Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Quejas por el estado de las plazas de Puerto Madero

Culpan a skaters y motoqueros de dañar el mobiliario urbano; reclaman más presencia de la Ciudad

SEGUIR
LA NACION
Sábado 03 de mayo de 2014
0

Los vecinos de Puerto Madero están preocupados y enojados por el estado y el uso que en los últimos tiempos se le da a varios de los espacios verdes que hay en el barrio.

Por un lado, alertan que desde hace varios meses es visible la falta de mantenimiento y el incremento de actos vandálicos en las plazas, en las que -según afirman- faltan luces y los muros y parte del mobiliario urbano están pintados con grafitis.

Denuncian también que los skaters que realizan actividades supuestamente recreativas y los motoqueros -a quienes acusan de provocar los daños- se adueñan de los parques sin que se vea ningún control efectivo por parte del gobierno porteño.

Los bancos de cemento son usados como rampas sobre las escaleras del parque Mujeres Argentinas
Los bancos de cemento son usados como rampas sobre las escaleras del parque Mujeres Argentinas. Foto: LA NACION / Maximiliano Amena

El barrio tiene fama de ser uno de los más seguros de la ciudad y quienes viven allí afirman que lo eligen por el entorno y la tranquilidad de la que supo hacer gala, pero que, aparentemente, poco a poco va perdiendo.

"Es una lástima que en el último tiempo se haya arruinado tanto", dice Sandra Amerise, desde el balcón de su departamento con vista al parque Mujeres Argentinas.

Nueve pisos más abajo la mayoría de los bancos de material del paseo fueron dados vuelta por los skaters que los utilizan como rampas para ensayar piruetas sobre sus tablas.

En el mismo lugar todos los cestos de basura lucen llamativos grafitis, la mayoría reñidos con el buen gusto y con el arte callejero.

Para la mujer, que vive en el barrio desde 1998, "pareciera que al gobierno de la ciudad no le importara el cuidado del espacio público".

Amerise cuenta que algunas noches atrás vio cómo un grupo de motoqueros utilizaba las veredas del mismo parque como improvisada pista de carreras.

Vanesa Leibas es otra de las vecinas indignadas de Puerto Madero. Ella dice que el barrio "quedó a la deriva, sin control".

"Los vecinos no queremos que el turista o los ocasionales visitantes dejen de venir a Puerto Madero. Todos tenemos derecho a disfrutar de estas lindas plazas. Pero, al menos, pedimos no sólo que haya más control sobre los que dañan lo que es de todos, sino que, si las cosas se rompen, que haya mantenimiento y las arreglen."

La burocracia de siempre

El mantenimiento de las plazas porteñas está bajo la órbita del Ministerio de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad. Allí fuentes oficiales explicaron ante la consulta de LA NACION que hasta no hace mucho tiempo el cuidado de los parques de Puerto Madero, especialmente el Mujeres Argentinas, le correspondía a la Corporación Antiguo Puerto Madero SA. La cesión de la responsabilidad, agregaron, se inició el año pasado.

Según los voceros del Ministerio de Ambiente, la transferencia se inició al mismo tiempo que el parque Mujeres Argentinas fue ocupado por el Comité Olímpico Internacional (COI), que allí montó gran parte de la infraestructura necesaria para la realización en Buenos Aires de la Asamblea General del Comité Olímpico Internacional .

En teoría, el COI se había comprometido a dejar el lugar en las mismas condiciones en las que lo había encontrado, pero esto, según el gobierno de la ciudad, no ocurrió.

Pese a ello, según se desprende de la comunicación oficial del Ministerio de Medio Ambiente, en la actualidad hay una empresa que tiene un contrato vigente para mantener en condiciones el parque, pero desde la Dirección General de Fiscalización en Vía Pública se estima que ésta no posee los medios para mantenerlo. Dicen que la falla será corregida, con una nueva licitación, cuando termine la actual, lo que ocurriría a fin de este año.

Para los vecinos del barrio, lo que existe "es una total anarquía". Amerise lo ejemplificó: "Acá viene cualquiera y hace lo que quiere. Una vez, saqué a pasear mi perro y un grupo de muchachos me echó porque estaban jugando al fútbol".

Uno de los puntos que con más énfasis reclaman los vecinos es la necesidad de generar, "de manera urgente", espacios especiales para cada una de las actividades que se practican en los parques.

Para Leibas, una solución sería que el gobierno porteño construya rampas de distinta dificultad para que los amantes del skate puedan continuar practicando su deporte "sin romper con la convivencia entre los usuarios de las plazas".

"No puede ser que durante el fin de semana falten bancos para sentarse porque ellos [los skaters] los están utilizando para hacer pruebas", se quejó Amerise.

A siete cuadras del parque Mujeres Argentinas, Alejandro Ginevra, desarrollador de Madero Harbour, observaba con asombro cómo había quedado arruinado el respaldo de un banco de madera tras el paso de un skater. "¿A vos te parece que tengan que hacer esto?", dijo el encargado de mantener la plaza Eva Perón.

Como el resto de los vecinos, el empresario cree que "para buscarle una vuelta al problema de los que practican diversas actividades de manera desordenada se podrían generar espacios exclusivos", dijo.

Si bien Ginevra se ocupa directamente de que el parque Eva Perón esté en condiciones, a diferencia de lo que sucede con el parque Mujeres Argentinas que debe ser mantenido por el gobierno porteño, el hombre no tiene el poder de policía para controlar a quienes cometen tropelías.

"Todos los días arreglamos mobiliarios rotos; vemos camioneros que prácticamente se instalan en la plaza. Los vándalos nos rompen las luminarias o se roban las flores que luego dejan tiradas", enumeró el desarrollador.

Cansado de lidiar contra los vándalos, Ginevra reconoció que, como ocurrió en todos los espacios verdes de Puerto Madero, decidió cerrar los baños públicos para que no vuelvan a ser intrusados.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas