Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Maduro insiste con una nueva "ofensiva económica"

Quiere incrementar la producción, reducir la inflación y luchar contra la escasez; los empresarios dudan de su eficacia

Miércoles 23 de abril de 2014
0

CARACAS.- En un intento por combatir la escasez de bienes y las dificultades económicas que golpean el bolsillo de los venezolanos, el presidente Nicolás Maduro presentó una batería de medidas económicas y fiscales encaminadas a incrementar la producción y reducir la inflación.

Entre los analistas y empresarios existen dudas de que la denominada "nueva ofensiva económica" pueda ayudar a superar la crisis económica, en un contexto de incertidumbre política tras las protestas callejeras que comenzaron hace más de dos meses.

El anuncio económico se produce en un contexto de una compleja situación económica caracterizada por una desbordada inflación -que alcanzó en febrero una tasa anualizada del 57,3%-, graves problemas de abastecimiento de alimentos y otros bienes básicos, un fuerte déficit fiscal y deficiencias en el mercado cambiario.

Las medidas se centran en tres ejes: producción, abastecimiento y precios justos. Al hablar de la "nueva ofensiva económica", Maduro dijo recientemente que Venezuela "debe producir más y mejor para destrabar todos los mecanismos inducidos o creados que impidan la producción en el país".

Venezuela, que cuenta con las mayores reservas petroleras del mundo, cerró 2013 con un crecimiento de 1,6% del producto bruto interno, muy por debajo del registro de 2012, que había sido de 5,6%. El gobierno venezolano se fijó una meta de crecimiento del 4% para 2014 y una inflación de entre el 26 y el 28 por ciento.

Varios dirigentes empresariales han señalado que las actividades y la producción de algunos sectores fundamentales descendieron en el primer trimestre por la paralización de las importaciones de materias primas e insumos, causada por el retraso del gobierno en la venta de las divisas oficiales.

Maduro puso en vigencia a inicios de año una "ley de precios justos" que establece ganancias máximas del 30% para los empresarios, y creó una Superintendencia Nacional de Precios Justos para garantizar el cumplimiento de la nueva regulación.

Según el presidente, para asegurar el abastecimiento "hay que terminar de desmontar los mecanismos de la guerra económica, ya que siguen funcionando".

Desde fines del año pasado, las autoridades intensificaron las inspecciones y sanciones a los comercios para evitar el acaparamiento y combatir el contrabando.

Maduro inició en noviembre una primera fase de la "ofensiva económica" que implicó un plan masivo de fiscalizaciones de comercios, expropiaciones de algunas tiendas de electrodomésticos que fueron acusadas de especular con los precios, y reducciones de más de 20% en el valor de algunos productos, lo que animó frenéticas compras a fines de 2013.

El líder opositor Henrique Capriles criticó el efecto de las medidas porque, a su juicio, el gobierno impulsa un "modelo fracasado". "Dicen que anunciarán algunas medidas económicas. Pero todo indica que es puro reciclaje, así no saldremos del caos", escribió Capriles en su cuenta de Twitter.

Agencias AP y AFP

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas