Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Echaron a Coscia y asumió como ministra de Cultura Teresa Parodi

La Presidenta tomó juramento a la cantante y elevó por decreto el rango del organismo, que hasta ahora era una Secretaría de Estado; "imagino un ministerio de puertas abiertas", expresó la folklorista

SEGUIR
LA NACION
Jueves 08 de mayo de 2014
0

La cantante y compositora correntina Teresa Parodi fue designada ayer ministra de Cultura de la Nación tras la renuncia por expreso pedido de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner del secretario del área, el cineasta Jorge Coscia.

El movimiento de fichas no sólo significó el nombramiento de Parodi , una ferviente defensora del kirchnerismo y número fijo en los festivales culturales oficiales, sino que además decidió elevarse el rango de la Secretaría de Cultura a Ministerio, según el decreto de necesidad y urgencia 641, publicado ayer en el Boletín Oficial. Ahora, la estructura gubernamental suma 16 ministerios.

Consultado sobre el motivo de su renuncia, Coscia contestó: "Fue por pedido de la Presidenta. Es algo que no me corresponde a mí explicar".

La popular folklorista prestó juramento ante Cristina Kirchner en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno
La popular folklorista prestó juramento ante Cristina Kirchner en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno. Foto: DyN

El ahora ex funcionario, que reemplazó en 2009 a José Nun, comentó que le habían ofrecido ocupar un cargo en una embajada, pero que no lo aceptó por motivos personales. Aunque reiteró que no le correspondía a él explicar las razones de su remoción, Coscia, director de películas como 17 de octubre, una tarde de sol y la inefable Luca Vive, dijo que la decisión de la Presidenta "debe ser celebrada" y consideró que la creación de un ministerio a cargo de Parodi "es un gran avance".

Algunas fuentes del Gobierno indicaron a LA NACION que los cambios responden a una necesidad de darle un mayor relieve a una gestión cultural "agotada y cansina" que mostraba pocos resultados. También, emergieron versiones sobre supuestos "fuertes desmanejos administrativos" relacionados con las actividades de la Secretaría a cargo de Coscia, que, por cierto, abandona la gestión cultural con varias denuncias judiciales en su contra.

Por su parte, la reconocida cantante asumió ayer por la tarde en medio de la celeridad de un acto celebrado en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno. Más temprano, apenas se hizo pública la elección de la Presidenta, expresó: "Es un honor estar ahí; todavía no salgo de mi asombro, pero estoy dispuesta a trabajar. La responsabilidad es enorme y me emocioné mucho al enterarme de la noticia". Acerca de cómo había conocido su designación, contó: "Me llamó la Presidenta [anteanoche] y me dijeron si quería. Dije que sí, pregunté desde cuándo y me respondieron que desde mañana mismo [por ayer]". Su nombramiento salió publicado ayer en el Boletín Oficial con el nombre de Teresa Adelina Sellarés, ya que Parodi, en realidad, es el seudónimo con el que se hizo popularmente conocida a través de canciones como "Pedro canoero".

"Imagino un ministerio de puertas abiertas, con las mismas políticas que ya están, más profundizadas para que sea más visible la maravillosa diversidad cultural que hay en la Argentina", destacó la flamante funcionaria luego de jurar ante Cristina Kirchner. "La creación del Ministerio de Cultura es una noticia extraordinaria, y estoy muy emocionada y honrada de que la Presidenta piense que yo puedo trabajar desde allí para seguir haciendo la gestión cultural que ya lleva este Gobierno y que vamos a seguir construyendo. Es una responsabilidad inmensa y no veo la hora de empezar a trabajar", señaló Parodi y manifestó que cuando juró pensó "en Mercedes Sosa, porque ella tendría que estar aquí".

El anuncio despertó en la comunidad artística una adhesión similar a la que generaron los anuncios de Gilberto Gil como ministro de Cultura del Brasil o de Susana Baca en Perú. Parodi, ahora, se suma un poco tardíamente a esa nueva tendencia en la región.

La nueva ministra, que hace años ocupó la Dirección de Música de la Ciudad durante el gobierno de Aníbal Ibarra, se desempeñaba como directora del espacio cultural de la Asociación Madres de la Plaza de Mayo, Ecunhi, que funciona en la ex ESMA. Parodi, incluso, fue tapa de la revista Sueños Compartidos, órgano de difusión de ese centro cultural hasta que estalló el escándalo Schoklender.

Detrás del telón de fondo de la designación ministerial quedan todavía irresueltas las disputas puntuales entre el removido secretario de Cultura, Coscia, y el director de la Unidad Ejecutora Bicentenario, Javier Grosman, uno de los hombres de gestión cultural de mayor poder y ascendencia en el círculo presidencial.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas