Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Otra baja del dólar, empujada por la obligación de los bancos de liquidar divisas

La cotización oficial mayorista quedó en $ 7,88, y el paralelo, en 12,43; las reservas bajaron 49 millones, la menor caída desde el 20 de enero

SEGUIR
LA NACION
Viernes 07 de febrero de 2014
0

La oferta forzada de dólares que disparó anteayer una circular del Banco Central (BCRA) al obligar a los bancos a reducir sus tenencias en divisas (líquidas, en bonos y hasta en contratos de futuros cambiarios) provocó ayer un nuevo repliegue en los precios del dólar en sus distintas versiones. La cotización oficial de la divisa llegó a retroceder otros tres centavos -de $ 7,91 a 7,88- en la plaza mayorista, aunque el precio minorista se mantuvo en $ 7,91 , tras los 10 centavos perdidos en la antevíspera y luego de mantenerse en la franja de los $ 8 desde el 24 de enero pasado.

Pero los reacomodamientos más abruptos ocurrieron en el resto de los mercados: el dólar paralelo bajó 15 centavos (de $ 12,55 a $ 12,43 para la venta) y el contado con liquidación siguió hundiéndose al perforar los $ 12 y promediar $ 11,62, por la venta de bonos a la que fueron inducidos los bancos por la misma norma.

La circular, que le permitió al BCRA volver a ubicarse del lado comprador del mostrador en el mercado cambiario, en plena sequía de divisas, logró que los bancos transfieran otros US$ 415 millones de las cuentas que mantienen abiertas en la propia entidad monetaria hacia otras a nombre de esta última. De allí que, aunque puede computarse como una compra de divisas (ayer, además, adquirió otros US$ 20 millones en efectivo), ésta no incide en el cálculo de las reservas, ya que esos dólares estaban computados como parte de ellas. De todos modos, ayer ese activo quedó en US$ 27.802 millones, 49 millones menos que el día anterior y la menor baja en semanas.

En todo caso, es un cambio en la titularidad de esas divisas, lo que eriza la piel de algunos analistas. Es que este movimiento es el resultado de la reinstauración de esta norma, que fija en el 30% de la responsabilidad patrimonial de cada banco el límite de tenencia o inversiones en moneda extranjera que pueden tener. Una disposición con el mismo espíritu estuvo vigente durante la gestión de Alfonso Prat-Gay al frente del BCRA y es usual en otros sistemas bancarios para evitar descalces o ataques sobre la moneda en esos mercados.

Lo que levanta suspicacias es el momento elegido por el BCRA para su aplicación. Las tenencias dolarizadas de los bancos ya rondaban el 60% del patrimonio del total del sistema (según datos de mercado). Eso le sirvió a la banca para ubicarse del lado de los ganadores tras la fuerte devaluación de enero, aunque ahora se los obliga a resignar parte de esas utilidades contables. Lo que preocupa a algunos banqueros es que pierden capacidad de cubrirse del riesgo de una posible nueva devaluación del tipo de cambio.

Con esta norma, el BCRA realineó en el corto plazo las distintas variables en un nivel más acorde con la expectativa de un tipo de cambio más estable que intenta imponer, luego de haber devaluado 23% en enero y 61% en los últimos doce meses. Lo logró porque así recupera liquidez y poder de fuego para atender situaciones en el mercado en el corto plazo, además de ganar tiempo (a la espera de las liquidaciones sojeras) y desinflar los precios del dólar en sus distintas variantes.

Respecto de los bonos, ayer volvieron a caer de 1% a 2% los precios de todos los nominados en dólares, a excepción del Bonar 18, el más novel de los que cotizan, ya que lo descargó la Anses sobre el mercado cuando trataba de intervenir sobre los precios del dólar en la Bolsa.

Sin embargo, el ajuste más significativo se vio en los futuros de dólar locales. Los precios negociados ayer en el mercado de futuros y opciones de Rosario (Rofex) cerraron a $ 7,71 para el dólar a fin de mes; a $ 7,82 para fin de marzo, y a $ 10,10 para fin de año, con nuevas bajas del 4% promedio para la parte más corta de la curva, y del 6 al 7% en los plazos superiores a los 4 meses. Es que los bancos tienen, en este caso, sólo hasta fin de mes para readecuar su cartera, lo que los obliga a descargar más aceleradamente posiciones por unos US$ 2400 millones.

Así, aunque de manera forzada, el BCRA intenta bajar las expectativas de devaluación en el corto plazo para imponer el plan de un tipo de cambio de "equilibrio y convergencia" en torno a 8 pesos. Pero, además, pretende abaratar el costo de estas coberturas en un intento de dar otro incentivo para que los exportadores liquiden y, en todo caso, se cubran de la posible desvalorización de los pesos que reciban por esta vía.

Más dólares de las cerealeras

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, anunció que las compañías exportadoras de cereales se comprometieron a ingresar US$ 2000 millones durante este mes, tras una nueva reunión que mantuvo con las empresas del sector. El anuncio fue realizado por Capitanich a través de Twitter.

Detalló que el ingreso de las divisas se realizará "sobre la base de la estabilidad cambiaria y las proyecciones derivadas del flujo de exportaciones".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas