Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Paritarias

Acordaron los estatales bonaerenses, pero los maestros mantienen la huelga

Política

El gobierno de Scioli cerró aumentos salariales con un sector de la administración pública; apuesta a desgastar la protesta de los docentes, que hoy entra en su octavo día

Por   | LA NACION

LA PLATA.- El gobierno de Daniel Scioli acordó ayer un incremento salarial con un amplio sector de los auxiliares docentes y empleados estatales. Sin embargo, aún no ha podido resolver el conflicto con los maestros, que hoy cumplen su octavo día de paro consecutivo y que ayer ratificaron la decisión de continuar con las medidas de fuerza por tiempo indeterminado.

La administración bonaerense parece haber recurrido a una estrategia que el año pasado le brindó un buen resultado: acordar con sindicatos cercanos a su gobierno para quitarle fuerza a la protesta gremial provincial y debilitar así la postura intransigente de los docentes bonaerenses.

Una fuente oficial admitió a LA NACION que la idea es ir ganando tiempo con las negociaciones con otros sectores gremiales, mientras la postura dura de los maestros se va desgastando con el correr del tiempo.

Precisamente ayer, el Ministerio de Trabajo que conduce Oscar Cuartango logró cerrar la paritaria con los empleados estatales. Si bien la Asociación de Trabajadores Estatales (ATE) provincia se mostró en desacuerdo con la propuesta, la Unión Personal Civil de la Nación (UPCN) y una parte de la Federación de Gremios Estatales y Particulares de la Provincia de Buenos Aires (Fegeppba) aceptaron la nueva oferta, que incluye bonificaciones en negro y un aumento repartido en dos cuotas: en marzo y en agosto.

"Nosotros aceptamos la propuesta porque beneficia a los sueldos más bajos. Además, acordamos de palabra que en caso que los docentes reciban una oferta mayor, automáticamente abrimos un espacio de diálogo para mejorar la propuesta", dijo a LA NACION el secretario general de UPCN, Carlos Quintana, un dirigente gremial próximo al gobierno de Scioli.

Durante las primeras horas de la tarde, el jefe de Gabinete, Alberto Pérez, convocó a una conferencia de prensa donde anunció el acuerdo con los estatales y volvió a pedir a los docentes que reflexionen y permitan que comiencen las clases de una vez por todas.

"Como solicitaron [los gremios] priorizamos a los sectores de menores ingresos para mantener el poder adquisitivo de esos salarios y esa propuesta ha sido aceptada. Implica un desembolso de $ 19.000 millones, y alcanza a 30.000 auxiliares no profesionales de la salud, 60.000 no docentes, miles de empleados administrativos y trabajadores del agua y el gas", explicó Pérez.

Mientras las negociaciones salariales continúan con los distintos sectores gremiales, el gobierno bonaerense también intensificó la presión contra los docentes y anunció la presentación de un proyecto para que la educación en la provincia de Buenos Aires sea un servicio público esencial. La idea, sostuvo el vicegobernador Gabriel Mariotto, es que mientras se discutan los salarios, los chicos puedan estar en clases.

La propuesta consiste en reformar la ley de negociaciones colectivas docentes, de 2006. Esa norma establece que la educación no puede ser considerada como servicio esencial y, por lo tanto, impide restringir el derecho a huelga..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYColoquio de IDEAReforma del Código Procesal PenalEl brote de ébolaEstado Islámico