Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los escritores argentinos que residen en Francia también lamentan las ausencias

Alicia Dujovne Ortiz cuestionó las “guerritas” políticas y “vanidades” que rodean al Salón del Libro de París, que será inaugurado mañana por Cristina Kirchner

SEGUIR
PARA LA NACION
Miércoles 19 de marzo de 2014
0

PARÍS.- Los escritores argentinos invitados al Salón del Libro empiezan a desembarcar hoy en esta ciudad. Con la presidenta Cristina Kirchner ya en París , la primera inauguración a la que asistirán esta tarde será la de "Tierra de luz, cultura y solidaridad franco-argentina", una exposición muy empujada por la Secretaría de Cultura de la Nación -según dicen aquí- que, a través de fotografías, videos y archivos, rinde homenaje a la generosidad del pueblo francés por haber recibido a los intelectuales y artistas exiliados durante la dictadura argentina.

El entusiasmo por haber llegado a la Ciudad Luz estará acompañado por susurros y discusiones en voz baja entre unos y otros. Los aplausos no lograrán acallar la polémica generada por unas listas de invitados que dejaron de lado a grandes figuras de la literatura argentina en pos de otras desconocidas aquí, pero más cercanas al gobierno nacional.

Desde este lado del Atlántico, y a un día de la inauguración del Salón del Libro, prevista para mañana, la controversia también repercute entre aquellos escritores argentinos radicados desde hace años en este país, muchas veces publicados y conocidos por el lector francés después de varios años de trabajo. Precisan que están lejos, que saben que el debate está muy polarizado y que desconocen si las razones son sólo por motivos políticos, pero coinciden en que las ausencias son, por lo menos, raras.

Alicia Dujovne Ortiz cuestionó las "guerritas" políticas y "vanidades" que rodean al Salón del Libro de París
Alicia Dujovne Ortiz cuestionó las "guerritas" políticas y "vanidades" que rodean al Salón del Libro de París. Foto: Archivo

"Lamento la ausencia de Edgardo Cozarinsky. Ha vivido años en Francia, ha publicado mucho, me parece increíble que no esté. Y no quiero decir nada más porque me parece que hubo falta de elegancia de ambas partes. De quienes hicieron las listas y de quienes se quejaron. Todo ello justifica donde vivo, a dos horas de París, en el campo, para escapar a esta feria de vanidades -lanzó a LA NACION la escritora Alicia Dujovne Ortiz, radicada hace más de 30 años en este país y con más de 20 libros publicados-. Espero que en el Salón haya literatura, que se descubran nuevos autores y que no salgan a flote las guerritas, las vanidades, porque me daría vergüenza como argentina. Espero que esto no logre hacer sombra sobre los autores."

Señal de su reconocimiento en Francia, Dujovne Ortiz está invitada a seis mesas redondas, entre las cuales una es organizada por la muy escuchada radio cultural France Culture para hablar sobre la situación política argentina. "Muy difícil", sentencia.

La autora de La casa de los conejos (Manèges en francés), Laura Alcoba, llegó a Francia a los diez años siguiendo a su madre que escapaba de la dictadura militar, después de haber vivido en la clandestinidad y con un padre prisionero en La Plata. Alcoba escribe en francés. Manèges, publicado aquí por Gallimard, fue traducido por Leopoldo Brizuela.

"Es una pena, y es verdad que hay ausencias que a mí me tocan particularmente. Pienso en tres nombres: Rodrigo Fresán, Eduardo Berti y Martín Caparrós. Publicaron muchos libros, no sólo uno, y tienen críticas excelentes aquí. Fresán es un monumento de la literatura argentina. Berti es un autor de gran calidad. Todos existen en el panorama literario francés. Me parece reductor decir que sólo es por motivos políticos, pero son ausencias raras", opina Alcoba. Su último libro, Le bleu des abeilles, ya va por su tercera edición en Francia, y está actualmente siendo traducido para publicarse en la Argentina.

Los próximos días serán movidos. Están previstas conferencias, entrevistas y varias inauguraciones. A las actividades organizadas por el Salón, en general con temáticas más cercanas a la literatura, se agregan las más institucionales o políticas difundidas por la Argentina, como la presentación del libro Revolución y contrarrevolución, de Jorge Abelardo Ramos, que contará con la presencia de Ernesto Laclau y Laura Ramos. Algunas instituciones francesas confiesan el poco interés frente a ciertas propuestas organizadas por el gobierno argentino, que no fomentan la histórica relación cultural París-Buenos Aires, a la que ve "como una relación París-Recoleta",

En el marco del salón, Martín Kohan, Tununa Mercado, Laura Alcoba y Leopoldo Brizuela participarán en una mesa redonda sobre "Escribir la dictadura"; Leandro Ávalos Blacha, Miguel Vitagliano, Selva Almada y Samantha Schweblin discutirán sobre literatura emergente, y Luisa Futoransky, Diana Bellessi y Silvia Baron Supervielle evocarán la poesía argentina.

También habrá homenajes a Julio Cortázar, a 100 años de su nacimiento, en los que se hablará sobre su relación con París, y a Juan Gelman (con Estela de Carlotto, entre otros).

El salón es la ocasión para los escritores argentinos de llegar a un público más amplio. Ojalá que los que pudieron venir lo puedan aprovechar bien.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas