Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La Ciudad propone romper el gueto de las villas para ganar inclusión

Chain, ministro de Desarrollo Urbano porteño, y Klemensiewicz, secretaria de Hábitat e Inclusión, recorrieron las comunas colombianas

Domingo 13 de abril de 2014
SEGUIR
LA NACION
0

MEDELLÍN.- Jorge Melguizo es un inquieto periodista colombiano que un día descubrió que, desde la política, se podía ayudar a cambiar la lacerante realidad que, día tras día, golpeaba a Medellín, su ciudad. Sergio Fajardo, actual gobernador de Antioquia y ex alcalde de Medellín por el Partido Verde, lo convocó a trabajar durante su gestión y fue, entre 2004 y 2010, secretario de Cultura Ciudadana y secretario de Desarrollo Social del municipio. Hoy, Melguizo es asesor del gobierno de la ciudad de Buenos Aires y trabaja junto con Marina Klemensiewicz, secretaria de Hábitat e Inclusión Social de la ciudad.

Melguizo fue quien guió a Klemensiewicz y a Daniel Chain, ministro de Desarrollo Urbano de la Ciudad -principales figuras de la delegación porteña en el VII Foro Mundial de Ciudades, organizada en esta ciudad por la Secretaría de Hábitat de la ONU.

"La primera vez que fui a Buenos Aires me enteré de que una de las villas, se llamaba Ciudad Oculta. Y ese nombre simboliza lo que ocurre allí. Las villas están ocultas. O las quieren ocultar... Las villas no se ven, tal vez, por la geografía, donde todo es plano, a diferencia de lo que ocurre aquí, donde las villas están sobre las laderas de las montañas y siempre quedan a la vista de todos", comienza a decir Melguizo.

"En Buenos Aires, las villas son sucias. Aquí -en Medellín- hay pobreza, pero no se ve la miseria que se observa en algunas zonas de Buenos Aires. Mire, la primera impresión que tuve después de caminar por la villa 31 de Retiro, era que lo que se percibía era una falta total de presencia del Estado", afirma.

Relata que en los sectores más desprotegidos de su ciudad, la gente tiene asfalto, energía eléctrica -por la que paga- y agua potable. En Buenos Aires (donde además las villas son extremadamente sucias), no ocurre nada de esto. De allí, que afirme lo de la total ausencia del Estado.

Lo que falta

Klemensiewicz y Chain, protagonistas de tres presentaciones en el Foro, en las que explicaron los avances realizados por Buenos Aires en temas de inclusión y en gestión de obras públicas, caminaron los barrios más desprotegidos de la ciudad y las obras que en ellos se vienen realizando desde hace más de dos décadas.

Dijeron volver conformes a la Argentina. Conscientes de que, aunque es mucho el camino que falta recorrer, van por el buen camino.

"No hay que copiar modelos; no venimos a copiar modelos", dijo el ministro Chain a LA NACION. "Aquí hay que mirar lo que se hizo, tomar nota de todo, sacar conclusiones y luego tomar nuestras propias decisiones. En estos temas, no hay soluciones mágicas."

Klemensiewicz, a su turno, afirmó, sin dudar, que la visita a Medellín, fundamentalmente, le sirvió para confirmar que las tareas que lleva a cabo desde la secretaría que dirige van por el rumbo correcto. "Hay que lograr que la villa deje de ser un gueto, que dejen de ser invisibles. Las villas tienen que transformarse en barrios comunes para poder integrarse a la ciudad", declara la funcionaria.

Melguizo aporta la experiencia colombiana: "Nosotros aprendimos que enviar a la gendarmería y la policía, además de ser extremadamente caro, no producía resultados positivos. Nosotros tenemos que ser capaces de mostrar lo que nos pasa y ponerles nombres a las cosas y los que viven en las villas tienen que aprender que una comunidad se construye con deberes y obligaciones. El asistencialismo no sirve. Yo, Estado, te doy, pero también tengo que recibir tu respeto por las obras públicas, tu pago por la luz, el gas, el pavimento y la limpieza. Eso es conciencia de comunidad".

¿Cuáles son los avances que destaca la gestión macrista en el área de inclusión? Podrían resumirse en tres puntos: haber logrado un conocimiento del territorio de las villas que antes no tenía. Haber generado una presencia física dentro de las villas y haber realizado -con diverso éxito- una 150 obras dentro de las villas para mejorar el espacio público, el saneamiento y la interconectividad.

Reconocimiento a Santa Fe

La ciudad de Santa Fe recibió un reconocimiento de las Naciones Unidas por su política de gestión de riesgos, durante la séptima sesión del Foro Urbano Mundial WUF 7, que se desarrolló en Medellín. La directora de la Secretaría para la Reducción de Riesgos de Desastres de las Naciones Unidas, Margareta Wahlström, fue la encargada de entregar la distinción al intendente José Corral.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas