Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Dos hombres rusos se casaron en la Argentina y pedirán ser refugiados

Alexander (47) y Dimitri (35), dos gays de nacionalidad rusa, contrajeron matrimonio hoy; apuntan a conseguir asilo político porque en su país se los persigue como criminales

Martes 25 de febrero de 2014 • 17:01

En Rusia ser gay es un crimen. Está penado por ley. También la "propaganda" de la homosexualidad, como por ejemplo, ir de la mano por la calle o besarse en la vía pública. Esto se plasmó en una ley. En junio del año pasado se adoptó en Rusia una ley, que condena la distribución de "propaganda de relaciones sexuales no tradicionales" a menores de edad con multas y penas de cárcel.

Como en su país se los persigue, Alexander (47) y Dimitri (35), dos hombres gays de nacionalidad rusa decidieron casarse en la Argentina. Dieron el sí en el registro civil de la calle Uruguay 753 de la Ciudad de Buenos Aires. "Este es el primer paso para luego pedir el estatus de refugiados políticos en nuestro país", dijo a LA NACION el militante por la diversidad Alex Freyre, que los acompañó en este proceso.

Los rusos Alexander y Dimitri contrajeron matrimonio en la Argentina y pedirán asilo polítco. Foto: EFE
Los rusos Alexander y Dimitri contrajeron matrimonio en la Argentina y pedirán asilo polítco. Foto: AP
Los rusos Alexander y Dimitri contrajeron matrimonio en la Argentina y pedirán asilo polítco. Foto: Reuters
Los rusos Alexander y Dimitri contrajeron matrimonio en la Argentina y pedirán asilo polítco. Foto: AFP
Los rusos Alexander y Dimitri contrajeron matrimonio en la Argentina y pedirán asilo polítco. Foto: Reuters
Los rusos Alexander y Dimitri contrajeron matrimonio en la Argentina y pedirán asilo polítco. Foto: AP
Los rusos Alexander y Dimitri contrajeron matrimonio en la Argentina y pedirán asilo polítco. Foto: EFE
Los rusos Alexander y Dimitri contrajeron matrimonio en la Argentina y pedirán asilo polítco. Foto: EFE
Los rusos Alexander y Dimitri contrajeron matrimonio en la Argentina y pedirán asilo polítco. Foto: Reuters

Casarse fue una forma de visibilizar ante el mundo las racias y golpizas que los homosexuales padecen en Rusia, el país que es sede de los Juegos Olímpicos de Invierno. Alexander y Dimitri son oriundos de Sochi, centro de los Juegos. "Ellos se fugaron de Rusia justo antes de los Juegos, cuando se recrudecieron las racias", comenta Freyre. Volver, para ellos, sería vivir en prisión por "practicar la propaganda". Alex Freyre y José María Di Bello, ambos integrantes del primer matrimonio igualitario de Argentina y Latinoamérica, acompañaron a la pareja rusa en este paso institucional en la Argentina.

La pareja rusa ya se casó de manera religiosa (pero no legal) en Tailandia. Ahora eligieron la Argentina, donde rige la ley de matrimonio igualitario desde 2010, para solicitar protección y obtener el reconocimiento legal de su estado de familia. Como temen regresar a Rusia después de casados a causa de las leyes homofóbicas actualmente vigentes decidieron presentarse ante la autoridad correspondiente a solicitar el estatus de refugiados. Esta no es la primera pareja que lo hace.

"El amor es más fuerte que la homofobia. Estos dos valientes hombres alzan su voz en nombre propio y de millones de rusos y rusas que han sido declarados ilegales. Ahora Alex y Dima estarán protegidos, Búsquenlos, los encontrarán; como diría León, en el país de la libertad", dice Freyre.

Di Bello punta: "La Argentina, con los principios expresados en nuestra constitución nacional y su actual política de derechos humanos, se constituye en el único país en el mundo que respeta a propios y a extranjeros el derecho a formar una familia; respetando las identidades nacionales y sexuales, incluso".

""La Argentina, con los principios expresados en nuestra constitución nacional y su actual política de derechos humanos, se constituye en el único país en el mundo que respeta a propios y a extranjeros el derecho a formar una familia" (Di Bello)"
Compartilo

Para Diego de Jesús Arias, presidente de la asociación Mateadas por la Diversidad, quien protagoniza y acompaña actividades de reclamo por la igualdad y contra la homofobia en el mundo, que siguió el proceso esta es una oportunidad para "concretar los sueños, sin prejuicios".

La ley rusa vigente recibió el repudio mundial. Los Juegos Olímpicos sirvieron para visibilizar mundialmente la discriminación y criminalización que ese país hace sobre la homosexualidad.

Rusia no es el único país en este sentido. Ayer el presidente de Uganda, Yoweri Museveni, promulgó una ley que convierte a la homosexualidad en un crimen pasible de cadena perpetua, ignorando críticas y presiones internacionales. Hay 76 países en donde ser gay es un crimen; en 10, puede costar la vida de esa persona.

César Cigliutti, presidente de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), informó: "Estamos trabajando para que se deroguen estas leyes, tanto en Uganda como en cualquier otra parte del mundo. Estamos haciendo presentaciones internacionales y nacionales junto con la ILGA, la organización AllOut y también como integrantes de la Comisión de Diversidad Sexual del Consejo Consultivo de la Cancillería Argentina".

Agregó que la Argentina es un país que con sus leyes garantiza la diversidad sexual y es también un país que da asilo a las personas perseguidas y detenidas en cárceles por su orientación sexual e identidad de género. Una prueba es que hoy Alexander y Dimitri, una pareja de gays rusos, se casarán en el Registro Civil y luego harán las presentaciones para que el gobierno nacional les reconozcan el estado de refugiados.

"Sabemos que en realidades como las de Uganda, las denuncias y acciones internacionales son las que pueden enfrentar a estas violentas discriminaciones que todavía promueven algunos Estados en el mundo", concluyó.

Debido a la sensibilidad del tema la nota fue cerrada a comentarios

En esta nota:
Te puede interesar