Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Nokia entra en el mundo Android con sus nuevos teléfonos X

Tecnología

La compañía presentó tres smartphones económicos que usan una versión modificada de Android, aunque son compatibles con sus aplicaciones

Por   | LA NACION

 
Una vista del Nokia X, el teléfono móvil que utiliza una versión modificada de Android. Foto: Reuters 
 

BARCELONA.- En la apertura del Congreso Mundial de Móviles Nokia presentó no uno sino tres smartphones con Android: dos versiones con pantalla de 4 pulgadas (el Nokia X y el X+) y uno con pantalla de 5 pulgadas (Nokia XL).

No son equipos de alta gama, sino que la compañía los propone como alternativas muy económicas, por lo que el hardware no compite con los gigantes de la industria; busca ser una opción para quienes están entrando en el mundo de los smartphones (un grupo que viene en gran número de otros teléfonos Nokia).

Los equipos corren una versión modificada del Android 4.1.2 base (la AOSP); no tiene los servicios de Google (como los mapas, Drive o la tienda de aplicaciones) y los reemplaza con los de Nokia o Microsoft: mapas Here, Outlook o la tienda de Nokia para aplicaciones, aunque admite el uso de otras tiendas como Yandex o la carga manual de aplicaciones (usando el archivo instalador de Android, el APK) y, por supuesto, es posible usar una cuenta de Gmail como correo electrónico, tener Google Talk, etcétera (con aplicaciones de terceros).

Amazon ya hizo algo similar para su línea de tabletas. De hecho, es posible usar la tienda de aplicaciones de Amazon en los teléfonos con Android de Nokia. Como los equipos de Amazon, el Android de Nokia es diferente del estándar, con una estética similar a Windows Phone y con Fast Lane, una vista sinfín de notificaciones y aplicaciones recientes que también usa en sus teléfonos Asha.

 
 

El Nokia X tiene una pantalla IPS de 4 pulgadas y una cámara de 3 megapixeles; el X+ suma una ranura microSD; ambos con un Qualcomm Snapdragon S4 de doble núcleo a 1 GHz, 512 MB de RAM y 4 GB de almacenamiento; el Nokia XL, una pantalla de 5 pulgadas, cámara trasera de 5 megapixeles y delantera de 2 megapixeles para videollamadas, además de 768 MB de RAM. En todos los casos, la resolución de pantalla de estos equipos es de 800 por 400 pixeles.

Según explicó Elop, la enorme mayoría de las aplicaciones corre sin problemas en estos equipos; los que apuntan directamente a algunos servicios de Google deberán ser recompilados para usar las APIs equivalentes de Nokia.

El Nokia X está disponible "ahora mismo" a un precio de 99 euros, mientras que el X+ (que suma una ranura microSD) y el XL (que tiene una pantalla de 5 pulgadas) estarán disponibles en el segundo trimestre del año en mercados "emergentes" aunque sin especificar cuáles. Los precios se publican sin calcular impuestos ni subsidios de operadoras, pero son una guía (y son esencialmente equipos baratos).



"Es una oportunidad de llegar a más gente que no puede acceder a equipos más caros", dijo Stephen Elop, el jefe de la división de móviles de la compañía, durante la presentación. "Lumia es nuestra plataforma de smartphones para el futuro, pero con Nokia X queremos mostrarle a los próximos mil millones de usuarios que están entrando al mundo de los smartphones qué se puede hacer. Nos permite llegar a precios que de otra forma nos resultaría complicado, aunque hay es cierto que habrá un cierto solapamiento de oferta con los Lumia. Estamos usando la versión de código abierto de Android (AOSP) sin incluir los servicios de Google en forma deliberada, para promover los servicios de Microsoft. Pero usar Android nos permite aprovechar el ecosistema de aplicaciones que ya existe."

 
Stephen Elop, CEO de Nokia, durante la presentación del teléfono con Android. Foto: AFP 
 

Está claro que la nueva plataforma X va entre los Asha y los Lumia, aunque está más cerca de estos últimos que de los primeros. En toda la presentación hablaron de Microsoft como un socio estratégico, y de Nokia como un vehículo para promover los servicios de Microsoft; la compra que hizo de la división de teléfonos móviles del gigante europeo recién estará finalizada en marzo. El proyecto de Android -que precede la decisión de compra- es visto por muchos como una estrategia que nació para mostrarle a Microsoft que Nokia podía seguir un camino independiente.

Los equipos ya están listos y comenzará su venta; está claro que Nokia los considera una alternativa viable para aumentar su presencia -aunque admiten que hay un solapamiento con la gama baja de Windows Phone-; habrá que esperar un tiempo para ver si en Microsoft accede a usarlos como una forma de promoción de sus servicios o si preferirá apostar por una única -y propia- plataforma. Aquí Satya Nadella, el flamante CEO de Microsoft, tiene una oportunidad interesante.

Dije en su momento que me parecía poco probable que el proyecto sobreviviera la venta; parece que me equivoqué, sin embargo, y que Nokia está haciendo una apuesta fuerte por Android mientras encuentra cómo darle algún beneficio a Microsoft. Ayer, también en Barcelona, Joe Belfiore, el mandamás de Windows Phone dentro de Microsoft, expresó que Nokia era todavía una empresa independiente, y que había cosas que hacían que les parecían geniales y otras no tanto, en obvia referencia al uso de Android.

Y adelantó además que la actualización 8.1 de Windows Phone (que llegará en el segundo trimestre del año) mejora todavía más el uso de recursos -Windows Phone es muy frugal en ese punto-, admite doble SIM, la carga de aplicaciones en tarjetas de memoria y más, todos elementos que ponen aun más en duda el futuro de Nokia X como plataforma. Elop prefirió hablar de segmentos de precios, y de que a medida que bajen el precio de los Lumia también lo hará el de los Nokia X. Habrá que esperar y ver cómo responde el mercado; por lo pronto, enfrentará la competencia en el segmento de los smartphones económicos con Firefox OS, que apuntan al mismo público.

BlackBerry Messenger

La compañía confirmó, además, que en las próximas semanas el BlackBerry Messenger estará disponible para Windows Phone 8, aunque no dio más detalles. También está disponible, lógicamente, para el Nokia X.

Siguen los Asha

 
Nokia también renovó su plataforma Asha con nuevos modelos de teléfonos móviles. Foto: EFE 
 

La compañía no olvidó los miembros de su gama más baja, que hoy es el segmento donde tienen más volumen -y el que financió las operaciones de la compañía en los últimos tiempos-. Así, mostró el Nokia 220, un teléfono convencional con conexión a Internet por 29 euros (el más barato de la compañía hasta ahora), con conexión 2G, Twitter, Facebook y un mes de batería en espera; y un nuevo miembro de la línea Asha, el 230, con un precio de 45 euros, con pantalla táctil; la compañía confirmó que todos los Asha que llegaron al mercado en 2013 recibirán una actualización del sistema operativo que suma MixRadio (el servicio de streaming de música gratis de Nokia) y la carga de fotos automática a OneDrive..

TEMAS DE HOYLas trabas a las importacionesElecciones 2015El caso de Lázaro BáezCongreso Nacional