Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Los angelitos de La Yaqui / La policía detectó un plan criminal

Periodistas mendocinos bajo amenaza de muerte por una organización narco

Seguridad

Por orden de la supuesta jefa de la banda, el grupo de sicarios estaría dispuesto matar a redactores del diario El Sol que investigaron y revelaron las actividades de la organización criminal; los hombres de prensa están bajo custodia

 
 

Periodistas del diario El Sol , de Mendoza, están bajo amenaza de muerte por parte de una banda de sicarios narcos por las investigaciones que realizaron sobre ese grupo. Algunos integrantes de la redacción de ese matutino tienen desde ayer custodia policial tras verificarse que el clan de adolescentes asesinos conocido como los "Angelitos de la Yaqui" habrían recibido la orden de matar a los periodistas por los informes publicados sobre la banda narcocriminal.

La amenaza no fue recibida por los periodistas o directivos del diario, sino que llegó directamente a la División de Inteligencia de la Policía de Mendoza. Esa dependencia alertó, entonces, a la División de Análisis Criminal que Sandra Yaquelina Vargas, sospechosa de ser la jefa de un clan narco que opera en los alrededores de Godoy Cruz, se habría reunido con su grupo de sicarios en una casa en San Luis y habría ordenado asesinar a periodistas -cuyas identidades se mantienen en reserva- por haber expuesto a esa banda en notas publicadas en el diario El Sol desde mediados de 2012.

Conocida como "la Yaqui", esa mujer de 40 años no tiene causas abiertas por narcotráfico, aunque sus familiares más directos fueron asesinados, están detenidos o resultaron, al menos, sospechosos de crímenes vinculados con la venta de drogas.

La denominación de los "Angelitos de la Yaqui" hace referencia a una organización de sicarios apoyada en jóvenes de entre 15 y 20 años que se encarga de la comercialización y vigilancia de puntos de venta de cocaína.

Si bien las actividades de esa red criminal fueron expuestas por el matutino El Sol desde mediados de 2012, esta semana ese periódico publicó un informe muy detallado sobre el rol de cada miembro de ese grupo. LA NACION había alertado sobre las actividades criminales de la banda en su edición del pasado domingo 2 .

La dimensión de la amenaza puede comprenderse al señalar que todas las notas sobre los "Angelitos" hicieron referencia a asesinatos cometidos por esa banda, incluso con víctimas de apenas 10 años.

El aviso obtenido por la inteligencia policial fue analizado y dado por altamente probable por la Fiscalía de Delitos Complejos.

En su edición online de ayer, El Sol informó que la fiscal Claudia Ríos ordenó la custodia policial para los periodistas por considerar que pueden ser blancos de esa organización de narcotraficantes.

El gobierno mendocino, por su parte, comprometió su apoyo para los periodistas afectados. El diario El Sol consignó que el ministro de Seguridad mendocino, Leonardo Comperatore, coordinó acciones con la fiscal Ríos para resguardar a los trabajadores de prensa.

Esa banda conocida como los "Angelitos de la Yaqui" tomó estado público por una serie de sangrientas venganzas ocurridas a mediados de 2012. Desde entonces el grupo se hizo fuerte a base de asesinatos en la zona de Campo Papa, cerca del departamento de Godoy Cruz. Los informes periodísticos fueron cada vez más minuciosos, indicándose incluso el rol de cada integrante de esa banda.

El grupo se sustenta con la comercialización de drogas, la instalación de los llamados quioscos, colocados en casas que son usurpadas violentamente a sus propietarios. Sandra Yaquelina Vargas, alias "la Yaqui", apareció así como jefa de esa organización. El núcleo de la banda es un clan familiar, al igual que ocurre en otros lugares con fuerte presencia territorial de grupos narcos, como Rosario y Salta, entre otras ciudades.

Si bien los "Angelitos de la Yaqui" tuvieron fuerte difusión pública por tratarse de sicarios menores de edad, que se jactan de sus crímenes y se exponen con sus pistolas 9mm en imágenes de la red social Facebook, fue en las últimas semanas cuando el clan aumentó sus niveles de violencia.

Coincide esa situación con el asesinato de la pareja de "la Yaqui", un presidiario muerto cuando gozaba de salidas transitorias. Cristian Gelvez, de 57 años, fue asesinado el 22 de enero pasado. El clan juró venganza. Se dijo entonces que había una oferta de 300.000 pesos y un automóvil por la cabeza del ejecutor de Gelvez.

En sus informes periodísticos, el diario El Sol había consignado que dos hermanos de "la Yaqui" estaban integrados a la jefatura del grupo narco. Ariel Guillermo Vargas, alias "el Pitu", fue presentado como organizador del sistema de seguridad del clan. Varias veces fue arrestado por sospechas de homicidios, pero ningún testigo se animó a identificarlo, por lo que está en libertad.

El otro hermano, Carlos Damián Vargas, también fue detenido y liberado en varias oportunidades.

 
 

TEMAS DE HOYLa muerte de García MárquezIncendio en ValparaísoElecciones 2015Semana Santa