Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un pueblo santafecino pasó de la sequía a la inundación

El cambio climático modificó drásticamente la situación de El Nochero, una localidad del olvidado norte de esa provincia; por José Bordón

Domingo 16 de marzo de 2014 • 16:16
Una postal de la zona rural de la localidad conocida como El Nochero, al norte de la provincia de Santa Fe
Una postal de la zona rural de la localidad conocida como El Nochero, al norte de la provincia de Santa Fe. Foto: Gentileza El Litoral
0

SANTA FE.- Un pueblo pasó de la peor sequía de los últimos 20 años a la actual inundación que lo aisla, social y económicamente.

El cambio climático modificó drásticamente la situación de un pueblo del olvidado norte santafecino. El Nochero, también conocido como Gregoria Pérez de Denis, departamento 9 de Julio, 434 kilómetros al noroeste de esta capital, próximo al límite tripartito que conforman Santa Fe, Chaco y Santiago del Estero, se debatía a fines de febrero por subsistir en medio de una de las mayores sequías de su historia, y sus habitantes clamaban por agua, para consumo humano y animal, que desde diferentes zonas de la geografía provincial acercaban grupos de ayuda.

Desde hace una semana sus barrios ofrecen una cara diametralmente opuesta y sus dos mil habitantes ven que su futuro está comprometido por la inundación que provocó lluvias de gran volumen en la zona y en el extremo sudeste de Santiago del Estero.

"En la última semana de febrero llegó la lluvia. La gran mayoría de las localidades del departamento se benefició, mientras que nuestra localidad sufrió los efectos de las abundantes precipitaciones. El 24 de febrero recibimos una lluvia de 270 milímetros y dos días después cayeron otros 30. Después hubo lluvias de entre 40 y 60 milímetros. Pero al mismo tiempo llovieron 411 milímetros en el paraje El Cuadrado, provincia de Santiago del Estero, que por declive natural escurre hacia nuestro pueblo", explicó a LA NACION el presidente comunal de lalocalidad, Fernando Díaz.

"Ese caudal pasó sobre la ruta 35 interprovincial que nos separa de Santiago del Estero y tapó caminos, campos y en algunos casos ingresó a los domicilios. Todavía sigue drenando el agua desde allá y por consiguiente nosotros seguimos teniendo agua en nuestro distrito, donde el viernes pasado volvió a llover", amplió el jefe comunal.

Ante una consulta, Díaz sostuvo que todo ese caudal desemboca al este de la comuna, en un lugar que se llama la Cañada de las Víboras, un bajo grande que muchas veces sirve de reserva para el pueblo.

"Desde Santiago (del Estero) hacia la cañada, el agua viene arrasando con todo lo que son los sembrados de algodón, maíz, sorgo, y rodea al pueblo. El agua está pasando por canales que nosotros tenemos súper saturados, pero por suerte no rebasaron y no tuvimos ingreso hacia la localidad. Pero todo el distrito rural está muy complicado porque todavía viene mucha agua hacia el este", indicó Díaz.

El presidente comunal sintetizó: "Si bien es muy temprano para medir el impacto en la producción rural y se están haciendo todos los esfuerzos para que sea el menor posible, hasta hace seis días el 80 por ciento de la producción estaba bajo agua. La mayoría de los algodones y el sorgo tienen entre 40 y 50 centímetros de agua. Pero todo está drenando hacia el bajo y nosotros estamos tratando de acelerar el escurrimiento para que los sembrados empiecen a liberarse".

Finalmente, el funcionario comunal mencionó que "venimos desde fines de 2007 hasta hace 20 días con emergencias y desastres por sequía. Recibir de golpe 270 milímetros, 30 más a los dos días, y cerca de 60 milímetros en las últimas jornadas, es mucho. La ruta interprovincial está cortada desde hace 10 días con 40 centímetros de agua y todo eso es lo que está bajando directamente hacia el este, donde está nuestra comuna".

"Pero esto no le va a servir al resto del departamento, porque el agua busca los bajos que están en los departamentos Vera y General Obligado", remarcó.

"La lluvia de la semana pasada mantuvo altas las napas subterráneas, por lo que es imposible ingresar a la zona rural", concluyó.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas