Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Complicado regreso a casa por el paro de colectivos y la lluvia

Las calles de la ciudad y el conurbano fueron escenario de numerosos embotellamientos; la medida de fuerza se mantendrá hasta la medianoche

Viernes 14 de marzo de 2014 • 22:59
Ante la falta de gran parte del transporte público, muchos decidieron salir en auto, por lo que en las calles circulan muchos más vehículos particulares que los que se pueden ver cualquier día de semana. Foto: LA NACION / Guadalupe Aizaga
Ante la falta de gran parte del transporte público, muchos decidieron salir en auto, por lo que en las calles circulan muchos más vehículos particulares que los que se pueden ver cualquier día de semana. Foto: LA NACION / Santiago Filipuzzi
Ante la falta de gran parte del transporte público, muchos decidieron salir en auto, por lo que en las calles circulan muchos más vehículos particulares que los que se pueden ver cualquier día de semana. Foto: LA NACION / Santiago Filipuzzi
Ante la falta de gran parte del transporte público, muchos decidieron salir en auto, por lo que en las calles circulan muchos más vehículos particulares que los que se pueden ver cualquier día de semana. Foto: LA NACION / Santiago Filipuzzi
Ante la falta de gran parte del transporte público, muchos decidieron salir en auto, por lo que en las calles circulan muchos más vehículos particulares que los que se pueden ver cualquier día de semana. Foto: LA NACION / Guadalupe Aizaga
Ante la falta de gran parte del transporte público, muchos decidieron salir en auto, por lo que en las calles circulan muchos más vehículos particulares que los que se pueden ver cualquier día de semana. Foto: LA NACION / Santiago Filipuzzi
Ante la falta de gran parte del transporte público, muchos decidieron salir en auto, por lo que en las calles circulan muchos más vehículos particulares que los que se pueden ver cualquier día de semana. Foto: LA NACION / Santiago Filipuzzi
Ante la falta de gran parte del transporte público, muchos decidieron salir en auto, por lo que en las calles circulan muchos más vehículos particulares que los que se pueden ver cualquier día de semana. Foto: DyN
Ante la falta de gran parte del transporte público, muchos decidieron salir en auto, por lo que en las calles circulan muchos más vehículos particulares que los que se pueden ver cualquier día de semana. Foto: LA NACION / Guadalupe Aizaga
Ante la falta de gran parte del transporte público, muchos decidieron salir en auto, por lo que en las calles circulan muchos más vehículos particulares que los que se pueden ver cualquier día de semana. Foto: LA NACION / Guadalupe Aizaga
Ante la falta de gran parte del transporte público, muchos decidieron salir en auto, por lo que en las calles circulan muchos más vehículos particulares que los que se pueden ver cualquier día de semana. Foto: LA NACION / Guadalupe Aizaga
Ante la falta de gran parte del transporte público, muchos decidieron salir en auto, por lo que en las calles circulan muchos más vehículos particulares que los que se pueden ver cualquier día de semana. Foto: LA NACION / Guadalupe Aizaga
Ante la falta de gran parte del transporte público, muchos decidieron salir en auto, por lo que en las calles circulan muchos más vehículos particulares que los que se pueden ver cualquier día de semana. Foto: DyN
Ante la falta de gran parte del transporte público, muchos decidieron salir en auto, por lo que en las calles circulan muchos más vehículos particulares que los que se pueden ver cualquier día de semana. Foto: Télam
Ante la falta de gran parte del transporte público, muchos decidieron salir en auto, por lo que en las calles circulan muchos más vehículos particulares que los que se pueden ver cualquier día de semana. Foto: DyN
Ante la falta de gran parte del transporte público, muchos decidieron salir en auto, por lo que en las calles circulan muchos más vehículos particulares que los que se pueden ver cualquier día de semana. Foto: LA NACION / Santiago Filipuzzi
0

El regreso a casa se complicó debido al intenso tránsito en las calles porteñas y las del conurbano. En plena hora pico del viernes, en medio de una jornada lluviosa y con muchas líneas de colectivos fuera de servicio debido a un paro , circular se hizo casi imposible.

La medida de fuerza, que comenzó al mediodía y se extenderá hasta las 12 horas, es en protesta por el asesinato de un chofer de la línea 56. El paro afecta a todos los servicios que tienen cabecera en la provincia, por lo tanto el problema alcanza también a la ciudad.

Ante la falta de gran parte del transporte público, muchos decidieron salir en auto, por lo que en las calles circularonn muchos más vehículos particulares que los que se pueden ver cualquier día de semana.

A eso se le sumó la lluvia, que exigió mayor precaución por parte de los conductores e hizo que la circulación fuera más lenta.

Por otra parte, durante la tarde algunas líneas de subte funcionaron con demoras.


Enterate del estado del tránsito en servicios.lanacion.com.ar/transito/
Compartilo
En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas