Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Anunció Cavallo que se terminó la recesión

Pronosticó un fuerte crecimiento en el segundo semestre; deflación en mayo la primera desde 1969.

Martes 04 de junio de 1996

"Así como un año atrás los convoqué en este lugar en momentos difíciles ahora lo hago para anunciar que los indicadores demuestran que se está revirtiendo el ciclo negativo" dijo Domingo Cavallo a 500 empresarios banqueros economistas legisladores y funcionarios reunidos en el Banco Nación en lo que se interpretó como un anuncio de que se terminó la recesión.

"Se ha iniciado un proceso de reactivación y es la recuperación del vigoroso crecimiento que tuvimos entre 1991 y 1994" dijo el funcionario antes de refirmar que la economía crecerá el 5% en 1996 gracias a que en el segundo semestre habrá un incremento del Producto Bruto Interno (PBI) de entre el 10 y el 11 por ciento.

Cavallo reconoció que en el primer trimestre el PBI se retrajo el 3 2% respecto del mismo período de 1995 pero aclaró que despejados los factores estacionales ese retroceso se transforma en un crecimiento del 3% respecto del cuarto trimestre del año último.

"Lo que ocurrió en 1995 fue muy duro pero debe ponernos orgullosos porque enfrentamos un shock externo y una fuga de capitales sin perder la estabilidad" indicó el ministro antes de anunciar que el índice de precios de mayo que se difundirá hoy mostrará una "leve" deflación que es la primera para ese mes desde 1969.

También pronosticó una muy fuerte mejora de la actividad agropecuaria -aunque admitió problemas entre los ganaderos- y aconsejó a los banqueros que apoyen con créditos al sector. Además reconoció que continúa el déficit fiscal y no dio precisiones sobre la evolución del desempleo.

Persiste el déficit fiscal

El ministro dijo que cuando aumenten los recursos impositivos se bajará el IVA y prometió no aumentar otras alícuotas; la recaudación de mayo fue el 4% menor que la del mismo mes de 1995 por la reducción de los aportes patronales

"Todavía tenemos un nivel de déficit en el que caímos en el segundo semestre de 1994 y que se acentuó en 1995" reconoció Domingo Cavallo que dedicó casi la mitad de su exposición ante empresarios y banqueros a explicar la situación fiscal y los planes contra la evasión impositiva.

El ministro expresó su esperanza de que en junio próximo luego de los vencimientos de los impuestos a la riqueza y a las ganancias de la personas se podrá anunciar "un muy fuerte incremento de la recaudación".

El costado fiscal fue el único en el que Cavallo reconoció algunos problemas. La recaudación de mayo sin contar los aportes al sistema de jubilación privada fue de $ 3600 millones es decir poco más del 4% menos que en el mismo mes de 1995.

Cavallo atribuyó esa desmejora respecto del año último a los $ 200 millones que se pierden todos los meses por la reducción de los aportes patronales sobre la nómina salarial.

Computando los aportes al sistema privado la recaudación fue de $ 3822 millones el 9 5% mayor que la de abril último pero el 3% inferior a la de mayo de 1995.

El ministro reiteró que se necesita un aumento de los ingresos sin aumentar las alícuotas y además eliminando impuestos distorsivos.

También definió como "objetivo inmediato" la baja del IVA pero aclaró que no podrá efectuarse hasta que no aumenten los ingresos.

Además se ocupó de salir al cruce de varias críticas lanzadas por el ex secretario de Ingresos Públicos Carlos Tacchi a quien sin embargo no mencionó.

"No es cierto que hayamos dejado de controlar el cumplimiento de las normas de facturación" dijo el ministro antes de aclarar que "ahora no lo hacemos con tanta espectacularidad como antes no esperen ver operativos por televisión".

Aclaró que "tenemos que actuar cada vez más con inteligencia porque antes se daba una imagen de espectacularidad en los operativos y sólo se consiguió recaudar el 20% de lo que se reclamaba".

"Por las denuncias en el marco de la ley penal tributaria sólo se recaudaron $ 53 millones o sea nada" dijo el ministro en obvia referencia a las críticas lanzadas por el ex jefe del grupo de control Los Intocables Luis María Peña.

"El problema de la evasión es muy grave y muy complejo" reconoció el ministro.

También admitió que la reducción de los aportes patronales todavía no produjo el aumento de la masa de aportantes que se espera como producto del "blanqueo" de situaciones irregulares y del incremento del número de puestos.

Gastos

También desmintió que el déficit actual sea producto de un incremento del gasto público del que dijo que se encuentra en el mismo nivel desde 1994.

Incluso destacó los programas que se realizan en la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) para eliminar las erogaciones que significan los beneficios otorgados o cobrados de manera irregular.

Pero sostuvo que esas economías significarán que los nuevos jubilados puedan comenzar a cobrar antes sus beneficios y no hizo mención alguna a la posibilidad de un incremento en las prestaciones mínimas.

Elogios y optimismo por las palabras del ministro

Economistas y empresarios consultados por La Nación no ahorraron elogios al opinar sobre el discurso del ministro Cavallo.

"Mi impresión es que los indicadores del primer trimestre del año son más que alentadores" resumió Adolfo Sturzenegger.

El economista Ricardo López Murphy en cambio se quedó sin palabras: "Yo no opino pienso" dijo a la prensa. En tanto el ex ministro de Economía Roberto Alemann uno de los referentes de la comunidad financiera internacional elogió la exposición a la que también calificó de optimista. "Los resultados del primer trimestre son muy importantes pero debo estudiar las cifras" afirmó.

Juan Alemann ex secretario de Hacienda comentó: "Lo que dijo Cavallo yo lo vengo diciendo todos los días".

Jorge Blanco Villegas titular de la Unión Industrial Argentina precisó que el ministro se tiene que mostrar muy optimista para que las cosas funcionen. "Cavallo tiene una percepción mejor que la que se tiene por lo general sobre la marcha de la economía".

Te puede interesar