Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Bariloche disfruta con una temporada turística récord

La ocupación en enero fue de 80%, con picos que agotaron la oferta, y para este mes ya están reservadas el 70% de las plazas; muchos de los turistas llegaron desde Europa, en especial, de España y también de Chile

SEGUIR
PARA LA NACION
Martes 11 de febrero de 2014
0

SAN CARLOS DE BARILOCHE.- Con un español casi perfecto, sombrero en mano y una sonrisa amplia, desde el pie de las agujas del cerro Catedral, René sintetizó lo que todos evalúan: "venir es ventajoso", y según este francés, de 78 años, no sólo el tipo de cambio es conveniente, sino que también encontró que el servicio es bueno y accesible.

René Palanque llegó junto a su esposa, Dominique, desde Mercury, en el sur de Francia. Lo hicieron por un motivo especial: su hija Cecile decidió hace dos años visitar la Argentina, se enamoró y en Bariloche se quedó. El matrimonio viajó por primera vez al país aprovechando el viento de cola para el turismo extranjero que ofrece la devaluación.

Como ellos lo hicieron 13.239 visitantes. Esto representa un 38% más que en enero del año pasado, cuando la ocupación no excedió el 66 por ciento. En 2012, después de la erupción del volcán Puyehue, la demanda de alojamiento no superó el 44%, mientras que en 2011 la ocupación había sido de 70 por ciento.

El sol premió a los que llegaron hasta el refugio Frey
El sol premió a los que llegaron hasta el refugio Frey. Foto: Marcelo Leiva

Pero René aclara que no sólo el cambio es positivo, sino que "los restaurantes ofrecen un buen servicio a precio accesible y la gente es simpática, muy sociable y viven la vida con relax", aventuró a LA NACION durante un recorrido de trekking detrás del cerro Catedral.

Allí, cada semana, se dan cita un promedio de 2000 personas. Un 30% de ellos son extranjeros que buscan circuitos de escalada y aventura.

Enero fue exitoso en todos los sentidos. El promedio de estadía fue de 80% con picos de 100%, cuando se debió acudir a un listado de alojamientos familiares. Se registró un movimiento de casi 200.000 personas en el aeropuerto y la terminal de ómnibus y creció la estadía a unos 4,4 días en promedio.

"Sorprendió el turismo extranjero de enero, una parte vino por la coyuntura que se está dando y el beneficio que representa el cambio de la moneda, y además por el fuerte impulso a la promoción a través de las redes sociales", explicó a LA NACION el secretario de Turismo de Bariloche, Fabián Szewczuk.

Más extranjeros

Un dato saliente de este enero fue que entre los extranjeros se comienza a registrar el regreso de turistas europeos, que se ausentaron los últimos tres años por la crisis financiera que afectó a esa región.

Incluso se pudieron ver en las rutas de la Cordillera casas rodantes de lujo con patentes de la Unión Europea y un notable crecimiento de los visitantes llegados de la península ibérica.

También nutrieron la ciudad los turistas de países limítrofes, especialmente chilenos que llegan en vehículos propios los fines de semana. Entre ellos hay algunos que optan por pasar estadías bastante más prolongadas que el promedio.

"Nos conviene cruzar a la Argentina. Encontramos muy barato todo y la oferta gastronómica es increíble", dijo José Vargas Contreras, que llegó el viernes con su familia desde Valdivia para conocer esta parte del sur de la Argentina.

Tradicionalmente, los chilenos vacacionan en febrero, y por eso sorprendió la cantidad de vehículos de ese país durante el primer mes del año. Para este mes, las reservas promedian el 70% y la principal demanda proviene, precisamente, del país vecino.

Pero, además de los extranjeros, en Bariloche también sigue en crecimiento la afluencia de público nacional.

Desde la Secretaría de Turismo local aseguran que este enero fue el mejor de los últimos cinco años. Además, el nivel de gasto de los turistas no mermó; al contrario, los comerciantes de la calle Mitre, la principal arteria comercial de esta ciudad, aseguraron que tuvieron un incremento en sus ingresos.

Las excursiones lacustres tradicionales fueron sin duda las más solicitadas, con venta anticipada por un par de días y con venta completa los cuatro servicios diarios a la isla Victoria. Lo mismo ocurría con las dos frecuencias hacia Puerto Blest.

Aventureros

También las actividades de turismo aventura tuvieron su mes de gloria, salvo aquellas que ofrecían tarifas por encima de los 500 pesos.

Una de las actividades más buscadas en verano es el trekking ante la amplia variedad de circuitos de montaña. Por eso llegó por decimoctava vez consecutiva el colegio Marianista del barrio de Caballito, que como todos los veranos trae a sus alumnos para "vivir la experiencia de la montaña".

Esta vez se sumaron 36 chicos de primer año que el profesor Gabriel García Conejero coordinó para llegar al refugio Frey.

"Para ellos es una experiencia inolvidable; muchos aflojan un poco en la parte dura de la caminata, pero la llegada vale la pena", contó el coordinador del enorme grupo, que se fascinó con los picos del cerro y la laguna Toncek a sus pies.

El movimiento que se puede ver en las calles se mantiene casi en los niveles de enero. Por eso, el sector turístico asegura que este febrero ya perfila optimista, con un 70% de reservas y con la particularidad de que los turistas llegan sin saber qué actividades realizar. Ellos prefieren armar su itinerario día por día, según lo indiquen el tiempo y las ganas.

38% de aumentoEste verano llegaron a Bariloche 13.239 turistas más que los registrados en enero del año pasado

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas