los futbolistas e inhibido para incorporar, reconoció un balance deficitario, y su pasivo total aumentó en $14 millones.

Quilmes : Con déficit

El equipo cervecero duplicó su pasivo (pasó de $ 35 millones a $ 72 millones). Si hace un año había dado superávit ($ 1,5 millones), ahora adujo un déficit de $ 3,64 millones.

Atlético de Rafaela : Gastos cuidados

El club encarna la política de déficit cero, y su presupuesto de fútbol está "calzado" a los ingresos de la TV. Como es una mutual, optó por no divulgar los números del balance.

Colón de Santa Fe : Tierra arrasada

La comisión directiva que encabezaba Germán Lerche no aprobó las cuentas de la temporada 2012/13. La nueva dirigencia estima en $ 120 millones el pasivo. "El balance no está ni hecho. Tenemos 900 cheques voladores, por los que recibimos una multa de $ 288 mil", dice el secretario del club, Sergio

Villanueva. En Santa Fe denuncian que "se cobraron por adelantado 20 meses del Fútbol Para Todos", y que la deuda con la AFA "es de $ 60 millones". Al club, por ahora, lo salvan los socios: se empadronaron 3000 personas en dos semanas.

Independiente : Con pasivo récord

Aunque los últimos libros contables aprobados por la gestión de Javier Cantero muestran un pasivo de $ 392,69 millones, la actualización del balance implicaría un aumento hasta los $ 450 millones. Es la cifra más abultada del fútbol argentino. Al menos, el déficit del ejercicio se retrajo en relación a lo informado hace un año: los Rojos perdieron $ 56,6 millones.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas