Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La producción automotriz tuvo su peor marzo en 4 años

Por la menor demanda interna y externa, la fabricación cayó 26% en relación con el mismo mes de 2013; en el trimestre, la baja es de 16 por ciento

Sábado 05 de abril de 2014
SEGUIR
LA NACION
0

Con las ventas internas y las exportaciones en picada, el resultado no podía ser otro: en marzo, la producción de las terminales de autos instaladas en la Argentina fue 26% más baja que en el mismo mes del año pasado y acumula una caída de 16% en el primer trimestre.

El mes pasado, según la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa), se produjeron 58.319 autos en el país, 20.700 menos que un año atrás. El resultado, sin embargo, no es malo sólo en comparación con un año récord, como fue 2013, sino también frente a períodos anteriores. En marzo de 2011 y de 2012, la producción fue de 70.000 y de 68.000 unidades, respectivamente.

Para encontrar un resultado más bajo que el del mes pasado hay que retroceder hasta marzo de 2010, cuando se fabricaron 52.700 autos.

"La baja registrada en la producción automotriz estuvo asociada principalmente a una contracción tanto de la demanda en el mercado local como el externo", dice el informe de Adefa sobre los resultados de marzo.

El desplome de las ventas internas ya había quedado en evidencia el jueves, cuando la Asociación de Concesionarios (Acara) reportó que en marzo los patentamientos cayeron 35% frente al mismo mes del año pasado. Según Adefa, las ventas mayoristas (despachos de las terminales a los concesionarios) también cayeron 35% interanual en marzo. Fue la baja más pronunciada en lo que va del año, después de las caídas de 19% en enero y febrero.

Como menciona el comunicado de Adefa, las exportaciones tampoco ayudaron. En marzo, después del leve repunte de 5,5% que habían registrado en febrero, las ventas al exterior se desplomaron casi 31%. También en este caso, el resultado no es negativo únicamente respecto a 2013, sino frente a períodos anteriores. Los 28.787 vehículos que se exportaron el mes pasado no alcanzan los niveles de los cuatro años anteriores. Sólo en marzo de 2009 se despacharon menos autos al exterior.

En el acumulado del primer trimestre, las exportaciones de autos registran una caída interanual de 17,8%, que se explica casi en su totalidad por los menores despachos a Brasil. Entre enero y marzo se exportaron a ese país 65.641 autos, 13.300 menos que en el mismo período de 2013. Pese a esa caída, Brasil concentró el 88,3% de las ventas de autos al exterior. Europa, el segundo mercado de exportación, tiene una participación de apenas 3,2 por ciento.

En este contexto, el presidente de Adefa, Enrique Alemañy, dijo que "los números ponen de manifiesto la necesidad de continuar trabajando en la mejora de competitividad y acelerar las gestiones para alcanzar una mayor apertura hacia nuevos mercados ampliando el potencial de producción local".

Según el informe de Adefa, la caída de la producción en marzo también es consecuencia de "los diferentes conflictos que se generaron al interior de algunos proveedores que derivaron en paradas de plantas en los mismos, alterando el normal funcionamiento de varias de las terminales asociadas".

La crisis que atraviesan los concesionarios y las terminales de autos afecta también a los fabricantes de autopartes, cuya producción se dirige en gran parte a la producción de vehículos nuevos (los autopartistas también exportan y abastecen al mercado de reposición). En el sector esperan que, en el año completo, la producción de las terminales se contraiga 18%, lo que tendrá un impacto en la producción de las autopartistas.

En los últimos meses algunas terminales se han visto obligadas a parar su producción y otras han empezado a trabajar con turnos reducidos para no acumular stocks.

A fines de 2013, cuando aún se discutía la iniciativa oficial de aumentar los impuestos internos a los autos de alta gama, el presidente de Acara, Abel Bomrad, advirtió que esa medida "tiraría por tierra" el Plan Estratégico Industrial 2020, que proyecta una producción de 2 millones de vehículos para ese año y un mercado interno de 1,5 millones de unidades. Los resultados del primer trimestre, de hecho, se ubican muy lejos de esos objetivos. Otros factores que explican el desplome en las ventas son la devaluación (y la posterior suba de precios) y las mayores tasas de interés.

Con el mercado en picada, las terminales empiezan a barajar nuevas opciones para aumentar sus ingresos. Peugeot, por ejemplo, ha optado por dar más peso al servicio de postventa (con la apertura de nuevos talleres) y fomentar los services entre los clientes.

El desplome también se sintió en brasil

En marzo, las terminales brasileñas fabricaron, según Anfavea, la entidad que las agrupa, 271.217 vehículos, 17,6% menos que en el mismo mes del año pasado. En el acumulado del primer trimestre, la producción de autos de Brasil rozó las 790.000 unidades, lo que implica una caída de 8,4 por ciento. Según Anfavea, la caída de la producción registrada en marzo responde, por una parte, a los ajustes en las líneas de producción para adecuarlas a la menor demanda interna, pero también a la caída de las exportaciones hacia la Argentina, donde la devaluación del peso encareció los vehículos importados, entre ellos los brasileños. En el primer trimestre de 2014, Brasil exportó 68.000 autos, 34,7% menos que hace un año.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas