Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Venezuela

Maduro adelanta el Carnaval para intentar aplacar las protestas

El Mundo

Decretó un nuevo feriado en una época en la que muchos venezolanos van a las playas; llamó a una "conferencia de paz"

Por   | Para LA NACION

 
 

CARACAS.- Carnaval por decreto. Nicolás Maduro anunció al país que el próximo jueves, 25° aniversario del famoso Caracazo (la sublevación popular de 1989 contra el presidente Carlos Andrés Pérez, que provocó cientos de víctimas), será feriado nacional. Más allá de la alegría de muchos que ese día no trabajarán, se esconde una jugada política del chavismo: anticipar el inicio del Carnaval y así acabar temporalmente con las protestas de estudiantes y opositores radicales.

La celebración del Carnaval es muy popular en Venezuela, donde las playas se llenan en esta época.

"Habrá Carnaval, habrá felicidad, no dejemos que nos inoculen el veneno del odio", apostó ayer Maduro, mientras arengaba a las huestes chavistas, esta vez militantes jubilados que se concentraron en torno del Palacio de Miraflores para mostrarle su apoyo "rodilla en tierra".

Diversos sectores de la oposición insisten, pese al adelantamiento, en que no cejarán en su rebeldía popular con la llegada de los esperados días feriados. El eslogan "Cuatro días de Carnaval por 365 días de seguridad" recorría ayer las redes digitales.

La semana política arranca hoy con las mismas incertidumbres que asuelan al país, pero con una novedad: la cumbre en el Palacio de Miraflores entre el presidente y su principal rival, Henrique Capriles.

El gobernador de Miranda anunció, ante la marea blanca que lo acompañó anteayer en el este de Caracas, que acudirá al consejo federal convocado por Maduro. "Quiero que me deje hablar en cadena [nacional]. Si no, me voy", retó.

"Capriles busca poner en jaque a Maduro, por eso pide micrófono en cadena", reveló ayer el analista Gustavo Rojas.

Incógnitas que también sobrevuelan el anuncio de una sorpresiva conferencia nacional de paz convocada por el presidente para pasado mañana. Se desconoce de qué se trata, aunque el jefe del Estado ha prometido presentar una propuesta de "paz con igualdad, con democracia, con independencia, con libertades públicas, con tolerancia y convivencia".

El "hijo de Chávez" invitó a sectores políticos, religiosos, gremiales, de artistas y discapacitados, incluso anunció que sería conformada una conferencia nacional de adultos mayores.

Un llamamiento tan sensato como pintoresco, matizado posteriormente con sus propias palabras. Maduro adelantó que el objetivo fundamental de la reunión sería la neutralización de las acciones que han generado durante los últimos días "sectores de la extrema derecha, que utilizan a parte del estudiantado para crear zozobra".

Golpe de Estado y salsa

El presidente insistió ayer en parecidos términos, saltando de la paz a la guerra política (teoría de la conspiración y golpe de Estado en marcha), mientras ensayaba varios bailes de salsa ante las cámaras de televisión.

"Ellos están estimulando para ver si aparece un loco y me mata. Un grupo pequeño de la extrema derecha violenta, apoyado por CNN, está pensando en sus próximas acciones fascistas", insistió Maduro.

La últimos datos de Hinterlaces, encuestadora de cabecera del chavismo, sostienen que el 42% piensa que Maduro debe acabar su mandato y el 23% insiste en que se debe salir a la calle.

A la misma hora que Maduro se dirigía a su público, el general Ángel Vivas permanecía atrincherado en su vivienda del este de Caracas, pertrechado con un fusil y protegido con un chaleco antibalas. El militar retirado se negaba a entregarse a los agentes que cumplían la orden presidencial de detenerlo.

Maduro lo acusa de estar vinculado con las barricadas que se levantan estos días en Caracas, cuando el entorno del general asegura que éste únicamente habló en una radio sobre la conveniencia de esta protesta y de cómo enfrentarse a los colectivos paramilitares desde ellas.

Un centenar de vecinos se echó a la calle para apoyar al nuevo Rambo de la oposición radical, que critica con dureza la "intervención" cubana, al "procónsul" Maduro y a los políticos de la Mesa de la Unidad Democrática.

Fuerte condena del Club Político Argentino

Sobre la base de la tensión política y la violencia que estremecen a Venezuela, el Club Político Argentino (CPA) advirtió que "la oposición política y los que disienten con el gobierno en ese país hermano son objeto de una agresión que no puede sino ser condenada y repudiada", y llamó a iniciar "un proceso de diálogo".

El CPA consideró que "la mayoría electoral recibe una responsabilidad de gestión ejecutiva, pero nunca la autorización para lesionar los derechos de las minorías", y lamentó que "no haya habido una condena unánime del gobierno nacional y del sistema interamericano"..

TEMAS DE HOYLa muerte de García MárquezNarcotráficoCopa del ReyFamosos en crisis