Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Buscar trabajo con más de 40 años

En tiempos de conflictos económicos y políticos son cada vez más las empresas argentinas que buscan profesionales sin discriminar por rango etario y focalizando en la experiencia en sectores o problemáticas específicas

SEGUIR
PARA LA NACION
Domingo 09 de marzo de 2014
0

La inflación como un nuevo y poderoso protagonista, el resurgir de sindicatos cada vez más combativos, la falta de perfiles técnicos y la priorización de lo personal sobre lo organizacional en las generaciones más jóvenes hacen resurgir la demanda de una franja etaria de profesionales que se las veía negras para reinsertarse en el mercado laboral.

También la extensión del ciclo de vida y el corrimiento de la adolescencia y la juventud está modificando la anterior preocupación por la edad de corte, dado que ciertas actitudes y rasgos de madurez, en algunos casos, sólo se perciben hoy pasados los 40, coinciden los expertos.

Justamente, la experiencia se convierte hoy en un contexto de estrechamiento de la demanda laboral, en un diamante que debe relucir y que no pocas empresas están ansiosas de aprovechar en tiempos de crisis económica y política.

El esquema cambió mucho. Dos décadas atrás, las búsquedas eran muy restrictivas y la edad era un factor condicionante. "Hoy, con la necesidad de gente comprometida y con ganas de trabajar, el nicho de más de 40 pasa a ser interesante, comenta Laura Bitocco, gerente general de Hidalgo & Asociados.

La edad ya no pesa tanto, confirma Eduardo Suárez Batán, titular de la firma homónima, pero "todavía hay prejuicios alrededor de la forma de ser de los Baby Boomers", los trabajadores más veteranos en la escalera de las generaciones (ver recuadro).

A veces se supone que a cierta edad, no se va a dominar la tecnología o que se perdió flexibilidad; que la persona "no puede reformatearse o resetearse, tomando términos de esa disciplina, pero esos son puros prejuicios", dice Ximena Díaz Alarcón, de la empresa de investigación de mercado Trendsity.

"Es paradójico que el marketing haya segmentado tan claramente la franja de más de 45 a la hora de considerarlos consumidores, y persistan los prejuicios cuando se los ve como productores", reflexiona.

El valor de la experiencia

En las posiciones de conducción, jefes, gerentes y directores "están solicitando profesionales con experiencia y 45 es la edad mínima", asegura Gloria Cassano. La tendencia es relativamente nueva. "Hace 15 años esto no era así. Hoy se está destacando la madurez y la experiencia para estos puestos", completa.

En momentos de crisis económicas o tensiones políticas, vaivenes financieros o problemas cambiarios, los profesionales con historia tienen un plus invalorable. Lo mismo sucede en el ámbito sindical.

"En los 90, lo gremial era virtualmente inexistente. Actualmente, el de las paritarias es un tema que está en la agenda de cualquier directorio empresarial. Para plantarte en una negociación salarial necesitás actitud, y eso recién lo tenés después de los 40 años", comenta Carlos Montoto, coach y ex director de Recursos Humanos de BBVA Banco Francés.

Según un estudio del área de outplacement de Bruno Matarazzo & Asociados, la edad promedio de reinserción en posiciones directivas y gerenciales es de 45 años; 43 en mandos medios, y de 40 en el nivel puramente operativo.

"Las posibilidades de acceder a un nuevo trabajo son inversamente proporcionales a la edad de la persona y todo depende de la demanda y de cómo se muestra la oferta. Hay que convertirse en un producto más que ir a buscar trabajo", afirma César Jorge, director de Transiciones Laborales de la compañía.

Cassano advierte, no obstante, que la edad no es obstáculo cuando se llegó a un puesto gerencial o directivo, pero que "aquellos que, pasados los 40 años, se quedaron en ser analistas, coordinadores de área o especialistas les cuesta más reinsertarse porque están compitiendo con otros de 30 o 35 que tienen toda la energía de llegar y crecer".

Pero otros no opinan lo mismo. Es más, Bitocco disiente. Según ella, en niveles de menos responsabilidad, la demanda también es muy palpable, ya que la denominada gente grande puede dar a una empresa exactamente lo contrario de lo que aporta la llamada Generación Y.

"Los que están en la franja de menos de 30 viven con sus padres, muchos tienen las necesidades cubiertas y sólo trabajan para tener algo de plata. En cambio, la gente más grande demuestra más compromiso y se dedica plenamente a la empresa en la que trabaja. De hecho, todas las secretarias de gerencia hoy superan los 40 años", comenta.

El cambio en la oferta

La nueva manera de redactar los avisos también es una señal que confirma que la barrera de la edad se está rompiendo. Las multinacionales ya no indican edad en los avisos y muchas veces ni siquiera el sexo.

"Antes, ni siquiera recibías a una persona que estaba 10 años por encima del tope. Hoy, por lo menos, te entrevistan y ahí está la oportunidad de mostrarse", dice Montoto.

Cassano nunca aceptó incluir la edad en sus búsquedas y condena duramente a aquellos que reniegan de entrevistar a alguien por su edad. "Si alguien trabajó en la competencia y tuvo logros importantes, me debo fijar en la persona, no en sus años. Si tanto se privilegian las competencias blandas, la actitud, el liderazgo y el trabajo en equipo, ¿cómo voy a dejar de conocer a alguien por la fecha en que nació?", se pregunta.

De todos modos, Bitocco recomienda que, aunque figure la edad en el aviso de interés, no hay que dejar de postularse porque es un factor flexible y el entrevistador, luego de ver su currículum, es probable que reconsidere aquel límite.

Como parte de su política de diversidad, algunas empresas se acercaron en los últimos años a los trabajadores considerados más grandes. Manpower Group, por ejemplo, cuenta con un programa para contribuir a la concientización de la sociedad sobre lo que denominan la exclusión social invisible de las personas mayores de 45 desempleadas y les brinda herramientas de orientación laboral para su reinserción.

Gestión Compartida incluye en sus procesos de selección a mayores de 45 años. Para eso trabaja junto con la Asociación Civil Diagonal, y presta sus oficinas y su personal de Recursos Humanos para que quienes están buscando empleo tengan la oportunidad de capacitarse y quedar en la base de la compañía para cuando se abran búsquedas.

La edad ya no es lo que era

Contexto caliente

Son muchas las empresas que dicen estar buscando personas con más de 40 para aprovechar su experiencia en este contexto.

Compromiso

La supuesta falta de lealtad de la Generación Y volvió la mirada empresarial hacia los Baby Boomers.

Relaciones laborales

La creciente tensión sindical se convirtió en un nicho para los viejos expertos en ese rubro.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas